ICTERICIA DEL RECÉN NACIDO

ICTERICIA DEL RECÉN NACIDONombres alternativos: Ictericia del neonato; Hiperbilirrubinemia neonatal

¿Qué es?

La ictericia es una condición común en recién nacidos. Se refiere al color amarillento de la piel y del blanco de los ojos que es causada por el exceso de bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es un pigmento normal, amarillo, generado por el metabolismo de las células rojas de la sangre.
El niño queda ictérico cuando la formación de bilirrubina es mayor que la capacidad de su hígado de la metabolizar.

¿Cuáles son los síntomas de la ictericia?

La ictericia normalmente aparece alrededor del segundo o tercero día de vida.
Empieza por la cabeza y progresa hacia bajo. La piel de un bebé ictérico quedará amarilla primero en la cabeza, después en el tórax, en el abdomen y, por fin, en las piernas. El blanco de los ojos de un niño también podrán quedarse amarillos.

¿Cómo se reconoce que un recién nacido está con ictericia?

Una maniobra simple para ictericia es apretar suavemente con la punta del dedo la punta de la nariz o la testa del recién nacido. Si la piel permanece blanca (esta maniobra funciona para todos los niños) no hay ictericia; si el color es amarillento usted debe llevar su niño al pediatra para verificar si la ictericia es significativa y requiere algún tipo de tratamiento. En la presencia de piel mucho amarillenta, hay necesidad de prueba de sangre para evaluar la intensidad, hacer un diagnóstico con mayor precisión del tipo de ictericia e indicar el tratamiento más adecuado.

¿Por qué existe preocupación con un neonato con ictericia?

La acumulación de esto pigmento por encima de determinados límites es extremamente tóxico para el sistema nervioso, pudiendo causar lesiones graves y irreversibles.
Tipos de ictericia

Hay varios tipos de ictericia en el recién nacido. Los más comunes son los siguientes:

  • Ictericia fisiológica (normal): Ocurre en más del 50 % de los recién nacidos. Esta ictericia se debe a la característica propia del bebé, que lleva a un metabolismo lento de la bilirrubina. Generalmente surge entre el 2º y el 4º días de vida, y desaparece entre la 1ª y la 2ª semana de edad.
  • Ictericia del prematuro: Ocurre con mucha frecuencia en bebés prematuros, puesto que ellos llevan mucho más tiempo para conseguir excretar de forma eficaz la bilirrubina.
  • Ictericia de la leche materna: En cerca del 1 % a 2 % de los bebés alimentados al pecho puede ocurrir ictericia causada por sustancias que reducen la excreción intestinal de la bilirrubina. Empieza generalmente alrededor de los 4 a 7 días de vida y puede durar de 3 a 10 semanas.
  • Por incompatibilidad del grupo sanguíneo (Rh o ABO): La ictericia por incompatibilidad muchas veces empieza ya durante el primer día de vida. La incompatibilidad  Rh causa la forma más severa de ictericia, siendo prevenida mediante una inyección de inmunoglobulina  anti-Rh  (Rho GAM) en la madre dentro de 72 horas después del parto. Esto impide la formación da anticuerpos que podrían colocar en riesgo los próximos bebés.

Prevención de complicaciones de la ictericia

Usted debe acudir al pediatra de su bebé inmediatamente si:

  • La ictericia es identificable durante las primeras 24 horas de vida.
  • La ictericia alcanza los brazos o piernas.
  • Su bebé presenta fiebre.
  • Su niño parece enfermo.

Busque su médico si:

  • El color parece más intenso después del 7º día.
  • La ictericia no desaparece después del 15° día.
  • Su bebé no gana peso suficiente.
  • Usted está preocupa por la intensidad de la ictericia.
  • Usted tiene cualquier duda – de cualquier tipo- en cuanto a la salud de su bebé.

¿Cómo se trata?

Si la ictericia es de nivele leve a moderado, cerca de 5 a 7 días de vida el bebé tendrá resuelto él mismo la ictericia.
Si la ictericia alcanza niveles más altos, puede ser necesario fototerapia (baños de luz). También se pueden recomendar alimentos más frecuentes para ayudar el bebé a eliminar la bilirrubina por las heces.
En algunos casos, su médico puede pedir para interrumpir el amamantamiento al pecho temporalmente. Durante esto tiempo, usted puede agotar el pecho con un bombillo, así usted puede mantener la producción de la leche del pecho y usted podrá empezar a amamantar nuevamente una vez que la ictericia tenga disminuido. En algunos casos, un cambio de sangre puede ser necesaria para eliminar el exceso de bilirrubina de la sangre del bebé.
Raros casos no tienen tratamiento satisfactorio, algunos necesitan intervención quirúrgica.

