RESFRIADO

Nombres alternativos: Resfrío; Infección viral de las vías respiratorias superiores;

¿Qué es?

Es una infección sencilla del tracto respiratorio superior – afecta la nariz y la garganta – que dura de unos pocos días a pocas semanas (usualmente, menos de dos semanas). En esto tipo de infección ocurre una gran destrucción del revestimiento interno de las vías respiratorias por el virus. Las defensas del organismo del individuo afectado reaccionan, causando más inflamación. Esto puede hacer que las bacterias que estaban en las vías respiratorias se aprovechen de la situación, produciendo moco (catarro) purulento que puede expeler la nariz o la boca. Esto explica porque, en algunos casos, un simple resfriado por virus puede llevar una persona a  desarrollar una neumonía por bacterias.

El resfriado termina cuando el revestimiento interno lesionado se regenera y así está resuelta la infección.

Cinco diferentes familias de virus pueden causar los resfriados. El virus con más frecuencia involucrado es el rinovirus. Debido a la grande variedad de virus todavía no existen vacunas para proteger las personas de esta virosis. 

Los resfriados son frecuentes y están entre las principales causas de ausencia del empleo.

Los adultos presentan, en promedio, dos a cuatro resfriados al año, y los niños (especialmente los preescolares)  entre cinco y nueve. Estas infecciones aún son más frecuentes en guarderías infantiles. Aunque los resfriados no tengan tratamiento específico, ellos son autolimitados. Independientemente de usarse medicaciones o no, en pocos días las personas mejoran. Después de tres o cuatro días el resfriado debe mejorar, aunque algunos síntomas puedan extenderse hasta dos semanas. En caso de persistir más que esto, es importante hacer una consulta médica para buscarse la posibilidad de que una infección bacteriana pueda haber ocurrido después del resfriado – neumonía, laringitis (inflamación de las cuerdas vocales), sinusitis o otitis.

¿Cómo se adquiere?

Para una persona adquirir un resfriado, es necesario que el virus entre en contacto con el revestimiento interno de la nariz. Las virosis que llegan hasta los ojos o boca también pueden se extender hasta la nariz. En algunos casos, la persona puede infectarse por contacto con otra persona infectada. Al estornudar una persona resfriada propaga gotitas en el aire con moco y virus. Así que, al respirar una segunda persona el aire contaminado, hace que el virus entre en contacto con la nariz, acabando por desarrollar la enfermedad. Sin embargo, la vía más común de transmisión de estas virosis es por el contacto directo. Por ejemplo: un niño resfriado se toca la cara, diseminando un poco de moco (catarro) y partículas de virus a sus manos. Al darle la mano  su madre, transfiere el virus a su piel. La madre, al tocarse la cara con la mano contaminada, atrapa el resfriado. Esta misma transmisión de virus puede ocurrir a través de objetos. Una persona resfriada que coloca la mano en la nariz y después en un vaso, transfiere el virus al vaso. Otra persona, al utilizar el vaso, lleva el virus a su mano y, llevando hacia la cara, adquiere el resfriado.

No existen evidencias de que el resfriamiento del cuerpo pueda llevar una persona a contraer un resfriado. Sin embargo, el estrés emocional, la fadiga y otros factores que disminuyen los mecanismos de defensa (inmunidad) del organismo pueden facilitar el surgimiento de la enfermedad.

¿Qué se siente?

Normalmente, los síntomas suelen manifestarse entre uno a tres días después de la persona entrar en contacto con el virus, y pueden extenderse hasta una semana, en la mayoría de los casos. Entre los síntomas destacamos:

  • Nariz con secreción (moco) intensa – igual que agua en los primeros días. Más adelante, se puede volver espesa y amarillenta;
  • Obstrucción de la nariz dificultando la respiración, estornudos, tos y garganta inflamada (dolorida);
  • Disminución del olfato y del gusto;
  • Voz gangosa (voz de la persona que está con la nariz obstruida);
  • Ronquera;
  • Adultos pueden presentar fiebre baja, los niños pueden tener fiebre alta;
  • Dolores en el cuerpo;
  • Dolor de cabeza;
  • Fiebre (puede ocurrir en niños). Poco corriente en adultos.

