GASES

GASES

Flato- pedo – flatulencia- regüeldo – eructación

Los gases intestinales se originan a partir de dos fuentes principales:

Primero:
  Los gases son formados, normalmente y resultan de la fermentación de restos alimentares, en lo interior delos intestinos
Segundo:
  Una cantidad grande de aire es tragada junto con la saliva y por los hábitos alimenticios personales.

Los residuos del alimento, debido a la acción de bacterias intestinales, sufren degradación, especialmente en el intestino grueso, que da lugar a la producción de casi 3 litros de gases al día. Todo este gas se elimina a través del ano como flato o pedo. Si se obstruye el intestino, estos gases serán eliminados a través de la boca.

Los casi tres litros de gases intestinales producidos generalmente resultan, en promedio, en la eliminación diaria de17 flatos. Una parte grande de estas eliminaciones sucede durante la evacuación.

El volumen de gases tragados como resultado de ciertos hábitos varía mucho, haciendo aumentar considerablemente el volumen total de los gases eliminados. Cuando hablamos, formamos saliva en la boca; esta es espumosa y siendo tragada lleva junto con ella ,una gran cantidad de aire. Algunas profesiones, en las cuales se requiere hablar mucho, como profesores, locutores y otros, y los que son habladores, tienden a sufrir de flatulencia. El aire tragado será eliminado con la eructación o a través de flatos o ¨”pedos ”, así que el número de eliminaciones diarias aumentará bien más do que las 17 veces rutineras.

El hábito de tragar líquidos muy calientes, hace sorber los líquidos como sopa, té y café. Sorber también implica tragar cantidades grandes de aire inhalado junto con líquidos calientes, teniendo el papel de refrescarlos, permitiendo tragar sin quemarse la boca o el esófago. “Mate” (infusión caliente de hojas) se puede incluir en esta lista.

El segundo factor que implica en un aumento de la eliminación de gases resulta del hábito de beber bebidas gaseosas, tales como cerveza, chope, bebidas no alcohólicas, agua mineral con gas, etc. Estas bebidas, una vez en contacto con los jugos gástricos, eliminan una gran cantidad de gas carbónico, que debe ser eliminada, como el aire tragado con la saliva. Para reducir el volumen de gases, se recomienda eliminar los hábitos que aumentan su producción o ingestión.-

Las drogas conocidas como agentes antifiséticos son detergentes que tornan los líquidos digestivos menos viscosos y por lo tanto menos propensos a formar burbujas. Millares de burbujas pequeñas, aunque contengan el mismo volumen de gas, ocupan un espacio más grande que si el mismo volumen fuera contenido en una sola burbuja. Estas medicaciones no reducen la cantidad de gases, ellas reducen solamente el volumen de éstas burbujas pequeñas. Su acción puede relevar la distensión abdominal supuesta, pero no reducen la eliminación de flatos. Todos sabemos que cuando un flato alcanza el extremo del intestino, él generalmente no es espumoso al ser eliminado. El olor es otra cuestión relacionada con los gases. Algunos alimentos sabidamente producen gases malolientes. Hay también variaciones de una persona para otra. La producción de gases con hedor es, generalmente resultado de la ingestión de algunos alimentos ricos en sulfuro, tales como huevos, rábanos y ciertos alimentos conservados.-

Los romanos, que tenían un dios para todo, tenían dos dioses para los flatos: Perfidus y Flatus, de éste se origina la designación más cortés para los gases. Para los romanos, Perfidus eran los flatos silenciosos y malolientes, mientras que Flatus eran inodoros y ruidosos. Como nota lateral, el ruido producido por la eliminación del flato se origina en la fuerza con la cual se eliminan los gases.

Las personas no acostumbran eliminar gases mientras duermen, como nadie evacua encuanto duerme. Si alguien está eliminando gases en la cama, está despierto. Todos sabemos que por la mañana, cuando despertamos, los gases también “despiertan” con su dueño. La gente enferma y los niños, incluso durmiendo, pueden eliminar los gases, así como otras cosas.