Pronóstico
Si se acude con tiempo, la situación puede ser totalmente controlada sin dejar secuelas.

VACUNACIÓN E INMUNIZACIÓN

Vacunación o inmunización activa acontece cuando una persona es estimulada, por acción de una vacuna, a desarrollar una defensa contra una enfermedad infecciosa.

Vacunas liberadas en Estados Unidos hasta  el año 2.007: Ántrax, Tuberculosis (BCG), Papera, Cólera, Tos Ferina (Pertusis), Difteria, enfermedad de Lyme, Encefalitis Japonesa, Fiebre Amarilla, Gripe, Hepatitis A, Hepatitis B, Haemophilus  B, Meningococo, Peste, Neumococo, Polio, Rabia, Rubéola (sarampión alemán), Sarampión, Tifus, Tétanos, Varicela, Papilomavirus humano (HPV), Rotavirus,

Administración de múltiplas vacunas

La mayor parte de las vacunas se pueden  emplear de forma simultánea y, eventualmente, en preparación única. Algunas necesitan aplicación en sitios y vías distintos, brazo o muslo, inyección intramuscular o subcutánea. Algunas vacunas no deben ser aplicadas simultáneamente (vacunas orales contra polio y contra fiebre amarilla o contra cólera).

Dosis perdidas de vacunas

Por si acaso se hubiera pasado por alto el plazo de aplicación de una vacuna no hay necesidad de recomenzar la serie entera de vacunación,  debiéndose administrar la dosis olvidada en la primera oportunidad.

Estado de vacunación desconocido o incierto

Las personas que no están seguras acerca de su estado de vacunación deben considerarse como susceptibles a la enfermedad en cuestión y , debiéndose actualizar  la inmunización apropiada.

Dudas y contraindicaciones

No se  contraindica la vacunación en las siguientes situaciones:

  • enfermedades agudas con fiebre moderada hasta 38° C
  • Diarrea sin manifestación sistémica
  • Fase de convalecencia
  • Tratamiento con antibiótico
  • Reacción previa a vacuna con bermellón, dolor, edema local y fiebre moderada
  • Nacimiento Prematuro
  • Embarazo
  • Exposición a enfermedad infecciosa
  • Amamantar
  • Desnutrición

Inmunización pasiva

La inmunización pasiva implica en la administración de anticuerpos preformados a un individuo.

Tres situaciones orientan la inmunización pasiva:
 

  • Deficiencia en la elaboración de anticuerpos (uso de corticoides)
  • Exposición a una determinada enfermedad en pacientes de riesgo importante ( niño leucémico expuesto al sarampión)
  • Terapéutica (cuando una persona ya enferma puede  beneficiarse suprimiendo efectos tóxicos, como, por ejemplo, en el botulismo o disminuyendo una reacción inflamatoria, como en la enfermedad de Kawasaki.) Los productos usados en estas situaciones son generalmente gammaglobulina o similares.

AUTISMO

 

¿Lo qué es?

Autismo es un desorden en lo cual un niño pequeño no puede desarrollar relaciones sociales normales, comportándose de manera compulsiva y ritualista y, generalmente, no desarrolla una inteligencia normal.

El autismo es una patología diferente del retardo mental o de la lesión cerebral, aunque algunos niños con autismo también tengan esta enfermedad.

Las señales de autismo normalmente aparecen en el primer año de vida y siempre antes de los tres años de edad. El desorden es dos a cuatro veces más común  en muchachos  que en muchachas.

Causas

La causa del autismo no es conocida. Estudios de gemelos idénticos indican que el desorden puede ser en parte genético, porque tiende a afectar a ambos gemelos si afecta a uno de ellos. Aunque  la mayoría de los casos no tenga ninguna causa obvia, algunos pueden estar relacionados a una infección viral (por ejemplo rubéola congénita o enfermedad de inclusión citomegálica), fenilcetonuria (una deficiencia heredada de enzima) a la síndrome del X frágil (una degeneración cromosómica).