¿Cómo el médico diagnostica?

O diagnóstico médico se hace a través de la consulta del médico con su paciente, asociado con el examen del paciente. No son necesarios exámenes complementares – excepto en aquellos casos donde hay duda en relación con el diagnóstico. En esto caso, se pueden utilizar pruebas de sangre, exámenes de imagen, como la radiografía, y pruebas para investigación de gérmenes en la secreción nasal, por ejemplo. Sin embargo, todavía no se dispone de  pruebas para detección de los virus causantes del resfriado. Por lo tanto, los exámenes citados tienen por objeto alejar otros diagnósticos y no se utilizan para confirmar el resfriado.

Hay que acordarse que resfriado no es gripe. La gripe es una infección respiratoria más grave causada por el virus influenza.

¿Cómo se trata?

No hay tratamiento para combatir el virus causante de la enfermedad.

La orientación que le proporciona el médico tiene por objeto atenuar los síntomas de la enfermedad y proveer condiciones adecuadas para que el organismo de la persona afectada pueda recuperarse pronto.

Para ello, es importante que la persona beba mucho líquido, como agua y jugos, una vez que la buena hidratación previene la resequedad de la nariz y de la garganta, facilitando la eliminación de las secreciones contaminadas.

Gárgaras con salmuera tibia varias veces al día, o tomar agua tibia con limón y miel, puede ayudar a disminuir la irritación de la garganta y aliviar la tos.

Para ayudar en el alivio de los síntomas de la nariz, se puede usar gotas salinas nasales. El tabaco puede empeorar la irritación de la garganta y la tos. Se puede aún usar spray nasal de oximetazolina (o similar) en adultos, o gotas salinas nasales para adultos o niños. Entre los medicamentos para aliviar los síntomas, se utiliza el acetaminofen, o algún antiinflamatorio, como el ibuprofeno, que pueden aliviar el dolor. Hay que acordarse de que no se indica el uso de antiinflamatorios para pacientes con asma, o con enfermedad como gastritis o úlcera péptica.  Mientras para congestión nasal, o emisión de  mucosidad, y para tos, existen medicamentos combinados que actúan muy bien. Bebidas calientes (como sopas) y alimentos picantes pueden ayudar a aliviar  la irritación de la garganta o tos. Dentro de la medicina alternativa, el mentol también es utilizado para dar una sensación de alivio de la congestión de la nariz.  También el zinc puede ser utilizado con la intención de abreviar el tiempo de enfermedad. Los homeópatas también pueden hacer uso de otras sustancias para ayudar el control de los síntomas de la enfermedad.

¿Cómo se previene?

Como muchos virus distintos pueden causar resfriados, aún no se desarrollaran vacunas eficaces.

Es casi imposible no contraer un resfriado. Pero existen algunas actitudes que pueden disminuir esto riesgo. Entre estos cuidados, están:

Lavar frecuentemente las manos y enseñar a los niños su importancia;

  • Si posible, evitar contactos íntimos con personas resfriadas;
  • Siempre lavar las manos después del contacto con la piel de personas resfriadas o con objetos tocados por estos;
  • Mantener sus dedos lejos de sus ojos y nariz;
  • No compartir el mismo vaso con otra persona;
  • Mantener limpios la cocina y el baño, especialmente cuando alguna persona de la casa está resfriada. 

Para la enfermedad no diseminarse es importante que la persona resfriada:

  • Cubra la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar,
  • Lave sus manos después de toser o estornudar;
  • Si posible, quedar lejos de otras personas en los primeros tres días de la enfermedad, cuando el contagio es mayor.