Debido a convenciones sociales en culturas occidentales, lanzar los gases es una manifestación de descortesía, a pesar de ser una manifestación orgánica perfectamente natural. En realidad, se requiere tener un comportamiento social masoquista: primero se afirma que, el escupir se mira como incorrecto, esto hace que se traguen gases con la saliva, y entonces, se enseña que la eliminación de los gases en público se reputa grosera. Resumiendo: solicitan poner los gases para dentro y después que no se suelten hasta estar solo. Puesto que no se está siempre solo, situaciones embarazosas pueden presentarse.-

La retención de gases puede traer consecuencias severas a las personas con divertículos en el intestino grueso, lo que es común. Con el envejecimiento, los divertículos se agrandan y aumentan de número, cada individuo con cincuenta años o más , virtualmente los tienen. Los divertículos, debido a un aumento en la presión dentro de los intestinos, que se presenta por la no-eliminación del flato, pueden romper – esto puede ser causa de peritonitis, e incluso de muerte, cuando no están tratados con el tiempo. Una manera muy eficiente de eliminar los gases intestinales que molestan, es colocarse en la posición de preces de los musulmanes, arrodillándose y manteniendo el nivel del ano más arriba que la cabeza, lo que facilita la eliminación del gas. Se recomienda que esto sea hecho en la mayor intimidad

FLATULENCIA Y ERUCTACION

FLATULENCIA Y ERUCTACION

¿QUE ES?

Eructación es la liberación, a través de la boca, generalmente ruidosa, del aire contenido en esófago y estómago. Generalmente, esto ocurre después de las comidas, cuando el estómago está más lleno y la transición del esófago al estómago está menos contraída. La flatulencia es el lanzamiento voluntario o involuntario del aire contenido en la porción final del intestino.

¿Por qué ocurre?

El aire liberado en la eructación viene de lo que fue tragado, siendo un reflejo normal, su liberación, cuando la presión en el estómago es excesiva. Algunas personas tragan aire excesivamente durante las comidas y cuando mascan chicle, fumando, hablando con la boca seca, sufriendo de una nariz congestionada, durmiendo con la boca abierta, sufriendo de ardor de estómago, experimentando dificultad al respirar, sufriendo de ansiedad excesiva, y por muchas otras condiciones. Aerofagia, deglutición excesiva de aire, resulta no sólo en la eructación excesiva, pero también en la distensión y el malestar abdominales, además de la flatulencia.

Se ha calculado que una persona normal lanza de medio a 1 litro de gases al día. Este aire viene de lo qué fue tragado y no eructado y, hasta cierto punto, por la fermentación realizada por las bacterias de la flora del intestino grueso. Estudios recientes han demostrado que alteraciones de la perístasis – los movimientos que mezclan y que propulsan alimentos y heces – conducen a una mezcla intestinal deficiente de sólidos, de líquidos y de gases, y los gases, así, apartados de éstos, aparecen como flatulencia.

¿Cuándo es anormal?

Raramente la eructación y la flatulencia, indican individualmente una enfermedad. Los casos de eructación asociados a dificultad de tragar, de ardor de estómago, de vómitos o del peso se deben investigar para buscar alteraciones en el esófago o en el estómago. Es difícil cuantificar el gas eliminado por un individuo; por lo tanto, es incluso más difícil calcular su exceso.

Ciertos casos de flatulencia excesiva, acompañados generalmente por la diarrea, ocurren junto con la intolerancia alimenticia, el tipo más común es intolerancia a la lactosa (la leche animal y sus derivados.)

Cuando la flatulencia parece ser anormal, particularmente cuando está asociada a heces persistentes, ablandadas o fluidas, el médico puede investigar y tratar de una cierta dificultad de la absorción, por ejemplo, la que se relaciona con el gluten (componente del trigo y de algunos otros cereales), conocida como enfermedad celiaca. Sin embargo, cuando la mala absorción no se identifica, es necesario explicar el significado de los gases, y pueden ser utilizadas medicaciones que relevan los síntomas más desagradables.

Mucha gente con la sensación de eructación o de flatulencia excesiva sufre de enfermedades funcionales del aparato digestivo. En estas situaciones, los problemas ocurren junto con síntomas inespecíficos de distensión abdominal o dolor, con o sin diarrea, a pesar de las quejas, es difícil encontrar apenas una causa objetiva para estas condiciones, lo que no impide que algunas clases de tratamiento alivien los síntomas.