Síntomas y diagnóstico

Un niño autista prefiere quedarse solo, no desarrolla relaciones personales íntimas, no abraza, evita de hecho el contacto visual, resiste a las mudanzas, es excesivamente apegado a objetos familiares y repite continuamente ciertos actos y rituales. El niño puede empezar a hablar después de los otros de la misma edad, puede usar el idioma de un modo extraño o puede no conseguir – por no poder o no querer – hablar nada. Cuando hablamos con el  niño, el frecuentemente tiene dificultad de entender lo que se dice. El puede repetir las palabras que le son dichas  (ecolalia) o invertir el uso normal de pronombres principalmente tú en lugar de yo o mi al  referirse a sí propio. Síntomas de autismo en un niño llevan el médico al diagnóstico, que es hecho  través de la observación. Aunque ninguna prueba específica esté disponible, el médico puede realizar ciertas pruebas para buscar otras causas de desorden cerebral. La mayoría de los niños  autistas tiene desempeño intelectual desigual, así es que  testar la inteligencia no es tarea fácil. Puede ser necesario repetir las pruebas varias veces. Niños autistas normalmente se hacen mejores en los puntos desempeño (habilidades motoras y espaciales) que en los puntos verbales en el test estandarizado del cociente intelectual (CI). Se cree que aproximadamente el 70% de los niños con autismo tienen algún grado de retardo mental (CI menor que 70).

Entre el 20 a 40% de los niños autistas, especialmente aquellos con CI menor que 50, comienzan a tener convulsiones antes de la adolescencia.

Algunos niños autistas no presentan aumento de los ventrículos cerebrales que se pueden ver en la tomografía cerebral computarizada. En los adultos que padecen autismo, las imágenes por resonancia magnética pueden mostrar anormalidades cerebrales adicionales.

Una variante del autismo, a veces llamada Trastorno Generalizado del Desarrollo – Sin Otra Especificación (en inglés PDD-NOS – Pervasive Developmental Disorder Not Otherwise Specified),con inicio en la niñez,  o autismo atípico, puede tener inicio más tardío, hasta los 12 años 

de edad. Al igual que el niño con autismo de inicio precoz, el niño con autismo atípico no desarrolla relaciones sociales normales y frecuentemente presenta maneras extrañas y patrones anormales de hablar. Estos niños también pueden presentar síndrome de Tourette, enfermedad obsesivo-compulsiva o hiperactividad. 

Así, puede ser muy difícil para el médico diferenciar estas condiciones

Pronóstico y tratamiento

Los síntomas de autismo, por lo general, persisten a lo largo de toda la vida.

Muchos especialistas  acreditan que el pronóstico está fuertemente relacionado a la cantidad de idioma utilizable que el niño adquirió hasta los 7 años de edad. Niños autistas con inteligencia subnormal – por ejemplo, aquellos con CI debajo de 50 en test estandarizado – probablemente  necesitarán  de cuidados institucionales en tiempo integral cuando adultos.

Niños autistas en la zona de CI próximo al normal o mayor, frecuentemente se benefician de psicoterapia  y educación especial.

La terapia logopedica es iniciada precozmente así como terapia la terapia ocupacional y la fisioterapia.

La lengua de señas a veces es utilizada para comunicación con niños mudos, aunque sus beneficios sean desconocidos. La terapia conductual puede ayudar niños severamente autistas a controlar se a la casa y en la escuela. Esta terapia es útil cuando un niño autista pone a prueba la paciencia, incluso de los  padres más amorosos y los profesores más dedicados.

Lista de Verificación del Autismo

La lista sirve como orientación para el diagnóstico. Como regla los individuos con autismo presentan,  por lo menos el 50 %, de las características relacionadas. Los síntomas pueden variar de intensidad o según la edad.

  • Dificultad de socializar con otras personas.  
  • Insistencia con gestos idénticos, resistencia a mudar la rutina.
  • Risas y sonrisas inadecuadas.
  • No temer el peligro
  • Poco contacto visual
  • Poca respuesta a los métodos normales de enseñanza
  • Juegos muy interrumpidos.
  • Aparente insensibilidad al dolor
  • Ecolalia (repetición de palavras o frases.)
  • Preferencia de estar solo, conducta reservada.
  • Puede no querer abrazos y cariño o puede acomodarse cariñosamente
  • Hace girar los objetos.
  • Hiper o hipo actividad
  • Aparenta angustia sin razón aparente
  • Apego inadecuado a objetos
  • No responde a los ordenes verbales, actuando  como si fuera un sordo
  • habilidades motoras y actividades motoras finas desiguales
  • Dificultad en expresar sus necesidades; emplea gestos o señales para los objetos en vez de usar palabras.

 

ALERGIA ALIMENTARIA

Alergia  Alimentaria

Nombres alternativos: hipersensibilidad alimentaria, intolerancia alimentaria.
¿Qué es?

