Nombres alternativos: Resfrío; Infección viral de las vías respiratorias superiores;

¿Qué es?

Es una infección sencilla del tracto respiratorio superior – afecta la nariz y la garganta – que dura de unos pocos días a pocas semanas (usualmente, menos de dos semanas). En esto tipo de infección ocurre una gran destrucción del revestimiento interno de las vías respiratorias por el virus. Las defensas del organismo del individuo afectado reaccionan, causando más inflamación. Esto puede hacer que las bacterias que estaban en las vías respiratorias se aprovechen de la situación, produciendo moco (catarro) purulento que puede expeler la nariz o la boca. Esto explica porque, en algunos casos, un simple resfriado por virus puede llevar una persona a  desarrollar una neumonía por bacterias.

El resfriado termina cuando el revestimiento interno lesionado se regenera y así está resuelta la infección.

Cinco diferentes familias de virus pueden causar los resfriados. El virus con más frecuencia involucrado es el rinovirus. Debido a la grande variedad de virus todavía no existen vacunas para proteger las personas de esta virosis. 

Los resfriados son frecuentes y están entre las principales causas de ausencia del empleo.

Los adultos presentan, en promedio, dos a cuatro resfriados al año, y los niños (especialmente los preescolares)  entre cinco y nueve. Estas infecciones aún son más frecuentes en guarderías infantiles. Aunque los resfriados no tengan tratamiento específico, ellos son autolimitados. Independientemente de usarse medicaciones o no, en pocos días las personas mejoran. Después de tres o cuatro días el resfriado debe mejorar, aunque algunos síntomas puedan extenderse hasta dos semanas. En caso de persistir más que esto, es importante hacer una consulta médica para buscarse la posibilidad de que una infección bacteriana pueda haber ocurrido después del resfriado – neumonía, laringitis (inflamación de las cuerdas vocales), sinusitis o otitis.

¿Cómo se adquiere?

Para una persona adquirir un resfriado, es necesario que el virus entre en contacto con el revestimiento interno de la nariz. Las virosis que llegan hasta los ojos o boca también pueden se extender hasta la nariz. En algunos casos, la persona puede infectarse por contacto con otra persona infectada. Al estornudar una persona resfriada propaga gotitas en el aire con moco y virus. Así que, al respirar una segunda persona el aire contaminado, hace que el virus entre en contacto con la nariz, acabando por desarrollar la enfermedad. Sin embargo, la vía más común de transmisión de estas virosis es por el contacto directo. Por ejemplo: un niño resfriado se toca la cara, diseminando un poco de moco (catarro) y partículas de virus a sus manos. Al darle la mano  su madre, transfiere el virus a su piel. La madre, al tocarse la cara con la mano contaminada, atrapa el resfriado. Esta misma transmisión de virus puede ocurrir a través de objetos. Una persona resfriada que coloca la mano en la nariz y después en un vaso, transfiere el virus al vaso. Otra persona, al utilizar el vaso, lleva el virus a su mano y, llevando hacia la cara, adquiere el resfriado.

No existen evidencias de que el resfriamiento del cuerpo pueda llevar una persona a contraer un resfriado. Sin embargo, el estrés emocional, la fadiga y otros factores que disminuyen los mecanismos de defensa (inmunidad) del organismo pueden facilitar el surgimiento de la enfermedad.

¿Qué se siente?

Normalmente, los síntomas suelen manifestarse entre uno a tres días después de la persona entrar en contacto con el virus, y pueden extenderse hasta una semana, en la mayoría de los casos. Entre los síntomas destacamos:

  • Nariz con secreción (moco) intensa – igual que agua en los primeros días. Más adelante, se puede volver espesa y amarillenta;
  • Obstrucción de la nariz dificultando la respiración, estornudos, tos y garganta inflamada (dolorida);
  • Disminución del olfato y del gusto;
  • Voz gangosa (voz de la persona que está con la nariz obstruida);
  • Ronquera;
  • Adultos pueden presentar fiebre baja, los niños pueden tener fiebre alta;
  • Dolores en el cuerpo;
  • Dolor de cabeza;
  • Fiebre (puede ocurrir en niños). Poco corriente en adultos.

¿Cómo el médico diagnostica?

