TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA

Nombres alternativos: Coágulo en las piernas; TVP; DVT; Tromboembolia.

¿Qué es?

La trombosis venosa profunda (TVP) es el desarrollo de un trombo (coágulo de sangre) dentro de un vaso sanguíneo venoso con consecuente reacción inflamatoria del vaso, el cual puede determinar una obstrucción venosa total o parcial.

La TVP es relativamente común (50 casos/100.000 habitantes) y es responsable por secuelas de insuficiencia venosa crónica: dolor en las piernas, edema (hinchazón) y úlceras por estasis (heridas.) Además de ello, la TVP también es responsable por otra enfermedad más grave: la embolia pulmonar.

¿Cómo se desarrolla?

El desarrollo de la TVP es complejo, y puede  estar relacionado con un o más de los tres factores a continuación:

Estasis venosa: Situaciones en que hay disminución de la velocidad de la circulación de la sangre. Por ejemplo: personas postradas en cama, cirugías prolongadas, posición sentada por largo tiempo (viajes de larga distancia en espacios reducidos – avión, bus).
Lesión del vaso: El vaso sanguíneo normal posee paredes internas lisas por donde la sangre pasa sin coagular  (como una manguera por donde fluye el agua.) Lesiones, roturas en la pared  interna del vaso proporcionan la formación  de trombos como, por ejemplo, en traumas, infecciones, medicaciones endovenosas.
Hipercoagulabilidad: Situaciones en que la sangre queda más susceptible a la formación de coágulos espontáneos, como por ejemplo: tumores, embarazo, uso de contraceptivos, diabetes, enfermedades de la sangre.
 
A pesar de que puede afectar los vasos de cualquiera segmento del organismo, la TVP afecta, principalmente, las extremidades inferiores (muslos y piernas).

Algunas personas corren mayor riesgo de desarrollar la TVP, a saber: historia anterior de TVP o embolia pulmonar, varices, parálisis, anestesia general prolongada, cirugía ortopédicas, fracturas, obesidad, quimioterapia, inmovilización durante largos periodos de tiempo (el síndrome del viajero de clase económica), el uso de contraceptivos, embarazo, quemaduras, entre otros.

¿Qué se siente?

Los síntomas de la TVP varían mucho, desde clínicamente asintomáticos (cerca del 50% de los casos de TVP pasan desapercibidos) a signos y síntomas clásicos como aumento de la temperatura local, edema (hinchazón), dolor, rigidez de la musculatura de la pantorrilla.

¿Cómo el médico diagnostica?

Cuando la TVP se presenta con señales y síntomas clásicos es fácilmente diagnosticada clínicamente. En la mayoría de las veces esto no acontece y son necesarios exámenes  específicos, tales como: flebografía (Venografía de las piernas), ecodoppler color, resonancia magnética nuclear (IRM.)

¿Cómo se trata?  

El tratamiento de la TVP tiene por objetivo prevenir la incidencia de embolia pulmonar fatal, evitar la recidiva (reaparición), minimizar los riesgos de complicaciones y secuelas crónicas. Se utiliza medicamentos anticoagulantes (que disminuyen la habilidad de la sangre de formar coágulos) inyectables en elevadas dosis.

¿Cómo se previene?  

El hecho de la TVP ocurrir en pacientes hospitalizados que quedan por largo tiempo en el lecho, o en cirugías importantes conlleva que la prevención se haga necesaria. Por lo tanto, en estos casos, se utiliza medicamentos anticoagulantes en bajas dosis para prevenir la TVP.

Por otra parte,  para personas en general el simple hecho de caminar es una forma de prevención. Estar mucho tiempo parado, sentado lleva a la aparición de TVP. Por lo tanto, siempre que posible, no quedarse mucho tiempo con las piernas en la misma posición. Para los que tienen insuficiencia venosa y, por consiguiente, mayor riesgo de trombosis, se recomienda el uso de medias elásticas.