La alergia alimentaria es una reacción indeseable que ocurre tras el consumo  de ciertos alimentos o aditivos alimentarios. El término hipersensibilidad alimentaria (por lo común utilizado como sinónimo de alergia alimentaria) puede ser definido como una reacción clínica adversa, reproducible tras la ingestión de alergenos (sustancias que desencadenan la alergia) presentes en los alimentos, debido a la exposición un estimulo en una dosis tolerada por individuos normales.

La alergia alimentaria siempre involucra un mecanismo inmunológico, expresándose a través de síntomas muy diversos. La alergia alimentaria es, simplificando al máximo, una respuesta exagerada del organismo a determinada sustancia presente en los alimentos.

¿Cómo pueden ser las reacciones alimentarias indeseables?

Reacciones tóxicas – producidas por la actuación de toxinas o por agentes contaminantes. Secundarias a la ingestión de alimentos contaminados, ellas suelen presentarse agudamente, acompañadas de fiebre, vómitos y diarrea.

No tóxicas por:

  • -intolerancia alimentaria (ejemplo: intolerancia a la lactosa- falta de la enzima lactasa que fragmenta el azúcar lactosa). Ella no es inmunomediada.
  • -hipersensibilidad (alergia) es una reacción desencadenada por mecanismos inmunológicos específicos, con respuesta anormal o exagerada a determinadas proteínas alimentarias que pueden ser mediadas o no por IgE ( inmunoglobulina  E, proteína ligada a factores de defensa)
  • -aversiones psicológicas.
  • -Otras

¿Cuál la frecuencia de la alergia alimentaria?

Las reacciones alimentarias de causas alérgicas verdaderas afectan el 6-8% de los niños de menos de tres años de edad y 2-3% de los adultos. Sin embargo, los padres creen que la incidencia de alergia alimentaria en sus hijos alcance el 28%.

¿Los individuos con otras enfermedades alérgicas  presentan mayor incidencia de alergia alimentaria?

Sí. Pacientes con otras condiciones alérgicas presentan una mayor incidencia de alergia alimentaria, por ejemplo el 38% de los niños con dermatitis atópica y el 5% con asma tienen alergia alimentaria.

¿Cuáles son los factores que tienen mayor participación en la alergia alimentar?

  • ·        La predisposición genética (el 50% de los pacientes con alergia alimentaria tienen historial familiar de alergia)
  • ·        La capacidad de ciertos alimentos en producir alergia
  • ·        Permeabilidad del sistema digestivo
  • ·        Fallo de los mecanismos de defensa a nivel del tracto gastrointestinal

 
¿Qué alimentos tienen más participación en los casos de alergia alimentaria?

 
Entre los alimentos con mayor participación encontramos: huevo, pescado, harina de trigo, leche de vaca, ananás, soya y crustáceos. Las reacciones severas (anafilácticas) hállanse, en la mayor parte de las veces, relacionadas a la ingestión de crustáceos, leche de vaca, maní y nueces.

¿En cuanto a los colorantes, conservantes y aditivos alimentarios?

Las reacciones adversas a los conservantes, colorantes y aditivos alimentarios son raras, pero no deben ser subestimadas.

¿Cómo se manifiestan las alergias alimentarias?

La mayor parte de los síntomas surgen minutos a dos horas tras la ingestión. Tanto la naturaleza de la reacción como su tiempo de inicio y duración son importantes para establecer el diagnóstico de alergia alimentaria. Las reacciones cutáneas (que afectan la piel) más comunes son: urticaria, hinchazón, prurito y eczema. Del sistema digestivo: diarrea, dolor abdominal, vómitos. Del aparejo respiratorio: tos, ronquera y silbido en el pecho. En los niños pequeños, la pérdida de sangre en las heces puede producir anemia y retardo del crecimiento.

Reacción Anafiláctica, ¿Qué es?                                                                          

Es una reacción grave, potencialmente fatal, de inicio súbito  y que requiere socorro inmediato. La anafilaxia es desencadenada por una enorme liberación  de sustancias químicas que despiertan un cuadro grave de respuesta generalizada. Medicamentos, picaduras de insectos, alimentos, etc. pueden ser los gatillos. En situaciones excepcionales el alimento lleva al surgimiento de prurito generalizado, edema (hinchazones), tos, ronquedad, diarrea, dolor en el vientre, vómitos, apretón en el pecho con caída de la presión arterial, arritmias cardíacas y colapso vascular (‘shock anafiláctico’)

¿Qué es el síndrome de alergia oral?

Es una manifestación  de alergia alimentaria  que ocurre tras el contacto de mucosa oral con determinados alimentos. Las manifestaciones son instantáneas: prurito e hinchazón de los labios, paladar y faringe. Los alimentos frecuentemente incluyen las frutas como el melón, sandía, banana (plátano), melocotón (durazno), ciruela, además del apio.