O diagnóstico médico se hace a través de la consulta del médico con su paciente, asociado con el examen del paciente. No son necesarios exámenes complementares – excepto en aquellos casos donde hay duda en relación con el diagnóstico. En esto caso, se pueden utilizar pruebas de sangre, exámenes de imagen, como la radiografía, y pruebas para investigación de gérmenes en la secreción nasal, por ejemplo. Sin embargo, todavía no se dispone de  pruebas para detección de los virus causantes del resfriado. Por lo tanto, los exámenes citados tienen por objeto alejar otros diagnósticos y no se utilizan para confirmar el resfriado.

Hay que acordarse que resfriado no es gripe. La gripe es una infección respiratoria más grave causada por el virus influenza.

¿Cómo se trata?

No hay tratamiento para combatir el virus causante de la enfermedad.

La orientación que le proporciona el médico tiene por objeto atenuar los síntomas de la enfermedad y proveer condiciones adecuadas para que el organismo de la persona afectada pueda recuperarse pronto.

Para ello, es importante que la persona beba mucho líquido, como agua y jugos, una vez que la buena hidratación previene la resequedad de la nariz y de la garganta, facilitando la eliminación de las secreciones contaminadas.

Gárgaras con salmuera tibia varias veces al día, o tomar agua tibia con limón y miel, puede ayudar a disminuir la irritación de la garganta y aliviar la tos.

Para ayudar en el alivio de los síntomas de la nariz, se puede usar gotas salinas nasales. El tabaco puede empeorar la irritación de la garganta y la tos. Se puede aún usar spray nasal de oximetazolina (o similar) en adultos, o gotas salinas nasales para adultos o niños. Entre los medicamentos para aliviar los síntomas, se utiliza el acetaminofen, o algún antiinflamatorio, como el ibuprofeno, que pueden aliviar el dolor. Hay que acordarse de que no se indica el uso de antiinflamatorios para pacientes con asma, o con enfermedad como gastritis o úlcera péptica.  Mientras para congestión nasal, o emisión de  mucosidad, y para tos, existen medicamentos combinados que actúan muy bien. Bebidas calientes (como sopas) y alimentos picantes pueden ayudar a aliviar  la irritación de la garganta o tos. Dentro de la medicina alternativa, el mentol también es utilizado para dar una sensación de alivio de la congestión de la nariz.  También el zinc puede ser utilizado con la intención de abreviar el tiempo de enfermedad. Los homeópatas también pueden hacer uso de otras sustancias para ayudar el control de los síntomas de la enfermedad.

¿Cómo se previene?

Como muchos virus distintos pueden causar resfriados, aún no se desarrollaran vacunas eficaces.

Es casi imposible no contraer un resfriado. Pero existen algunas actitudes que pueden disminuir esto riesgo. Entre estos cuidados, están:

Lavar frecuentemente las manos y enseñar a los niños su importancia;

  • Si posible, evitar contactos íntimos con personas resfriadas;
  • Siempre lavar las manos después del contacto con la piel de personas resfriadas o con objetos tocados por estos;
  • Mantener sus dedos lejos de sus ojos y nariz;
  • No compartir el mismo vaso con otra persona;
  • Mantener limpios la cocina y el baño, especialmente cuando alguna persona de la casa está resfriada. 

Para la enfermedad no diseminarse es importante que la persona resfriada:

  • Cubra la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar,
  • Lave sus manos después de toser o estornudar;
  • Si posible, quedar lejos de otras personas en los primeros tres días de la enfermedad, cuando el contagio es mayor.

 
Verdades y mentiras en relación con el resfriado:

  • Grandes dosis de Vitamina C no previenen ni curan el resfriado, sino que pueden ayudar.
  • El uso de abrigos en el frío ayuda a prevenir el aparecimiento de neumonías, pero no gripes o resfriados;
  • Trabajar o ir a la escuela resfriado probablemente no prolonga la enfermedad, pero ciertamente pone en riesgo otras personas;
  • Caldo caliente es una buena fuente de líquidos en el tratamiento, pero no tiene efectos curativos.
  • El ajo puede ayudar en la prevención de esta enfermedad. 

 

Preguntas que usted puede hacer a su médico.

¿En que momento debo buscar un médico en caso de resfriado?
¿Los descongestionantes pueden ser usados en niños?
¿Cuánto tiempo la persona resfriada debía quedarse alejada de sus actividades habituales?
¿Es errado hacer pruebas complementares (de sangre y radiografías) en casos de resfriados?
¿Un resfriado puede ser crónico y durar más de un mes?

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →