ERISIPELA

Nombre alternativo:

linfangitis estreptocócica.

¿Qué es?

Es una infección de la piel causada generalmente por el Streptococcus pyogenes grupo A, pero puede también ser causada por otros estreptococos o aún estafilococos.

¿Cómo se desarrolla?

A partir de una lesión causada por los hongos (pie de atleta) entre los dedos de los pies, de rasguños de la piel, de ampollas en los pies resultantes de los zapatos, cortes de callos o de cutículas, y de rascar una picadura de insecto con las uñas. Pacientes con insuficiencia venosa o disminución del número de linfáticos,tienen predisposición mayor a adquirir la enfermedad, al igual que pacientes sometidos la mastectomía que tienen linfedema.

¿Qué uno experimenta?

En el período de la incubación, que dura 1 a 8 días, aparecen malestar, desánimo, dolor de cabeza, náusea y vómitos, seguidos por fiebre alta y aparecimiento de puntos rojos que se asemejan a cáscara de naranja, ampollas pequeñas o grandes, situadas casi siempre en las piernas y, ocasionalmente, en la cara, tronco o brazos. Las manchas de la piel inicialmente presentan solamente elevación de la temperatura, pero pronto llegan a ser muy dolorosas. La fiebre, generalmente permanece por 1 a 4 días y puede retirarse espontáneamente, causando postración.

¿Cómo se diagnostica?

Las pruebas de laboratorio, en general, son desnecesarias para la diagnosis, pero son importantes para el seguimiento de la evolución del paciente. La diagnosis se hace básicamente por medio del examen clínico.  

¿Cómo se trata?

La crisis de erisipela se debe tratar con antibióticos, siempre que posible. Se utiliza una dosis de ataque y el tratamiento se mantiene durante un largo periodo para prevenir recaídas.

¿Cómo se previene?

Después del baño, secar cuidadosamente entre los dedos de los pies; Usar calcetines limpios diariamente, prefiriendo los de algodón; Utilizar fungicida metódicamente bajo la forma de polvo, aerosol o crema; Evitar lesiones de piel o zapatos incorrectos. 

Share →