¿Cómo puede el médico hacer el diagnóstico?

El diagnóstico depende de la interpretación conjunta del historial clínico minucioso, de los datos del examen físico acompañados de los exámenes laboratoriales. En el historial clínico las informaciones sobre los alimentos ingeridos son importantes. En algunos casos es posible correlacionar el aparecimiento de los síntomas con la ingestión de determinado alimento; en otros, el cuadro no es tan evidente. El chocolate raramente causa alergia, pero cuando esto acontece es necesario investigar la alergia a la leche de vaca o soya, utilizados en la fabricación. Un historial preciso es importante para que se pueda  determinar el ‘timing’ de la ingestión y el aparecimiento de los síntomas, el tipo de síntomas, los alergenos alimentarios que pueden ser los causantes del problema y el riesgo de atopia (tener varios tipos de alergia). La eliminación de un antígeno fuertemente sospecho durante algunas semanas es, por lo general, utilizada en la práctica clínica como apoyo al diagnóstico de alergia alimentaria. Es necesario que se hagan pruebas  diagnósticas  confiables para la alergia alimentaria.

Pruebas para Alergias

La prueba de escarificación (skin prick test) y la detección de anticuerpos IgE específicos en la corriente sanguínea son más valiosos cuando negativos, visto que su alta sensibilidad les vuelve aproximadamente un 95% precisos para excluir reacciones mediadas por IgE.
La prueba de radioalergoabsorbencia, o RAST, (radioallergosorbent test) y otros semicuantitativos semejantes están siendo sustituidos por métodos más cuantitativos de medida de anticuerpos IgE específicos.
Inmunoenzimático histofluorescencia (CAP-system) ha sido más indicativo de alergia alimentaria. El uso de estos cuantitativos de anticuerpos IgE específicos para alimentos elimina la necesidad de se hacer pruebas de provocación alimentaria en aproximadamente el 50% de los casos.
Prueba de contacto (patch test): no es indicada actualmente para uso corriente.

Cuando el historial y las pruebas laboratoriales indican una respuesta inmunológica no mediada por IgE (mediada por células), se pueden requerir pruebas complementarias para confirmar el diagnóstico de intolerancia alimentaria.

Aunque las pruebas de doble ciego controladas por placebo aun constituyen el patrón oro para el diagnóstico definitivo de alergia alimentaria, los avances tecnológicos hacen aumentar el valor de las pruebas laboratoriales.

La determinación de marcadores inflamatorios en la sangre y en las heces, o reacciones inmunológicas a los alimentos como prueba de hidrógeno expirado para intolerancia a la lactosa, o biopsia gastrointestinal para que se pueda determinar la infiltración de eosinófilos, o atrofia de vellosidades han demostrado resultados dudosos.

En las alergias alimentarias IgE-negativas, las pruebas de provocación doble-ciego y controladas por placebo siguen siendo el patrón oro para el diagnóstico.

La relación entre dermatitis atópica y alergia alimentaria merece especial atención . Más o menos 1/3 de los casos de dermatitis atópica presentan alergia a la leche de vaca y casi ½ de los lactantes alérgicos a la leche tienen dermatitis atópica. La implicación es que las pruebas cutáneas son menos confiables en pacientes con dermatitis atópica, llegando hasta el  24% de falsos positivos. La utilización de pruebas para la determinación de IgE sérica alergeno-específica es útil en tales circunstancias.

Tratamiento de la alergia alimentaria

No existe, todavía, un medicamento para tratar específicamente la alergia alimentaria. Los medicamentos son utilizados para el tratamiento de los síntomas (crisis)

Tres modalidades son por lo general empleadas en el manejo de las alergias alimentarias:

eliminar y evitar alergenos específicos. La exclusión total del alimento causador de la reacción es la única forma comprobada de manejo actualmente disponible. Es de importancia crucial proporcionar al paciente y sus familiares orientación para que él pueda evitar nuevos contactos con el alimento desencadenante. El paciente debe estar siempre atento y comprobar el rótulo de los alimentos industrializados, buscando identificar nombres relacionados al alimento que desencadena su alergia. Por ejemplo, mantequilla, suero, lactoalbúmina o caseinato apunta para la presencia de leche de vaca.
Tratamiento medicamentoso

Los estabilizadores de los mastocitos y los antihistamínicos no desempeñan un papel destacado en la defensa contra las manifestaciones digestivas de alergia alimentaria. En casos excepcionales, el uso de corticosteroides puede que sea necesario. Recientemente,  medicamentos tópicos han sido empleados. Para los pacientes con anafilaxia o con síntomas respiratorios o cardiovasculares, la adrenalina es la sustancia de elección para el manejo  de las reacciones graves causadas por las alergias alimentarias del tipo inmediato y de la anafilaxia.