 

CÁNCER DEL COLON Y DEL RECTO – DETECCIÓN PRECOZ

Sinónimos
Examen Preventivo del Cáncer Colorrectal; Cáncer del colon, de Intestino Grueso, de Recto.

¿Qué es detección precoz o “screening” (chequeo) de un tipo de cáncer?

Detección precoz o “screening” para un tipo de cáncer es el proceso de buscar un determinado tipo de cáncer en su fase inicial hasta antes que él pueda causar algún tipo de síntoma. En algunos tipos de cáncer, el médico puede evaluar cuál grupo de personas sufre mayor riesgo de desarrollar un tipo específico de cáncer a causa de su historia familiar, a causa de las enfermedades que ya tuvo o a causa de los hábitos que tiene, como fumar, consumir bebidas de alcohol o dieta alta en grasas.

A esto se llama factores de riesgo y las personas que tienen estos factores pertenecen a un grupo de riesgo. Para estas personas, el médico puede indicar una determinada prueba o examen para detección precoz de aquel cáncer y con cuál frecuencia se debe repetir esta prueba o examen. Para la mayoría de los cánceres, cuanto más temprano (cuanto más precoz) se diagnostica el cáncer, mayores serán las posibilidades de lucharse contra la enfermedad.

¿Cuál es la prueba que diagnostica precozmente el cáncer de colon?

El tubo digestivo se compone de distintas partes, empezando por la boca, pasando por el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso o colon, el recto y terminando en el ano. El colon y el recto tienen la función de absorber el agua que ingerimos con los alimentos y trasformar la masa de sustancias ingerida y no aprovechada por el cuerpo en heces para que sea eliminada. Estas dos porciones del tubo digestivo son muy semejantes en lo que respecto a la camada que reviste su interior y a su función. Así, los tumores que afectan estas regiones son llamados, normalmente, de cáncer Colorrectal, y tratados como una única enfermedad.

Estos  tumores pueden ser diagnosticados precozmente de varias formas. La prueba de sangre oculta en las heces y los exámenes que investigan el intestino por dentro, como la colonoscopia, la sigmoidoscopia y el enema radiopaco (o enema de bario) son los exámenes más frecuentemente utilizados para hacer un diagnóstico precoz de este tumor.  

¿Cómo el médico hace esto examen?

Prueba de sangre oculta en las heces:

En esto examen, el paciente, después de hacer una dieta específica para realizarlo, debe recolectar la muestra de materia fecal en recipiente proporcionado por el laboratorio y allí los técnicos buscan por sangre que se tenga exteriorizado del tubo digestivo junto con las heces. Los estudios muestran que si se realiza esto examen anualmente, o  cada dos años, con personas entre 50 y 80 años de una determinada población, se pueden disminuir las muertes de esto tipo de cáncer en aquella populación.

Sigmoidoscopía del Recto

En esto examen, el médico introduce por el ano un tubo delgado equipado con una cámara en la punta para dentro del recto buscando pólipos o lesiones sugestivas de alguna trasformación característica de un tumor. Los estudios muestran que si realizan esto examen regularmente las personas mayores de 50 años de una determinada población, disminuyen las muertes que resultan de esto tipo tumor en aquella población. El intervalo de tiempo que se debe observar para hacer esto examen  todavía no fue determinado y el paciente debe  discutirle con su médico, que evaluará los factores de riesgo y el resultado del primero examen para determinar el intervalo ideal.

Colonoscopia:

Esto examen es un examen de endoscopia semejante a la sigmoidoscopia del recto, pero con un aparato más delgado y más flexible, que alcanza visualizar las porciones del colon, además del recto y del sigmoides, como el anterior. A pesar que los tumores colorrectales se ubican más frecuentemente en sus porciones más cercanas al ano, una buena parte de los tumores pueden localizarse en las porciones iniciales del colon y, precisamente por ello, son más difíciles de diagnosticar y causar menos síntomas. Como el examen anterior, estudios demostraron que esto examen, cuando realizado regularmente en personas mayores de 50 años, se pueden disminuir las muertes relacionadas con esto tipo de tumor.

Enema Radiopaco o Enema de Bario:

En esto examen, se inserta un líquido conteniendo bario (líquido blanco que tiene la propiedad de aparecer en contraste en examen radiológico) dentro del recto y del colon a través del ano y se realizan varios exámenes de Rayos-X  con el fin de buscar defectos en el revestimiento de esta porción del intestino. Si se encuentra una anormalidad, se debe realizar un examen de endoscopía para hacer una biopsia (retirar una pequeña porción del tejido alterado para se hacer un examen patológico) o incluso para hacer la retirada total de la lesión.

Considerando que una persona con una lesión sospecha necesitará de un examen complementar para retirar o hacer la biopsia de esta lesión, el enema radiopaco ofrece pocas ventajas  en relación con los otros exámenes de endoscopía, a pesar de presentar menos riesgos en su realización.

¿Cuáles los factores de riesgo más comunes asociados al cáncer Colorrectal?

Edad: el riesgo de desarrollar el cáncer de colon y recto aumenta con la edad después de los 50 años.

Historial familiar: algunas familias tienen un tipo de enfermedad que afecta el colon, la poliposis adenomatosa familiar. Esta enfermedad hace que la persona desarrolle varios pólipos en su intestino. Estas personas tienen más riesgo de desarrollar esto tipo de cáncer.  Otras enfermedades que algunos familiares puedan haber padecido también aumenta la posibilidad que estas personas tengas este tipo de cáncer y una de ellas es el propio cáncer colorrectal o incluso el historial de adenoma (tumor benigno del intestino, que probablemente es la forma anterior del tumor maligno) de colon antes de los 60 años.

Historia Patológica Pasada o Actual: dependiendo del tipo de enfermedad que una persona ha tenido, la posibilidad de ella desarrollar cáncer colorrectal es mayor. Estas enfermedades incluyen el propio cáncer de colon previo, cáncer de ovario, del endometrio o de mama, además de historia de adenomas (pólipos)  del intestino grueso. Otra enfermedad que está asociada al riesgo de se tener esto tipo de cáncer es la Enfermedad de Cruz o proctitis ulcerosa, una enfermedad en que hay una inflamación crónica de los intestinos.

Varios estudios han demostrado que todas las personas que tienen más de 50 años deben hacer algún tipo de examen para detectar precozmente lesiones que pueden evolucionar para cáncer colorrectal o para retirar lesiones malignas iniciales. Con  eso, la mortalidad debida a esto tipo de neoplasia disminuye para toda la población

La frecuencia que se debe realizar esto tipo de examen depende de sus factores de riesgo y de su historial personal. Un médico debe ser consultado para definir con el paciente el tipo de examen y el intervalo de tiempo ideal para realizarlo.

Preguntas que usted puede hacer a su médico.

¿Cuáles son los riesgos de una colonoscopía?
Mi padre (o mi madre) ha tenido un cáncer de colon. ¿Yo debo hacer algún examen especial a causa de eso?
As veces, según lo que como, parece haber sangre en mis heces. ¿Debo preocuparme con eso?

VARICES Y MICROVARICES

 

¿Qué es?
Varices, o venas varicosas, son venas dilatadas, con el volumen aumentado, volviéndose tortuosas y alongadas con el pasar del tiempo.
Micro varices, o telangiectasias, son varices intradérmicas, superficiales y, por ello, adquieren un tono más rojizo o morado.
Son más comunes en mujeres que en los hombres.
¿Cómo evoluciona?
Las arterias llevan la sangre del corazón hacia las extremidades, y las venas tienen la función de llevar la sangre de vuelta hacia el corazón, pulsando, principalmente por la bomba muscular de las pantorrillas. Dentro de las venas existen pequeñas válvulas  que impiden la vuelta venosa hacia las extremidades. Cuando las válvulas no cierran adecuadamente, esa vuelta ocurre, lo que se denomina reflujo. Cuando ocurre el reflujo, aumenta la cantidad de la sangre dentro de las venas, haciendo que se queden dilatadas.
Uno de los principales factores para el desarrollo de las varices es el hereditario o familiar. El factor genético ocasiona una disminución  de la resistencia de las paredes de las venas y una insuficiencia valvular.
Otro factor importante es el hormonal. Durantes los embarazos, hay una liberación de las hormonas, lo que puede causar disminución de la tonicidad de la pared venosa. Al final de la gestación, la compresión del útero sobre las venas del abdomen también puede desencadenar varices.  Existen estudios comprobando la relación entre el número de gestaciones y el surgimiento de varices. El uso prolongado de anticonceptivos y otros tratamientos hormonales también son factores agravantes.
La obesidad y el tipo de trabajo (personas que trabajan de pie muchas horas) favorecen el desarrollo de varices.

¿Qué siente uno?
Dolor, cansancio, sensación de peso en las pernas son los síntomas más frecuentes, pero también pueden ocurrir ardor, edema, (hinchazón), calambres, entorpecimiento. Quedan más marcados al final del día, en la temperatura elevada.
¿Cómo se hace el diagnóstico?
El diagnóstico se hace, básicamente, por medio del examen físico.
La técnica utilizada para la evaluación del reflujo venoso, y como auxiliar del tratamiento quirúrgico, es el Eco-doppler venoso (ecografía que evalúa el flujo venoso superficial y profundo).
¿Cómo se trata?
El tratamiento de las varices puede ser conservador, en algunos casos, y consiste en el uso de medias elásticas y la utilización de medicamentos que mejoran el flujo venoso. Sin embargo, la cirugía de varices es, sin duda, siempre el tratamiento de elección para evitarse las complicaciones propias de la evolución de la enfermedad, tales como edema (hinchazón), dermatitis, pigmentaciones y endurecimiento de la piel, úlceras varicosas y tromboflebitis (inflamación de la pared de la vena con producción de coágulo).
El tratamiento más utilizado para las micro varices, o telangiectasias, es la escleroterapia, a través de inyecciones de medicamentos.
Otra opción es el empleo de láser. No obstante, el método tiene limitaciones por ser costoso, debido al elevado costo de los aparatos, y porque puede causar manchas hipocrómicas (blancas) en la piel.
¿Cómo se previene?
Practicar ejercicios físicos, siempre evitando el uso peso demasiado en las piernas durante la práctica.
Usar medias elásticas, principalmente durante la gestación, o en actividades en que se permanezca muchas horas de pie, además de mantener un peso corporal adecuado.

PIE DIABÉTICO

PIE DIABÉTICO

Nombres alternativos:

enfermedad de perforación plantar; arteriopatia diabética de los pies, gangrena diabética.

¿Qué es?

Los problemas que aparecen en la pierna y, particularmente, en el pie de diabéticos plantean un desafío constante a la ciencia y a la medicina. Las alteraciones anatomopatológicas de la diabetes melitus son numerosas, afectando el cuerpo como un todo y de varias maneras, principalmente en el período avanzado de la enfermedad y en la región entre la pierna y el tobillo, así como el pie propiamente dicho

La neuropatía diabética y sus alteraciones de la sensibilidad de los pies han sido en gran parte responsables por el surgimiento de estas lesiones de difícil tratamiento y de pronóstico reservado. Generalmente, el diabético solamente se entera de la lesión cuando esta se encuentra en una etapa avanzada, siendo asociada casi siempre a una infección secundaria, que torna, absolutamente difícil el tratamiento debido a la insuficiencia circulatoria.

¿Qué se siente?

La desaparición o la disminución de los reflejos de los tendones, de la rótula y de los talones son frecuentes.