 
Verdades y mentiras en relación con el resfriado:

  • Grandes dosis de Vitamina C no previenen ni curan el resfriado, sino que pueden ayudar.
  • El uso de abrigos en el frío ayuda a prevenir el aparecimiento de neumonías, pero no gripes o resfriados;
  • Trabajar o ir a la escuela resfriado probablemente no prolonga la enfermedad, pero ciertamente pone en riesgo otras personas;
  • Caldo caliente es una buena fuente de líquidos en el tratamiento, pero no tiene efectos curativos.
  • El ajo puede ayudar en la prevención de esta enfermedad. 

 

Preguntas que usted puede hacer a su médico.

¿En que momento debo buscar un médico en caso de resfriado?
¿Los descongestionantes pueden ser usados en niños?
¿Cuánto tiempo la persona resfriada debía quedarse alejada de sus actividades habituales?
¿Es errado hacer pruebas complementares (de sangre y radiografías) en casos de resfriados?
¿Un resfriado puede ser crónico y durar más de un mes?

EDEMA PULMONAR

Congestión pulmonar; Congestión del pulmón; Agua en el pulmón.

¿Qué es?

Es el acumulación anormal de líquido en los tejidos pulmonares. Está entre las más frecuentes emergencias médicas y significativas, muchas veces, una situación que pone en riesgo la vida cuando ocurre abruptamente. Podrá o no resultar de una enfermedad del corazón.  

¿Cómo se adquiere? 

El edema pulmonar es  una situación médica resultante de alguna enfermedad aguda o crónica o de otras situaciones especiales. Problemas del corazón, como miocardiopatía (enfermedad del músculo cardíaco), infarto agudo del miocardio o problemas en las válvulas del corazón, que causan una debilidad en el corazón para bombear la sangre, están entre las principales causas del edema pulmonar. Cuando el corazón no funciona bien, la sangre se acumula en los pulmones, lo que lleva a la falta de aire. Por otra parte, la infección pulmonar (neumonía), o la infección generalizada del organismo, también llevan al edema pulmonar, pero por un mecanismo diferente. Otra alteración que lleva al edema pulmonar es la disminución de las proteínas circulantes en la sangre,ya sea por problema en los riñones o en el hígado. Cuando el nivel de proteínas en la sangre disminuye, hay una tendencia de acumularse líquido en los pulmones. Las reacciones alérgicas por uso de medicaciones, el uso de narcóticos para el dolor (morfina, por ejemplo), o como droga de abuso, y la radioterapia para tumores del tórax, también pueden ocasionar el edema pulmonar. Cuando una persona cambia rápidamente de un lugar de baja altitud para un de alta, el edema pulmonar también puede ocurrir. Se enumeran aquí varias causas del edema pulmonar. Sin embargo, existen muchas otras.

¿Qué se siente?  

  • Respiración corta (falta de aire), que normalmente empeora con las actividades.
  • Falta de aire cuando la persona se acosta con el cabecero bajo.
  • Tos, que puede o no tener expectoración sanguinolenta y/o espumosa .
  • Latidos rápidos del corazón, conocidos como taquicardia.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Opresión (apretón) en el tórax.
  • Silbido en el pecho.
  • Cianosis – coloración azulada de la piel si hay mucha falta de aire
  • Ansiedad.
  • Otros síntomas específicos de la causa del edema pulmonar.   

¿Cómo el médico diagnostica?

Lo que refieren los pacientes, asociado con el examen físico, hacen el médico sospechar de edema pulmonar. En esta situación, es importante el médico verificar la presencia previa de enfermedad del corazón o de los pulmones. La historia pasada de uso de medicamentos también podrá ayudar en este sentido. La radiografía del tórax confirma si hay exceso de líquido en los pulmones.   Otras pruebas puede le solicitar el médico, con el intento de descubrir la causa de esta situación médica.

¿Cómo se trata?

Tan pronto como se sospeche esta situación, iniciase el tratamiento. El tratamiento varia según la gravedad del caso. El oxígeno es necesario y podrá ser liberado para los pacientes a través de catéter (tubo plástico) por la nariz, máscara facial o por respiradores mecánicos, que son aparatos que hacen una respiración artificial.

Otros tratamientos dependen de la causa del edema pulmonar.