Al principio debe ser evaluada, la probabilidad de las eructaciones o los flatos estar siendo causadas por deglutición excesiva de aire. Para tanto se debe evitar: comer demasiado rápido o mientras habla; masticar goma; bebidas con gas; el humo, y las bebidas con “pajita” o canuto. Personas con aerofagia, deben ser advertidas para cambiar tales hábitos para evitar los síntomas. La obstrucción nasal y las alteraciones neurológicas que deterioran la deglutición normal son también causas de engullir excesivamente aire La digestión de algunos alimentos por las bacterias intestinales conduce a una mayor producción de gas.

La fermentación en el intestino que lleva a producción de gas puede originarse de la lactosa (encontrada en leche y derivados), de la fructosa (encontrada en la fruta), de algunas fibras y carbohidratos vegetales disponibles en trigo, avena, maíz y papas. Generalmente, el gas derivado de la fermentación de vegetales tiende ser inodoro, mientras que el que resulta de la digestión de la carne es mal oloroso.

Después de la tentativa inicial en cambiar los comportamientos alimenticios descritos arriba, se prueba una dieta con restricción gradual de determinados de alimentos. La exclusión de alimentos de la dieta debe ser gradual de modo que se pueda identificar qué alimento en un individuo particular es responsable por los síntomas indeseados. Es necesario mucho cuidado en estas pruebas, pues es común resultar de una expresión del tipo:” todo lo que como hace mal” lo que suele ocurrir más debido a una sensación neurótica que a una realidad digestiva.

En general, uno procura comenzar con una dieta libre de la leche y de sus derivados. Dejando esta causa a un lado, buscaremos excluir los alimentos que causan conocidamente producción de gas, tal como habas negras, coliflor, bróculi, col, cebolla, vino tinto cerveza y huevos, para nombrar algunos .Personas con alteraciones que impiden la absorción conveniente de ciertas sustancias, como intolerancia a la lactosa o al gluten, experimenta un gran aumento en la producción de gas al injerir estas sustancias. Hay gente que observa espontáneamente los alimentos que les causan malestar y solucionan el problema evitando esos alimentos. Otros necesitan de evaluación médica para poder hacer un plan de dieta, además de hacer exámenes para diagnosticar los alimentos causadores de los síntomas.

¿Hay medicación?.

No hay medicación que haya demostrado reducir la producción o la liberación de gases a través de la boca o del ano. Muchas drogas tradicionalmente usadas no tienen cualquier efecto o su resultado es mínimo.

En casos de la intolerancia a la lactosa se toma antes de las comidas que contienen leche o sus derivados, un suplemento con lactase (fermento digestivo deficiente en esta gente) excelente en la relevación de síntomas.

ESQUISTOSOMOSIS

Esquistosomosis

Fiebre de Katayama; Cercariosis cutánea; Esquistosoma

¿Qué es?

Una infección causada por un gusano parásito de la clase de Trematoda. Ocurre en diversas partes del mundo de manera incontrolada (endémica.) En estos lugares, el número de gente con esta parasitosis sigue siendo algo constante.

Los parásitos de esta clase son cinco, y varían como agente causativo de la infección según la región del mundo. En Brasil, la esquistosomosis es causada por el Schistossoma mansoni. El principal hospedero y reserva de este parásito es el hombre, a partir de las heces y orina humana son diseminados en el ambiente los huevos del parásito.

También tiene hospedero intermedio, a saber, los caracoles y las babosas, en los cuales los huevos alcanzan la etapa larval (cercaria.) Este se disemina especialmente en aguas no-tratadas, tales como lagos, e infecta al hombre a través de la piel, causando la inflamación. En el hombre, el parásito se desarrolla y se aloja en las venas del intestino y del hígado, causando su obstrucción, siendo esta la causa de la mayoría de los síntomas de la enfermedad, que puede ser crónica y conducir a la muerte.

¿Cómo se adquiere?