3. Medidas Preventivas

La incidencia creciente  de enfermedades alérgicas en países industrializados se ha atribuido  a la falta de exposición a  infecciones microbianas en el periodo inicial de la vida o a la llamada ‘hipótesis de higiene’.

Al igual que en otras enfermedades, los factores genéticos y ambientales influencian la manifestación de alergia alimentaria.

Influencias genéticas

Al que parece, los niños varones  presentan  mayor riesgo de enfermedad atópica. El riesgo de alergia en un hermano de un individuo afectado es aproximadamente 10 veces más alto que en la población en general.

Los lactantes  llamados ‘libres de riesgo’ (sin historial familiar) presentan un riesgo alérgico residual de 15%. Los lactantes con ‘riesgo intermediario’ (con padre/madre o hermano atópico) presentan un riesgo de desarrollar alergias de 20-40%.

Los lactantes de ‘alto riesgo’ (con atopia en ambos padres o historial de alergia) presentan un riesgo de desarrollar alergias de 50-80%.

Los cálculos basados en estos datos demuestran números absolutos idénticos de lactantes con y sin riesgo de alergia (11/100), que podrán desarrollar alergias. Planteando dudas: Los programas de prevención de alergias deben ser dirigidos a la población de recién nacidos, en general, o deben ser dirigidos solamente a los lactantes bajo riesgo?
Influencias ambientales

El riesgo de alergia alimentaria padece la misma influencia de los factores ambientales que actúan en la enfermedad atópica en niños evaluados para  enfermedad respiratoria. Factores que incluyen el efecto protector de la lactancia materna  y el efecto nocivo de la exposición al humo del cigarrillo.

Entre los factores ambientales se incluyen la calidad de la alimentación materna durante la gravidez; la edad en que los alimentos sólidos y alimentos alergénicos  han sido introducidos; la exposición a los contaminantes; la operación cesárea; la edad materna, etc.

Los agentes microbianos también pueden tener un efecto importante en la sensibilización atópica y en la inducción de tolerancia. Se ha demostrado que el uso de probióticos (bacterias adicionadas a los alimentos ‘lactobacilos’) es un factor reductor de enfermedad alérgica a largo plazo.

La prevención Primaria

Bloquea la sensibilización inmunológica a los alimentos, principalmente debido a los anticuerpos IgE. Al parecer, existe un periodo crítico antes y luego del nacimiento, durante el  cual  un niño genéticamente programado y susceptible a la atopia se encuentra bajo alto riesgo de sensibilización. El reto es identificar prontamente a los lactantes bajo riesgo y establecer medidas preventivas que sean realistas y aceptables.

La prevención secundaria

Dirigida  a los individuos ya sensibilizados a fin de suprimir la expresión de la enfermedad.

La prevención terciaria

Se propone a limitar los síntomas y problemas adicionales en individuos que ya padecen de alergia crónica. La prevención terciaria es la etapa del tratamiento en la cual se intenta evitar la recaída de los síntomas, además de la susceptibilidad a otras posibles proteínas antigénicas.

Tratamiento sintomático y de sustitución

La sustitución de alimentos por sus equivalentes es de fundamental importancia, principalmente para los pacientes en crecimiento. La participación multidisciplinaria resulta relevante en las situaciones pediátricas. Aprovechando el tratamiento de las ‘crisis’ de modo a minimizar el sufrimiento, abreviar la recuperación y mejor comprender las causas del resurgimiento de los síntomas.

¿Qué hacer cuando por una casualidad uno venga a ingerir el alimento (alergeno)?

Los individuos con alergia alimentaria severa (reacción anafiláctica) deben tener claro esta condición para que los cuidados médicos sean inmediatamente tomados; además, otra medida adicional es tener a mano adrenalina con  sus instrucciones de uso. Las reacciones leves desaparecen espontáneamente o responden a los antihistamínicos (antialérgicos).

El paciente que presenta reacción a determinado alimento, ¿ podrá él volver a ingerilo?

Sí. Aproximadamente el 85% de los niños pierden la sensibilidad a la mayoría de los alimentos (huevos, leche de vaca, trigo y soya) entre los 3-5 años de edad.

 ¿Existe algún medio de prevenir la alergia alimentaria?