Por ejemplo, si el motivo es una insuficiencia del corazón para bombear la sangre, se utilizan medicinas para aumentar la fuerza del corazón y para orinar (diuréticos). En esta situación, se debe poner el paciente  sentado en la cama con las piernas pendientes para facilitar  la respiración y el trabajo del corazón

¿Cómo se previene?

Para la prevención, es importante el seguimiento médico, debiendo el paciente utilizar medicaciones adecuadas de acuerdo con la causa del edema pulmonar. La radiografía del tórax, la cuantificación de orina producida a diario, la gasometría arterial, y otras pruebas de sangre pueden ser utilizadas por el médico para controlar el problema. La gasometría arterial es una prueba que mide la cantidad de oxígeno en la sangre.

Preguntas que usted puede hacer al médico.

¿Esta situación ocurre solamente con adultos o puede ocurrir también con niños?
¿El edema pulmonar puede ocasionar la muerte?
¿La morfina también puede ser empleada en el tratamiento del edema pulmonar por insuficiencia del corazón?
¿En esta situación, que alteraciones el radiólogo verifica en el ecocardiograma? 
¿El edema pulmonar puede ocurrir con los buceadores?

TOS

¿Qué es?

Es la expulsión ruidosa y súbita del aire de los pulmones y que puede o no estar acompañada de moco (flema)

¿Cómo se desarrolla?

La tos, usualmente, es una respuesta refleja del cuerpo a un estímulo irritante en la garganta, laringe (cuerdas vocales), traquea o pulmones.

La traquea es un tubo de aire que se extiende del cuello hasta el tórax, llevando el aire que entra por la nariz hacia los pulmones.

La tos tiene un mecanismo reflejo, o sea, ocurre de manera automática, sin la persona pensar. Ella es un reflejo que protege los pulmones del efecto nocivo de las bacterias, virus, hongos, polvos y otras sustancias dañosas. Sin embargo, puede también ser voluntaria.

Existen muchas causas posibles para la tos. Entre ellas:

  • Tabaquismo
  • Hiperreactividad de los bronquios (sensibilidad aumentada en los tubos de aire de los pulmones), asma, enfisema pulmonar o bronquitis crónica
  • Infecciones de la garganta, laringe, tráquea, senos faciales (sinusitis) o de los pulmones
  • Alergias
  • Reflujo del líquido del estómago para el esófago (tubo que lleva el alimento de la boca hacia el estómago)
  • Inhalación de aire muy caliente o frío
  • Exposición a gases o sustancias químicas (irritantes ambientales)
  • Tumores de garganta, cuerdas vocales, pulmones o esófago
  • Objetos que han pasado inadvertido en la tráquea
  • Algunas medicaciones
  • Trastornos psiquiátricos
  • Tuberculosis y otras enfermedades pulmonares

Aunque, en la mayoría de las veces, la tos tenga una única causa, hasta una cuarta parte de los individuos presentan más de una enfermedad justificando su presencia.

¿Qué es importante observar en la tos?

He aquí algunos puntos que la persona que tose debe observar, ayudando, así, en la investigación médica:

  • Cuándo ha comenzado la tos o cuánto tiempo está durando
  • Si la tos es constante, eventual o si es predominante en algún momento del día
  • Si tiene expectoración y cuál el color de la secreción expectorada
  • Si hay otra persona de la familia con tos o enferma
  • En que época del año suele aparecer la tos
  • Si está relacionada con alguna actividad (hacer la limpieza, por ejemplo)

 
Cuando la tos es crónica, o sea, con duración de 3 semanas o más, generalmente ella tiene como causa el tabaquismo, o asma, goteo retronasal (secreción de la nariz hacia los pulmones), enfermedad pulmonar obstructiva crónica (enfisema e/o bronquitis crónica) o reflujo gastroesofágico (líquido del estómago hacia el esófago).

¿Cómo el médico diagnostica?

La conversa del médico con la persona acometida de tos es muy importante, pues a través de ella el médico indica cuáles exámenes complementarios serán importantes en la investigación del problema.

