TAMAÑO DEL PENE

  • Protásio Alves, MD. Profesor asociado del departamento de Cirugía-Urología en la  Universidad del Estado Rio Grande do Sul (Porto Alegre, Brasil).
  • Cláudio Lima, MD, M.A. en cirugía (urología) por la Universidad del Estado Rio Grande do Sul. (Porto Alegre, Brasil)

 

TAMAÑO DEL PENELa preocupación con el tamaño del pene es común entre los hombres. Tal ansiedad puede ocurrir en la niñez, adolescencia, o madurez. Los muchachos  generalmente se miran y comparan el tamaño del pene. Las bromas y las chacotas resultan de tales comparaciones. Sin embargo, la situación cambia cuando la actividad sexual comienza.

Muchos hombres, a pesar de tener un pene de tamaño normal, lo encuentran pequeño por un número de razones:

  • En los otros los penes son más grandes: esta situación es absolutamente común y carece, a menudo, de base médica. Los pacientes se quejan del tamaño de su órgano, aunque  con erección y penetración vaginal normales.
  • Los pacientes obesos se quejan por tener un pene corto: esta situación se debe a que el pene se halla incrustado en el tejido adiposo del pubis, lo que hace que el órgano se vea mas pequeño.
  • Estatura corporal alta y pene no proporcional: aunque que haya una cierta correlación entre la estatura del paciente y el tamaño de su pene, hay una amplia variación en las medidas encontradas. Los hombres bajos pueden tener penes más grandes que hombres altos, y viceversa.
  • Flacidez y erección del pene: los pacientes suelen preocuparse más por el tamaño de su pene en estado flácido,  que es el momento cuando lo comparan generalmente  con otros hombres. Muchos no saben la longitud de su pene erecto o cual fue el crecimiento adicional. Lo que muchos hombres suelen olvidar es que el tamaño se debe acompañar de una erección para  asegurar la penetración vaginal.

¿Qué es un pene normal?

Sin hacer caso de los aspectos anatómicos de la normalidad, un pene flácido está entre 5 centímetros (1.97 pulgadas) a 10 centímetros (3.94 pulgadas.) El tamaño en estado flácido no determina el tamaño durante la erección. La medida se toma desde donde el pene alcanza el cuerpo (no la piel) al extremo de la glande. Si lo estiramos manualmente, el pene ganará 2 centímetros (0.78 pulgadas) a 5 centímetros (1.97 pulgadas.) Master y Johnson (1966) observaron que un pene erecto mide 12.5 (4.92 pulgadas) a 17.5 centímetros (6.89 pulgadas.) Un bebé recién nacido tiene un pene con longitud media de 3.75 centímetros (1.47 pulgadas).

¿Qué es un pene anormal?

No hay definición universal aceptada. Un pene flácido menor que 4 centímetros (1.57 pulgadas) o un pene erecto menor que 7.5 centímetros (2.95 pulgadas) se debe considerar pequeño. Sin embargo, encontramos pacientes en torno a esos valores que presentan una buena erección y ninguna queja en su relación sexual.

¿Cuáles son las causas del pene pequeño?

Las causas hormonales que provienen de disfunción del testículo o de la hipófisis pueden interferir con el desarrollo del pene así como de todos los órganos genitales masculinos. En medio de estos casos podemos encontrar desórdenes como desde micropenis, a órganos genitales ambiguos. El pene puede tornarse pequeño como consecuencia de traumas, quemaduras o enfermedades adquiridas (enfermedad de Peyronie.) Generalmente, estas causas son raras. Lo más frecuente es el paciente no estar satisfecho con su tamaño de pene, aunque el médico no encuentre ninguna anomalía.

El paciente debe ser examinado a fondo, incluyendo volumen y presencia de los testículos, presencia y localización de pelos del pubis, y otras características sexuales secundarias. Si el pene es considerado de tamaño normal por el médico, el paciente tendrá que ser evaluado por un sexólogo, un psicólogo o un psiquiatra para investigar la causa real de la queja. Si el pene es considerado pequeño y se detectan alteraciones hormonales, se indica el reemplazo de testosterona.