Una disminución de la sensibilidad térmica y dolorosa y áreas de anestesia son justificativas de las lesiones muy frecuentes.

Realmente, el problema principal de los diabéticos – debido a su falta de sensibilidad – es que solamente son enterados, de como es severo su caso, cuando huelen el malo olor exhalado  por la gangrena diabética.

¿Cómo se hace la diagnosis?

La diagnosis se hace por medio de la historia clínica y  examen físico de la lesión, que es generalmente indoloro pero extensa, y produce un olor extremadamente desagradable debido a la necrosis húmeda que causa.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

En el tratamiento del pie diabético, es crucial mirar a los pacientes como casos severos, puesto que el potencial evolutivo de las lesiones diabéticas es imprevisible, particularmente cuando estos se asocian a poli neuropatía, vasculopatia y  infecciones. Un control riguroso de la glicemia es necesario con dieta y el uso de la insulina o de los agentes hipoglicémicos orales, además de higiene diaria y del tratamiento precose de las lesiones. La cirugía arterial directa y el simpatectomia son posibilidades que pueden ser utilizadas.

¿Cómo se previene?

La prevención para el pie diabético es el capítulo más importante de esta patología: Un examen diario de los pies, así como la protección de los dedos del pie y de los maléolos, es la manera más fácil de evitarse el aspecto de úlceras desagradables y peligrosas. Los pies deben ser secados correctamente, y las uñas de los dedos de los pies se deben recortar cuidadosamente y frecuentemente.

Es necesario evitar la exposición al calor local, bajo la forma de bolsas de agua caliente, o proximidad con el fuego.

Se recomienda un examen diario de los zapatos, evitando clavos o elementos flojos dentro de ellos. Éstas son medidas que la mayoría de las veces previenen el inicio de la enfermedad, que conduce generalmente a la amputación.

ERISIPELA

ERISIPELA

Nombre alternativo:

linfangitis estreptocócica.

¿Qué es?

Es una infección de la piel causada generalmente por el Streptococcus pyogenes grupo A, pero puede también ser causada por otros estreptococos o aún estafilococos.

¿Cómo se desarrolla?

A partir de una lesión causada por los hongos (pie de atleta) entre los dedos de los pies, de rasguños de la piel, de ampollas en los pies resultantes de los zapatos, cortes de callos o de cutículas, y de rascar una picadura de insecto con las uñas. Pacientes con insuficiencia venosa o disminución del número de linfáticos,tienen predisposición mayor a adquirir la enfermedad, al igual que pacientes sometidos la mastectomía que tienen linfedema.

¿Qué uno experimenta?

En el período de la incubación, que dura 1 a 8 días, aparecen malestar, desánimo, dolor de cabeza, náusea y vómitos, seguidos por fiebre alta y aparecimiento de puntos rojos que se asemejan a cáscara de naranja, ampollas pequeñas o grandes, situadas casi siempre en las piernas y, ocasionalmente, en la cara, tronco o brazos. Las manchas de la piel inicialmente presentan solamente elevación de la temperatura, pero pronto llegan a ser muy dolorosas. La fiebre, generalmente permanece por 1 a 4 días y puede retirarse espontáneamente, causando postración.

¿Cómo se diagnostica?

Las pruebas de laboratorio, en general, son desnecesarias para la diagnosis, pero son importantes para el seguimiento de la evolución del paciente. La diagnosis se hace básicamente por medio del examen clínico.  

¿Cómo se trata?

La crisis de erisipela se debe tratar con antibióticos, siempre que posible. Se utiliza una dosis de ataque y el tratamiento se mantiene durante un largo periodo para prevenir recaídas.

¿Cómo se previene?

Después del baño, secar cuidadosamente entre los dedos de los pies; Usar calcetines limpios diariamente, prefiriendo los de algodón; Utilizar fungicida metódicamente bajo la forma de polvo, aerosol o crema; Evitar lesiones de piel o zapatos incorrectos.