El deberá preguntar acerca de señales y síntomas asociados, actividad del paciente, histórico de enfermedades familiares, entre otros, para llevar a cabo su investigación.

Asociándole  esto al examen físico del paciente, el médico consigue levantar una hipótesis de la causa de la tos. Sabemos que la tos no es una enfermedad, pero un síntoma de que se debe investigar algún disturbio.

¿Cómo se trata?

El tratamiento se decide según la causa de la tos. El tratamiento definitivo es aquel que combate la causa. Por ejemplo, en los casos en que el motivo de la tos es una infección, el tratamiento se da por antibióticos. La tos que produce catarro no se debe suprimirla con antitusígenos – a menos que su médico lo juzgue necesario.

En los casos de tos por tabaquismo, el abandono del tabaco, generalmente, lleva a una disminución considerable de la tos en un mes.

En aquellos pacientes en quienes se sospecha que la tos sea causada por una exposición en el ambiente de trabajo (el paciente nota mejora en las vacaciones o cuando no está trabajando), el médico podrá aconsejar una mudanza en el área de trabajo o maneras de mejorar la circulación del aire y orientar el uso de máscara, si lo juzga oportuno. 

¿Cómo se previene?

Las vacunas contra el virus de gripe (anual) y contra el neumococo – bacteria que más frecuentemente causa infecciones respiratorias- pueden ayudar en esto sentido.

La prevención va a depender de la causa de la tos. No usar tabaco ayudará a prevenir los casos de tos por el tabaquismo, tumores de pulmón, bronquitis crónica o enfisema pulmonar. Sin embargo, algunos casos de tos no se podrán prevenir, pero solamente tratarlos.

Preguntas que usted puede hacer a su médico. 

¿Qué hacer en caso de tos causada por aspiración de un cuerpo extraño en las vías aéreas?
¿Por qué el tabaquista suele tener tos por la mañana?
¿Cuál el tratamiento para los casos de tos por reflujo gastroesofágico?
¿ Pueden causar tos los medicamentos que tratan la presión arterial?

ASMA

ASMA
 

Sinónimos: Asma bronquial, Bronquitis asmática
 

¿Qué es? 

El asma bronquial es una enfermedad pulmonar frecuente y que está aumentando en todo el mundo.
 

Esta molestia se caracteriza por la inflamación crónica de las vías aéreas, lo que determina un estrechamiento, causando dificultad respiratoria.

Esto estrechamiento es reversible y puede ocurrir en consecuencia de la exposición a diversos factores desencadenantes (“gatillos”.) Esta obstrucción al paso del aire puede ser revertida espontáneamente o con empleo de medicaciones.

Las vías aéreas son tubos que dan paso al aire. Se inician en la nariz, continúan como nasofaringe y laringe (cuerdas vocales) y, en el cuello, se tornan un tubo ancho y único denominado tráquea.

En el tórax, la tráquea se divide en dos tubos (bronquios), derecho y izquierdo, llevando el aire para los respectivos pulmones.

Dentro de los pulmones, los bronquios se van ramificando y se tornan cada vez menores, dispersando el aire.  
 

¿Cómo se desenvuelve?
 

Las personas asmáticas reaccionan excesiva y fácilmente al contacto con cualquier “gatillo” (estímulo.)

Entre estos, los más comunes son:

  1. Alteraciones climáticas,
  2. Contacto con polvo doméstico,
  3. Moho,
  4. Polen,
  5. Olores fuertes,
  6. Pelos de los animales,
  7. Gripes y resfriados,
  8. Humo,
  9. Ingestión de algunos alimentos
  10. Medicamentos.

 

La mucosa bronquial, que es el revestimiento interno de las vías aéreas, está constantemente inflamada por causa de la hiperreactividad bronquial (sensibilidad aumentada de los bronquios.)

En las crisis de asma, esta hiperreactividad aumenta aún más y determina el estrechamiento de las vías aéreas. Este fenómeno lleva a la tos, silbido en el pecho y falta de aire.