Los huevos eliminados por la orina y las heces de individuos contaminados evolucionan para larvas en el agua, estas se alojan y se desarrollan en los caracoles. El caracol libera la larva adulta, que permaneciendo en el agua contamina al hombre. En el sistema venoso humano, los parásitos se desarrollan hasta que alcanzan 1 a 2 centímetros de longitud, se reproducen y eliminan los huevos. El desarrollo de los parásitos en el hombre toma cerca de 6 semanas (período de incubación), cuando adquiere la forma adulta y reproductiva ya en su hábitat final – el sistema nervioso. La liberación de huevos por el hombre puede durar muchos años.

¿Qué se siente?

En el momento de la contaminación puede ocurrir un tipo de respuesta alérgica en la piel con picazón y color rojo, accionados por la penetración de los parásitos. Esta reacción ocurre aproximadamente 24 h después de la contaminación. Después de 4 a 8 semanas, surge el cuadro de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolores abdominales, pérdida de apetito, náusea, vómitos y tos seca.

El médico que examina el portador de la parasitosis, puede encontrar, en esta fase, hígado y bazo agrandados así como nodos linfáticos agrandados o linfoadenomegalia. Estos señales y síntomas desaparecen generalmente en algunas semanas. Dependiendo de la cantidad de gusanos, un individuo puede tornarse un portador del parásito sin ningún síntoma, o presentar, a lo largo del tiempo, síntomas de la forma crónica de la enfermedad: fatiga, dolor abdominal del tipo cólica con diarrea intermitente o disentería.

Otros síntomas derivan de la obstrucción de venas en el bazo e hígado con el aumento consiguiente de tales órganos y la desviación del flujo de la sangre que puede causar malestar o dolor en el cuadrante superior izquierdo del abdomen hasta vómitos con sangre debido a varices que se forman en el esófago.

¿Cómo se hace la diagnosis?

Para diagnosticar esquistosomiasis es muy importante la información sobre el sospechoso si estuvo en una área donde hay muchos casos de la enfermedad (área endémica), además de los síntomas y señales descritos arriba (cuadro clínico.) Exámenes de las heces y orina con huevos del parásito o aún las muestras pequeñas de tejido de algunos órganos (biopsia de la mucosa del extremo del intestino) son definitivos. Ahora, hay exámenes disponibles que detectan, en la sangre, la presencia de los anticuerpos al parásito, que son útiles en esos casos de infección leve o sin síntomas.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de opción es con drogas antiparásitos, sustancias químicas que son tóxicas al parásito. Existen actualmente tres grupos de las sustancias que eliminan el parásito, pero la medicación ideal es Prazicuantel, que se toma bajo la forma de píldoras, casi siempre, durante un día. Es bastante para eliminar el parásito, lo que, también elimina la difusión de huevos en el ambiente. En casos de la enfermedad crónica, las complicaciones requieren tratamiento específico.

¿Cómo se previene?

Como es una enfermedad mundial, endémica en varios lugares (Península Árabes, África, Sudamérica, y Caribe), las organizaciones públicas de la salud (WHO – Organización Mundial de la Salud – y los ministerios de la salud) tienen programas específicos para manejar la enfermedad. Básicamente, las estrategias para manejar la enfermedad se basan en:

Identificación y tratamiento de portadores.

Saneamiento básico (agua y alcantarillas tratadas), además de combatir el molusco, hospedero intermedio.

Educación en salud.

ENFERMEDAD DE CHAGAS

ENFERMEDAD DE CHAGAS

Sinónimos

Tripanosomiasis americana.-

¿Que es?

Es una enfermedad infecciosa causada por un parásito protozoario llamado Trypanosoma cruzi, por el científico brasileño Carlos Chagas que lo descubrió, llamado así en honor a otro científico, Oswaldo Cruz, también brasileño.

¿Cómo se adquiere?

A través de la entrada del Trypanosoma en la circulación, a partir de la herida hecha por el Triatoma (el insecto) al chupar la sangre, este insecto es conocido en el interior del Brasil como “barbeiro ou chupão.” Estos triatomas se alimentan de sangre y se infectan con el parásito cuando aspiran la sangre de los mamíferos infectados, que son los hospederos naturales (ganado, por ejemplo), o aún de otra persona infectada. Una vez en el tubo digestivo del insecto, el parásito se elimina con las heces junto al punto de la picada del insecto, cuando aspira la sangre de los seres humanos, que de tal modo se infectan. Otras formas de contacto ocurren: durante la vida intrauterina a través de la placenta de mujeres embarazadas infectadas; por transfusiones de sangre o de accidentes, como pincharse con instrumentos (profesionales de salud en los laboratorios), las últimas dos alternativas son, lejos, más raras.

¿Qué se siente?

La enfermedad tiene una fase aguda y otra crónica. En el sitio de la picada del vector (agente que transmite la enfermedad, en este caso, el insecto), el área llega a tornarse roja y endurecida, constituyendo lo que se llama un chagoma, nombre dado a la lesión causada por el Trypanosoma. Cuando esta lesión ocurre cerca de los ojos, toma el nombre de la señal de Romaña. El chagoma es seguido, generalmente por glándulas hinchadas cerca del área afectada. Después de un período variable de incubación (sin síntomas), pero no menos que una semana, ocurre fiebre, las glándulas hinchan por todas partes del cuerpo, hígado y bazo aumentan y surge una rojez de la piel, similar a una alergia, que dura corto plazo. Durante esta fase, en casos más severos, una inflamación del corazón puede aparecer, con alteraciones del electrocardiograma y creciente número de latidos del corazón por minuto. Casos más severos pueden ocurrir, los síntomas de la inflamación de las capas de protección del cerebro (meningitis) o inflamación del cerebro (encefalitis.)

Los casos fatales son raros, pero cuando ocurren, en esta fase, es como consecuencia de inflamación del corazón o del cerebro. Incluso sin el tratamiento, la enfermedad tornase más suave y los síntomas desaparecen después de algunas semanas o meses. El individuo infectado puede quedar sin los síntomas por muchos años o aún para toda la vida, con la infección siendo perceptible solamente, por medio de pruebas de laboratorio. Diferentemente de la fase aguda, ahora, la detección del parásito en la sangre llega a ser absolutamente difícil, aunque la presencia de anticuerpos contra el parásito sigue siendo alta, denotando infección activa. Durante la fase crónica, las manifestaciones se relacionan con la enfermedad del músculo del corazón, es decir, de los latidos del corazón irregulares (arritmia) que puede convertirse, eventualmente, en arritmia cardiaca fatal y pérdida progresiva de la capacidad de bombeo del corazón, hasta que cause desmayos. El corazón puede crecer mucho y su función deteriorarse. Otras manifestaciones de esta fase pueden ser un esófago y colon agrandados, causando dificultades en tragar, ahogarse y desenvolver pulmonía de aspiración, así como estreñimiento crónico y dolor abdominal. Más recientemente, la asociación de la enfermedad de Chagas, con el SIDA y otros estados de inmunosupresión ha demostrado formas exacerbas de severidad desconocida hasta este momento, por ejemplo el desarrollo de las situaciones neurológicas relacionadas con la inflamación de las capas que cubren el cerebro (meningitis.)

¿Cómo se hace el diagnostico?

La sospecha se debe levantar siempre, cuando un individuo ha estado en un área endémica y presenta síntomas compatibles. Las pruebas para la detección de anticuerpos a el Trypanosoma en la sangre, (más comúnmente), así como la detección del parásito mismo en la sangre, en las fases más agudas, hacen la diagnosis

¿Cómo tratar?

La medicación utilizada en el Brasil, el benzonidazole, ha demostrado ser muy tóxico, especialmente debido a largos tratamientos que pueden ser de tres a cuatro meses. Su uso ha probado ser beneficioso durante la fase aguda. Durante la fase crónica, el tratamiento se dirige a las complicaciones. La capacidad disminuida de la función del corazón se trata como la debida a otras causas e incluso en algunos casos, puede requerir la necesidad de un trasplante.

¿Cómo prevenir?

Básicamente, por la eliminación del insecto vector, con medidas que hagan menos favorable su supervivencia cerca de seres humanos, por ejemplo con la construcción de viviendas mejores.

AMEBIASIS

AMEBIASIS

¿Que es?

Es una infección causada por un parásito protozoario que afecta a seres humanos. Puede restringirse al intestino, teniendo diarrea como su principal síntoma o presentar diversos síntomas y fiebre dependiendo del órgano que fue invadido. Más a menudo, el órgano invadido es el hígado. El agente causativo es la Entamoeba hystolitica. Este parásito infecta aproximadamente 1% de la población del mundo, principalmente la población pobre de países en vías de desarrollo. Recientemente, se ha identificado un parásito que se asemeja a la Entamoeba hystolitica (E. hystolitica) la Entamoeba dispar (E. dispar) que no es causa de enfermedad.

Esto es importante porque el encuentro de ameba en las heces de un individuo no caracteriza necesariamente amebiasis. La E. hystolitica puede estar presente en el individuo sin causar cualquiera molestia y la E. dispar no es causa de enfermedad. La diferenciación entre ambas se hace través de pruebas de laboratorio y se demuestra ser raramente relevante.

¿Cómo se adquiere?

Injiriendo alimento o agua contaminada con materia fecal que contenga quistes de Entamoeba hystolitica. Puede ser adquirido por otros medios, pero éstos son menos frecuentes y se restringen virtualmente a los individuos con inmunidad comprometida.

¿ Que se siente?

Los síntomas de amebiasis se extienden desde una diarrea con cólicas y quejas de aumento de los ruidos intestinales asta a una diarrea más intensa con pérdida de sangre en las evacuaciones, fiebre y pérdida de peso. En estos casos ocurre una invasión de la pared del intestino grueso, con una inflamación más intensa, que es llamada colitis. Las ulceraciones pueden ocurrir en el revestimiento interno del intestino grueso lo que explica el sangramento. Raramente acontece la perforación intestinal por causa de la infección y cuando ocurre, la manifestación es de una enfermedad abdominal severa con dolor, rigidez y aumento en sensibilidad de la pared, además de postración extrema del individuo afectado. La enfermedad puede presentar de una manera más suave, con diarrea intermitente, de tal manera que lleva muchos años para que una debilitación generalizada ocurra.

Puede, no comúnmente, el protozoario invadir la circulación sanguínea y formar abscesos en el hígado que causa dolor y fiebre con escalofríos. Estos abscesos pueden surgir en el abdomen o aún en el pecho, comprometiendo la pleura (capa que revestí los pulmones) o el pericardio (la capa que revestí el corazón.) También, en casos raros, los tumores se formar en el intestino. Estos tumores se llaman los "amebomas".

Las situaciones de extra-intestinales o de la enfermedad invasora son las que conducen a casos más severos que pueden llevar a la muerte el individuo infectado.

¿Cómo se diagnostica?

La análisis de heces detecta el parásito con una cierta sencillez. El tipo más invasor depende de exámenes de proyección de imagen (tomografía computadorizada, ecografía, o resonancia magnética.) Algunas veces, para la confirmación de diagnóstico, además del examen de la proyección de imagen es necesario la punción de los abscesos. En los tipos más invasores, cuando la diagnosis no puede ser hecha identificando el quiste, los análisis de sangre se utilizan para detectar la presencia de anticuerpos al parásito.

¿Cómo se previne?

La contaminación fecal del alimento y del agua es la principal causa de tal infección. Como para la mayoría de los parásitos intestinales, las medidas de saneamiento básico tales como tratamiento de aguas y alcantarillas son decisivos en la prevención de esta enfermedad. Los alimentos más frecuentemente contaminados son vegetales cultivados cerca de la tierra. La higiene de estos alimentos crudos debe ser rigurosa, con detergentes potentes seguida por la inmersión en solución del vinagre o de ácido acético por 10 a 15 Min. El agua se hace totalmente libre de estos protozoarios solamente después de ser hervido.

El tratamiento conveniente de los pacientes elimina las fuentes de difusión de la enfermedad, especialmente en el área rural, donde no exista tratamiento disponible. del agua . Los hábitos generales de la higiene tales como lavar las manos después de usar el servicio son los procedimientos educativos que contribuyen ciertamente para la prevención. La supervisión del sector alimenticio por la vigilancia sanitaria es de importancia suprema Recientemente, la probabilidad de una vacuna para el futuro no tan distante ha demostrado para ser viable.