Los tratamientos no-quirúrgicos con bombas de vacío,  dispositivos de tracción mecánica, dispositivos de estímulo electromagnéticos, y los pesos no dan respuesta satisfactoria duradera. El tratamiento quirúrgico implica en una sección de los ligamentos suspensorios del pene, inyección de gordura en el pene (ampliación de la circunferencia) o uso de injertos de piel, muslos o nalgas. Tales tratamientos no están exentos de complicaciones, y algunos de éstos pueden ser graves, por ejemplo necrosis de los retazos, reabsorción de gordura, frustración del paciente. Además, los resultados de estos tratamientos son poco conocidos en la literatura médica.

Conclusión

Desgraciadamente, muchos profesionales, poco éticos se aprovechan de la ansiedad y de las dudas de los pacientes, indicando, sin ningún criterio, tratamientos cuya meta principal es tomar el dinero del paciente más que dar, realmente, una dirección científica. Los pacientes con dudas sobre el tamaño de su pene deben buscar a un profesional cualificado que evalúe la situación, exigiendo posiblemente un consejo multidisciplinar de un sexólogo o de un psicólogo.

Las preguntas que puedes hacer a tu médico.

¿Cómo puedo saber si mi pene es normal?

¿Hay manera segura de agrandar mi pene en caso de que no esté satisfecho con su tamaño?

Chlamydia en el Hombre

Nombre alternativo: Clamidia
 

¿Qué es y cómo se adquiere?

Es una infección de transmisión sexual que afecta, por lo común, la uretra,  causada por la bacteria Chlamydia trachomatis.

Se clasifica como una uretritis no gonocócica. El hombre, al tener relaciones con una compañera infectada, tiene 50 % de probabilidad de infectarse.

¿Qué se siente?

Después de un período de incubación de 3 a 5 semanas, en el cual el paciente está sin síntomas, surge prurito y discreto dolor uretral con surgimiento de secreción fluida y transparente, no mucho abundante.

Es importante saber que durante el periodo de incubación hay gran possibilidad de transmisión de la enfermedad.

La infección por Chlamydia puede abarcar estructuras próximas a la uretra como epidídimos, testículos y próstata, causando epididimitis aguda, orquitis o prostatitis.

Estrechamiento (estenosis) uretrales es una rara complicación si  no se  trata.

La infertilidad masculina o la transmisión fetal son otras complicaciones más temidas. El recto también se puede  contaminar causando dolor rectal con evacuación con sangre y tenesmo.

En la mujer la infección por Chlamydia puede llevar a enfermedad inflamatoria pélvica, embarazo ectópico y sensibilidad abdominal crónica.

¿Cómo se diagnostica?

El histórico del paciente, junto con los síntomas y señales descritos arriba hacen sospechar de Chlamydia.

El examen de la secreción se debe hacer con finalidad de detectar la Chlamydia y también para hacerse el diagnóstico diferencial de gonorrea. Otras pruebas de laboratorio incluyen la inmunofluorescencia para Chlamydia (realizada partir de raspadote células de la mucosa del meato uretral hasta la fosa navicular),  ELISA, PCR Y LCR. Son todas pruebas caras.

Si el examen del frotis uretral de un paciente con síntomas de uretritis contener 4 a 5 leucocitos por campo, ausencia de diplococos Gram negativos intracelulares o si hay más de veinte leucocitos en sedimento del primer chorro de la micción está justificado el tratamiento para Chlamydia.

¿Cómo se trata?

El tratamiento se hace a través de antibióticos como azitromicina, doxiciclina, eritromicina y tianfenicol, debiendo abarcar el paciente y su pareja. Durante esto periodo, abstinencia sexual o sexo con preservativo es recomendado. En general el tratamiento es bien sucedido.

Preguntas que usted puede hacer a su médico.

¿Cómo adquirí esto?

¿Chlamydia puede causar cáncer?

¿Esta enfermedad es transmisible?

¿Cuál es el tratamiento?      

    

CHLAMYDIA EN EL HOMBRE

Nombre alternativo: Clamidia

¿Qué es y cómo se adquiere?

Es una infección de transmisión sexual que afecta, por lo común, la uretra,  causada por la bacteria Chlamydia trachomatis.

Se clasifica como una uretritis no gonocócica. El hombre, al tener relaciones con una compañera infectada, tiene 50 % de probabilidad de infectarse.

¿Qué se siente?

Después de un período de incubación de 3 a 5 semanas, en el cual el paciente está sin síntomas, surge prurito y discreto dolor uretral con surgimiento de secreción fluida y transparente, no mucho abundante.

Es importante saber que durante el periodo de incubación hay gran possibilidad de transmisión de la enfermedad.

La infección por Chlamydia puede abarcar estructuras próximas a la uretra como epidídimos, testículos y próstata, causando epididimitis aguda, orquitis o prostatitis.

Estrechamiento (estenosis) uretrales es una rara complicación si  no se  trata.

La infertilidad masculina o la transmisión fetal son otras complicaciones más temidas. El recto también se puede  contaminar causando dolor rectal con evacuación con sangre y tenesmo.

En la mujer la infección por Chlamydia puede llevar a enfermedad inflamatoria pélvica, embarazo ectópico y sensibilidad abdominal crónica.

¿Cómo se diagnostica?

El histórico del paciente, junto con los síntomas y señales descritos arriba hacen sospechar de Chlamydia.

El examen de la secreción se debe hacer con finalidad de detectar la Chlamydia y también para hacerse el diagnóstico diferencial de gonorrea. Otras pruebas de laboratorio incluyen la inmunofluorescencia para Chlamydia (realizada partir de raspadote células de la mucosa del meato uretral hasta la fosa navicular),  ELISA, PCR Y LCR. Son todas pruebas caras.

Si el examen del frotis uretral de un paciente con síntomas de uretritis contener 4 a 5 leucocitos por campo, ausencia de diplococos Gram negativos intracelulares o si hay más de veinte leucocitos en sedimento del primer chorro de la micción está justificado el tratamiento para Chlamydia.

¿Cómo se trata?

El tratamiento se hace a través de antibióticos como azitromicina, doxiciclina, eritromicina y tianfenicol, debiendo abarcar el paciente y su pareja. Durante esto periodo, abstinencia sexual o sexo con preservativo es recomendado. En general el tratamiento es bien sucedido.

Preguntas que usted puede hacer a su médico.

¿Cómo adquirí esto?
¿Chlamydia puede causar cáncer?
¿Esta enfermedad es transmisible?
¿Cuál es el tratamiento?      

GONORREA EN EL HOMBRE

Sinónimos y nombres populares

Blenorragia, Purgaciones.

¿Qué es?

Es una uretritis causada por una bacteria denominada Neisseria gonorrhea la cual, al microscopio, asemejase a un pequeño riñón.

¿Cómo se desarrolla o se adquiere?

La gonorrea se transmite a través de relaciones sexuales con compañera  contaminada.

El riesgo de  contaminarse , en la primera vez, es de uno 15 a 20 %. El riesgo aumenta con el aumento del número de relaciones con compañera contaminada. Sexo oral o anal también trasmiten gonorrea.

¿Lo que se siente?

Después del contagio, hay un periodo llamado de tiempo de incubación en el cual el paciente se mantiene asintomático. Este periodo varia de dos a diez días. Justo después surge secreción con dolor para orinar.

La secreción aumenta en cantidad con “hinchazón” de la uretra y piel del pene. La gonorrea puede ocurrir sin cualquiera secreción.   

¿Cómo se diagnostica?

La historia del paciente junto con el examen físico son elementos fundamentales para el diagnóstico. El examen microscópico de la secreción con teñido especial (Gram) puede ser realizado en el propio consultorio , por el médico, si hubiera condiciones. Caso no haya condiciones locales, se solicita examen microscópico y cultivo  para  hacer en el laboratorio. En casos dudosos  se puede solicitar un cultivo de Thayer-Martin que es más específico.

¿Cuáles las consecuencias de la enfermedad? 

No tratada, la gonorrea puede causar estrechez uretral en el hombre, como también  afectar otros órganos adyacentes: testículos, epidídimos y próstata. Con los tratamientos modernos, estas complicaciones son raras.

¿Cómo se trata?

Es preferible el uso de antibióticos en dosis única como: Ceftriaxona. Azitromicina, Ciprofloxacina, Cefaxima etc.

Se incentivan la abstinencia sexual o relaciones con preservativo durante el tratamiento.  

¿Cómo se previene?

Selección con mucho criterio de compañera y uso de preservativo son importantes en la prevención.  

Preguntas que se puede hacer al médico.

¿Cómo adquirí esto?
¿Gonorrea puede causar cáncer?
¿Esta enfermedad es trasmisible?
¿Cuál es el tratamiento?

CÁLCULOS RENALES

Piedras en los riñones, Litiasis, Nefrolitiasis

¿Qué es?

El depósito organizado de sales minerales en los riñones o en cualquier parte del aparato urinario es lo que llamase cálculo urinario. Cálculos constituidos por calcio son los más comunes. Otros minerales encontrados son: oxalato, fósforo, ácido úrico. Las “piedras”también pueden  ser formadas por una mixtura de estos elementos. Cuando hay un exceso de estos minerales en el organismo, hay tendencia para que ellos se depositen en la orina. Como por ejemplo, puede se tomar una persona que haga uso exagerado de leche y derivados, los cuales son ricos en calcio. Después de un periodo de tiempo habrá una probable formación de cálculos de calcio en los riñones.

¿Qué se siente?

El cálculo renal es responsable por la famosa cólica renal: dolor en  espaldas o en el abdomen lateral o debajo de las costillas con irradiación para los testículos del mismo lado o para el gran labio vaginal en las mujeres. Generalmente es un dolor fuerte, intenso. El paciente puede tener sangre en la orina. Si hay infección urinaria concomitante surgimiento de fiebre es común. Los cálculos pueden también ser asintomáticos y crecieren hasta un tamaño considerable, sin que el paciente los note.

¿Cómo se diagnostica?

El histórico y el examen físico generalmente hacen la sospecha de cálculo. El análisis de orina presenta sangre en la mayoría de los casos. El diagnóstico es confirmado a través de radiografías del abdomen o ecografía abdominal.

¿Cómo se trata?

El primer objetivo del tratamiento es aliviar el dolor del paciente, lo que se hace con analgésicos y antiespasmódicos. Muchas piedras pequeñas serán eliminadas espontáneamente por el paciente. Otras necesitarán de un tratamiento específico. Cálculos de ácido úrico podrán ser tratados clínicamente con gran ingestión de agua, alcalinizar la orina y sustancias que interfieren en su formación. Los cálculos de calcio no se disuelven de esta manera. Hasta algunos años, la mayoría de las piedras exigía un procedimiento quirúrgico con extenso corte en la piel del paciente. Actualmente, hay varios métodos modernos en el combate a la litiasis. La litotricia extracorpórea utiliza ondas de choque que atraviesan el cuerpo del paciente en dirección del cálculo, fragmentándolo en pequeñas partes que son eliminadas por la orina. Las piedras también pueden ser retiradas a través de tubos denominados endoscopios, los cuales son delgados y posean iluminación en la extremidad. Pueden ser colocados de la uretra en dirección al riñón y con pinzas especiales o en asociación con litotricia los cálculos son removidos. Otra forma de tratamiento consiste en la nefrolitotomía percutánea. En este procedimiento un tubo rígido es colocado en el riñón a través de la piel y por esto tubo (nefroscopio) son retiradas las piedras. Los métodos modernos no están libres de complicaciones y pueden no ser efectivos, necesitando la complementación de otra modalidad de tratamiento. Es frecuente la litotricia no quebrar el cálculo, siendo necesario retirar los fragmentos restantes a través de otro método.

¿Cómo se previene?

Todos los pacientes con litiasis deben realizar exámenes en busca de defectos en el metabolismo de los minerales. Análisis en la sangre y/o en orina de calcio, fósforo, ácido úrico, cistina, fosfátese alcalina son algunos ejemplos de análisis  que se puede solicitar. Alimentos que contengan estos elementos deben ser evitados o no consumidos en exagero. Existen tablas de alimentos con sus principales componentes que son útiles en orientar a los pacientes en que debe ser evitado. Todo paciente que presenta litiasis  debe ingerir una cantidad de agua lo suficiente para producir dos litros de orina por día. Este es un de los factores más importantes en la prevención de cálculos renales. Medicaciones específicas para determinados tipos de cálculos existen y son usadas en situaciones especiales. Los cálculos renales deben ser prevenidos. Una vez presentes en el aparato urinario deben ser tratados principalmente cuando son pequeños. Cálculos grandes son difíciles de tratar mismo con técnicas modernas descritas arriba. Las piedras causan obstrucción con dilatación de las vías urinarias, infección, disminución de la función renal e insuficiencia renal lo que pueden ser las consecuencias finales de esta enfermedad.

Preguntas que usted puede hacer a su médico.

¿Qué causa piedras en los riñones?

¿Piedras en los riñones pueden causar cáncer? 

¿Piedras en los riñones pueden causar una infección?

¿Cuáles los cuidados que debo tomarse estuviera con esta enfermedad?