Los mecanismos que causan el asma son complejos y varían entre la población. Ni toda persona con alergia tiene asma y ni todos los casos de asma pueden ser explicados por la respuesta alérgica del organismo a determinados estímulos.

De cualquier forma, cerca de un tercio de todos los asmáticos poseen un familiar (padres, abuelos, hermanos o hijos) con asma o con otra molestia alérgica.

Algunos asmáticos tienen como “gatillo” el ejercicio. Al se ejercitaren, entran en una crisis asmática con tos, silbido en el pecho (sibilancia) o respiración corta.

Algunos virus y bacterias causadoras de infecciones respiratorias también pueden estar implicados en algunos casos de asma que se inician en la vida adulta.

El asma bronquial puede iniciarse en cualquier etapa de la vida.

En la mayoría de las veces se inicia en la infancia y podrá o no durar toda la vida.

 ¿Qué se siente? 

Característicamente, en esta molestia los síntomas aparecen de forma cíclica, con periodos de agravamiento

Entre las señales y síntomas principales, están:

Tos – que puede o no estar acompañada de alguna expectoración (moco.) En la mayoría de las veces, no tiene expectoración, o si la tiene, es como “clara de huevo”;
 

  1. Falta de aliento
  2.  
  3. Silbido en el pecho (sibilancia)
  4.  
  5. Dolor o aprieto en el pecho
  6.  
  7. Los síntomas pueden aparecer a cualquier momento del día, pero tienden a predominar por la mañana o a la noche.
  8. El asma es la principal causa de tos crónica en niños y está entre las principales causas de tos crónica en los adultos. 

 

¿Cómo se diagnostica?
 

El diagnóstico es basado en las señales y síntomas que surgen de manera repetida y que son referidos por el paciente.

En el examen físico, el médico podrá constatar la sibilancia en los pulmones, principalmente en las exacerbaciones de la molestia. Con todo, no toda sibilancia es debida al asma, pudiendo también ser causada por otras enfermedades. Sin embargo, en los individuos que no están en crisis, el examen físico podrá ser totalmente normal.

Existen pruebas complementares que pueden auxiliar al médico. Entre estos están:

La radiografía de tórax,
Exámenes de sangre y piel (para constatar sí el paciente es alérgico)
Espirometría – identifica y cuantifica la obstrucción al flujo de aire.
 
El asmático también podrá tener en su casa un aparato que mide el pico del flujo de aire, importante para monitorizar el curso de la molestia. En las exacerbaciones del asma, el pico del flujo se reduce.  
 

¿Cómo se trata?
 

Para tratar el asma, la persona debe tener ciertos cuidados con el ambiente, principalmente en su casa y en su trabajo. También, deberá usar medicamentos y tener consultas médicas regulares.

Dos clases de medicamentos han sido utilizadas para tratar el asma:

 

Broncodilatadores  

Todo asmático deberá utilizar un broncodilatador. Es un medicamento, como dice el nombre, que dilata los bronquios (vías aéreas) cuando el asmático está con falta de aire, silbado en el pecho o crisis de tos. Existen broncodilatadores denominados beta2agonistas – algunos tienen acción corta y otros acción prolongada (que actúa por hasta 12 horas.) Los de acción corta son más usados de acuerdo con la necesidad. Sí la persona está bien, sin síntomas, no necesitará utilizarlos. Los de acción prolongada acostumbran ser utilizados de forma continua, a cada 12 horas, y son indicados para casos específicos de asma. Además de los beta2agonistas, otros broncodilatadores, como Teofilina y anticolinérgicos, pueden ser utilizados.
 

Antiinflamatorios 

Los corticoides inhalados son, actualmente, la mejor conducta para combatir la inflamación, son utilizados en casi todos los asmáticos. Solo no son usados por los pacientes con asma leve intermitente (que presentan síntomas esporádicos.) Estos medicamentos son utilizados con la intención de prevenir las exacerbaciones de la molestia o, por lo menos, minimizarlas y aumentar el tiempo libre de la enfermedad entre una crisis y otra. Los antiinflamatorios deben ser utilizados de manera continua (todos los días), pues combaten la inflamación crónica de la mucosa bronquial, que es el substrato para los acontecimientos subsecuentes.