 Una  providencia indispensable que se debe tomar con los niños a riesgo: estimular la lactancia materna en el primero año de vida, introducción tardía de los alimentos sólidos potencialmente causantes de alergia, tras el 6º mes, la leche de vaca tras el 1º año de edad, huevos a los 2 años y maní, nueces y pescada solamente tras el 3º año de vida.

RETARDO MENTAL

Retardo mental

De manera general, un individuo puede ser identificado como portador de retardo mental basado en los siguientes tres criterios:

  1. Nivel de funcionamiento intelectual general abajo del promedio (C I) de 70-75.
  2. Presencia de limitaciones significativas en dos o más áreas de habilidades adaptativas.
  3. La condición está presente antes de los 18 años de edad.

Definición de retardo mental

Retardo mental dice de las limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual

Es caracterizado por:

  1. Retardo mental que se manifiesta antes de los 18 años de edad
  2. Funcionamiento intelectual significativamente más bajo del promedio, concomitantemente a limitaciones en dos o más de las siguientes áreas de habilidades adaptativas:
  3. Comunicación y cuidados personales
  4. Vida en casa y habilidades sociales
  5. Funcionamiento en la comunidad y autodeterminación
  6. Salud y seguridad y habilidades académicas funcionales
  7. Ocio y trabajo

Presupuestos esenciales a la aplicación de la definición

Los siguientes presupuestos deben ser considerados al aplicar la definición.

  1. Una avaluación válida considera las diversidades culturales y lingüísticas como también las diferencias en la comunicación y factores de comportamiento.
  2. La existencia de limitaciones en habilidades adaptativas acontece dentro del contesto del ambiente de comunidad típico de la edad del individuo y en relación con las personas de su edad, siendo indexado a las necesidades individualizadas de auxilio de la persona.
  3. Limitaciones adaptativas específicas frecuentemente coexisten con capacidades en otras habilidades adaptativas o otras habilidades personales.
  4. Con suporte apropiado por un periodo continuo, generalmente ocurrirá mejora en la vida funcional de la persona con retardo mental.

Incidencia

Algunos estudios tienen estimado que el retardo mental afecta 2,5 a 3 % de la población.

Algunos autores, como Batshaw (1997), calculan que el retardo mental es 10 veces más frecuente do que la parálisis cerebral, tiene prevalencia 28 veces mayor do que los defectos del tubo neural, tales como la espina bífida, y 25 veces más común do que la ceguera.

El retardo mental no parece tener preferencia por raza; con todo, aproximadamente 60 % de los afectados son hombres.

Cuadro clínico

Los efectos del retardo mental varían considerablemente de persona a persona, así como las habilidades individuales varían entre las personas que no tienen retardo mental.

De las personas con retardo mental, cerca de 87 % serán afectadas de manera muy leve, y serán un poco más lentas en la adquisición de nuevas habilidades e informaciones. Cuando niños su retardo mental no es fácilmente identificable, pudiendo no ser evidente hasta que entren para la escuela. Muchas de ellas, cuando adultas, conseguirán llevar una vida independiente en la comunidad y no serán más vistas como teniendo retardo mental.

Las restantes 13 % de la populación afectada, aquellas con CI debajo de 50, tendrán serias limitaciones de funcionamiento. Con todo, con intervenciones precoces, educación funcional y con suporte adecuado, cuando adultos, todos podrán llevar vidas satisfactorias en su comunidad.

Diagnóstico

El sistema AAMR (Asociación Americana de Retardo Mental), para el diagnóstico y clasificación de una persona como portadora de retardo mental, sigue tres pasos y describe el sistema de apoyo

que la persona necesita para superar sus límites en las habilidades de adaptación.

El primer paso para el diagnóstico es la aplicación por persona capacitada de una o más pruebas padrones de inteligencia y pruebas padrón de habilidades adaptadas, individualmente.

El segundo paso es describir los puntos fuertes y débiles de la persona en cuatro dimensiones, que son:

  1. Habilidades intelectuales y de comportamiento adaptativo.
  2. Consideraciones emocionales / psicológicas
  3. Consideraciones físicas/ de salud /etiológicas
  4. Consideraciones ambientales

Los puntos fuertes y débiles pueden ser determinados por pruebas formales, observación, entrevistas con personas importantes en la vida del paciente, entrevistas con la persona siendo avaluada, interactuar con la persona y su familia en la vida cotidiana o por una combinación de estos métodos.

El tercer paso exige un equipo multidisciplinar para determinar el apoyo necesario en las cuatro dimensiones mencionadas. Cada apoyo identificado es clasificado en un e cuatro niveles de intensidad – intermitente, limitado, extensivo, intensivo.

  1. Apoyo intermitente:  se refiere a un suporte ofrecido cuando necesario. Un ejemplo es el apoyo necesario para que la persona procure un nuevo empleo en la eventualidad de quedarse sin empleo. El apoyo intermitente puede ser necesario ocasionalmente por un individuo durante su vida, pero nunca de manera continua.
  2. Apoyo limitado: es aquel necesario durante un periodo determinado de tiempo. Un ejemplo es en la transición de la escuela para el trabajo o durante el entrenamiento para una función específica.
  3. Apoyo extensivo: es aquella asistencia que la persona necesita diariamente y sin límite de tiempo. Puede incluir apoyo en casa y/o en el trabajo.

El apoyo intermitente, limitado y extensivo pueden no ser necesarios en todas las áreas para un individuo.

  1. Apoyo intensivo: se refiere al apoyo constante, en todas las áreas, con base diaria, pudiendo incluir medidas para el suporte de vida.

Causa de retardo mental

El retardo mental puede ser causado por cualquier condición que perjudique el desarrollo cerebral antes del nacimiento, durante el nacimiento o durante los años de niñez. Varias centenas de causas han sido descubiertas, pero la causa permanece indefinida en cerca de un tercio de los casos.

Las tres principales causas de retardo mental son:

  1. El síndrome de Down
  2. El síndrome alcohólico – fetal
  3. El síndrome del X frágil

Las causas pueden ser divididas en categorías.

Condiciones genéticas

Resultan de anormalidades de los genes heredados de los padres, debidas a errores de combinación genética o de otros disturbios de los genes ocurridos durante la gestación. Centenas de disturbios genéticos se asocian al retardo mental. Algunos ejemplos son la fenilcetonuria, el síndrome de Down y el síndrome del X frágil.

Problemas durante la gestación

El uso de alcohol u otras dogas durante la gestación puede llevar al retardo mental. Algunas pesquisas relacionan el tabaco en la gestación con un riesgo mayor de retardo mental en la infancia. Otros problemas incluyen la desnutrición, toxoplasmosis, infección por citomegalovirus, rubéola y sífilis. Gestantes infectadas por el virus HIV (SIDA) pueden transmitir el virus para el niño llevando a daño neurológico futuro.

Problemas en el nacimiento

Cualquier condición de estrés aumentado durante el parto puede llevar lesión al bebé: con todo, la prematuridad y el bajo peso al nacer son factores de riesgo independientes más frecuentes que cualquier otra condición.

Problemas después del nacimiento

Enfermedades de la infancia como varicela, sarampión, tos ferina, infección por el hemofilus B que pueden llevar a meningitis y encefalitis, también pueden causar daño al cerebro. Accidentes, intoxicaciones por plomo, mercurio y otros agentes tóxicos también pueden causar daños irreparables al cerebro y sistema nervioso.

Estado socioeconómico

La desnutrición también puede llevar al retardo mental.

Algunos estudios también sugieren que la poca estimulación, que ocurre en áreas muy desprovistas de las experiencias culturales y ambientales ofrecidas a los niños pueden surgir como causa de retardo mental

Prevención

En los últimos 30 años, varios adelantos científicos tienen ayudado a prevenir muchos casos de retardo mental. Estimase que en los EEUU son prevenidos a cada año

  1. 250 casos de retardo mental por fenilcetonuria, gracias a la prueba de la sangre capilar del bebé y al consecuente tratamiento dietético adecuado.
  2. 1000 casos de retardo mental por hipotiroidismo, gracias a la prueba de la sangre capilar y al consecuente tratamiento hormonal adecuado.
  3. 1000 casos de retardo mental por el uso de inmunoglobulina anti-Rh, que previene la enfermedad por incompatibilidad entre la sangre de la madre y del feto, reduciendo la ictericia severa del recién nacido.
  4. 5000 casos de retardo mental causados por infección por el hemofilus B, gracias al uso rutinero de vacuna contra hemofilus en niños.
  5. 4000 casos de retardo mental debidos a la encefalitis del sarampión, gracias a la vacunación de los infantes
  6. Un número desconocido de casos de retardo mental debidos a la rubéola congénita, gracias a la vacunación de los niños.

Otras medidas contribuyen para la reducción del número de casos de retardo mental.

La eliminación del plomo del medio ambiente, medidas preventivas del trauma como el uso adecuado de sillas en los coches y de capacetes para bicicletas, programas de intervención precoz para niños de riesgo, programas de atención pre-natal reduciendo los riesgos de transmisión del virus del SIDA o los defectos del tubo neural..
Todas estas medidas son ejemplos de acciones que ayudan a disminuir el número de personas con retardo mental en la comunidad