Existen otras posibilidades de tratamiento, como el cromoglicato disódico (muy utilizado en niños), el nedocromilo sódico, cetotifeno y los inhibidores de los leucotrienos. Este último es relativamente nuevo y puede ser usado en casos específicos de asma o asociados a los corticoides.

Tanto los broncodilatadores cuanto los antiinflamatorios pueden ser usados de varias formas por:

  1. Nebulizadores
  2.  
  3. Inhaladores de dosis medidas
  4.  
  5. Inhaladores de polvo seco (a través de turbohaler, rotahaler, discohaler o cápsulas para inhalación, son diferentes (y prácticos) dispositivos para inhalación.
  6.  
  7. Comprimidos
  8.  
  9. Jarabes

Los médicos prefieren usar medicamentos por nebulizadores, inhaladores de dosis medidas o inhaladores de polvo porque son más eficaces y tienen menos efectos indeseables.  
 

¿Cómo se previene?
 

Como prevención de las crisis de asma, el asmático podrá usar corticoides, beta2-agonistas de longa duración y los inhibidores de los leucotrienos, además de tener un buen control ambiental, evitando exposición a los “gatillos” de la crisis asmática.

Preguntas que se puede hacer al médico
 

¿Cuál la posibilidad que un niño pequeño continúe asmático en la vida adulta?
 
¿Después de iniciarse con medicaciones preventivas, éstas, nunca más podrán ser interrumpidas? 

¿Cuándo debemos ir a un servicio de urgencia en una crisis? 

¿El tratamiento del asma debe cambiar durante la gestación? 

¿Cuándo no disponemos de broncodilatador de corta acción en una crisis de asma, podremos usar el de longa acción? 

¿El asma acostumbra empeorar en el periodo menstrual o premenstrual? 

¿Qué hacer cuando la falta de aire es tan grande que no se consigue usar el inhalador de dosis medida?

 

 

ENFISEMA PULMONAR

ENFISEMA PULMONAR

¿Qué es?

Es una enfermedad crónica, en la cual los tejidos de los pulmones son gradualmente destruidos, tornándose como inflados (muy distendidos.)

Esta destrucción ocurre en los alvéolos, donde acontecen los cambios gaseosos del oxígeno por el dióxido de carbono. Como resultado, la persona pasa a sentir falta de aliento para realizar tareas o ejercitarse.

¿Cómo se desarrolla?

La molestia inicia con la destrucción de los diminutos sacos de aire (alvéolos) que componen los pulmones. En las áreas destruidas no ocurren los cambios gaseosos de manera satisfactoria, causando una disminución de la cantidad de oxígeno circulante en la sangre y, entonces, surge la falta de aire. Los pulmones pierden la elasticidad, tornando más difícil la salida del aire después de cada inspiración. Casi la totalidad de los casos son causados por el tabaquismo. Pocos casos debidos a la deficiencia de alfa–1-antitripsina, que es una enzima producida por los pulmones.

Cerca de 10 a 15 % de los fumantes más susceptibles al efecto nocivo al tabaco son los que desenvuelven la molestia. A medida que van fumando, va empeorando su capacidad pulmonar. Los fumantes, en la mayoría de las veces, pasan a sentir las alteraciones causadas por la enfermedad, solamente, después de muchos años.

¿Qué se siente?

La principal característica de la enfermedad es la falta de aliento.

En la mayoría de las veces, son tabaquistas de largo plazo, que, alrededor de los 65 años de edad, pasan a sentir falta de aire para hacer pequeños esfuerzos. La falta de aire, en el inicio, es notada, solo, en los grandes y medios esfuerzos (subir escaleras o caminar son ejemplos.) Manteniendose el hábito de fumar, podrán llegar a una fase más adelantada de la enfermedad, en que surge falta de aire con tareas simples como bañarse, vestirse o peinarse, por ejemplo. En este momento, muchos se tornan incapacitados para el trabajo y pasan la mayor parte del tiempo en la cama o sentados para no sentir falta de aire. La persona podrá también sentir la necesidad de dormir con almohadas muy altas por causa de la falta de aire.

La tos, y el ruido en el pecho, también pueden ocurrir, pero son más frecuentes en los fumantes, en los que predomina la bronquitis crónica y no el enfisema pulmonar.

Por lo que toca a los casos de enfisema pulmonar por deficiencia de alfa-1-antitripsina (enzima producida por el pulmón), la enfermedad se desenvuelve más temprano, mismo sin exposición al tabaco.

¿Cómo se diagnostica?

El médico diagnostica, en la mayoría de las veces, basado en la larga exposición al tabaco referida por el paciente, asociada a las quejas y a las alteraciones detectadas en el examen físico.

Puede haber auxilio de exámenes complementares, como exámenes de imagen (radiografía y tomografía computarizada del tórax), exámenes de sangre o espirometría. Esta es una prueba de función pulmonar que mide la capacidad del aire de los pulmones, dando una buena idea de su funcionamiento.

Los exámenes complementares ayudan a establecer el nivel de gravedad de la enfermedad y, por lo tanto, auxilian en la decisión del mejor tratamiento para cada caso.

Para los casos de enfisema por deficiencia de alfa-1-antitripsina, se hace necesario la determinación de esta enzima en la sangre, que estará debajo de lo normal.

¿Cómo se trata?

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas del enfermo y prevenir la progresión de la enfermedad. Algunos casos pueden presentar una mejora parcial con el uso de medicamentos. Pueden ser usados corticoides o bronco dilatadores, por vía oral o por inhalación. La inhalación es preferida por el efecto más rápido y por presentar menos efectos indeseables. En las emergencias, los medicamentos a través de inyecciones también pueden ser aplicados.

Es importante destacar que, de manera diferente del asma y de la bronquitis crónica, las personas con enfisema no acostumbran a mejorar o presentan poco beneficio con el uso de bronco dilatadores.

Sin embargo, muchos pueden ser beneficiados con la terapia de rehabilitación que enseña los enfisematosos a usar su energía de una forma más eficiente, de manera que ocurra un gasto menor de oxígeno. Así, las personas se tornan más preparadas para las actividades diarias.

La terapia con oxígeno (oxigenoterapia) también beneficia muchas personas, mejorando la expectativa en varios casos, especialmente en casos de enfermedad avanzada.

En casos seleccionados, podrán ser realizadas las cirugías reductoras de volumen pulmonar. Son removidas áreas más comprometidas de uno o ambos pulmones, con el propósito de  mejorar la mecánica respiratoria, resultando en una mejora de los síntomas y en lo cotidiano de la gente.

¿Cómo se previene?

Por hora, no hay manera  capaz de definir los individuos que serán susceptibles al desenvolvimiento de la enfermedad con la adicción al tabaco. Solo podemos, a través de la espirometría, identificar la pérdida de la función pulmonar en las personas que fuman y aconsejarlas a parar.

Además de evitar el tabaquismo, otras formas de prevenirse es reducir la exposición a la polución del aire.

Cuanto más cigarrillos por día o más años fumando, mayor el chance de desarrollar la enfermedad. La forma de prevenirse es no fumar.

La interrupción del tabaquismo también es benéfica en cualquier fase de la molestia, pues no acelera la progresión de la misma.

Preguntas que se puede hacer al médico.

¿Qué es cirugía reductora del volumen pulmonar?

¿Cuándo debe ser indicada la cirugía reductora de volumen para los enfisematosos?

¿Cuáles son los resultados esperados con la cirugía reductora del volumen pulmonar?

¿Cuándo está indicado el trasplante pulmonar para los casos de enfisema?

¿Cuáles son  los criterios que el médico utiliza para decidir por el trasplante unilateral o bilateral?

¿Cuáles son los riesgos del trasplante pulmonar?