Embolia Pulmonar

Sinónimos

Tromboembolia Pulmonar, Trombosis Pulmonar, Coágulo en los Pulmones.

¿Qué es?

Embolia pulmonar ocurre cuando un coágulo (trombo), que está fijo en una vena del cuerpo, se desprende y va por la circulación hasta el pulmón, donde queda obstruyendo el pasaje de sangre por una arteria. La área del pulmón suplida por esta arteria podrá sufrir alteraciones con repercusión en el organismo de la persona, pudiendo causar síntomas. A veces, más de un trombo puede dislocarse, acometiendo más de una arteria.

¿Cómo se desarrolla?

Existen situaciones que facilitan el surgimiento de trombosis venosa, que causan embolias pulmonares. La trombosis es el surgimiento de un trombo (coágulo de sangre) en las venas. Normalmente ocurre en las piernas, muslos o caderas. Cuando este trombo se desprende, va para la circulación y acaba trancado en una arteria pulmonar, pudiendo o no causar problemas. Caso sea pequeño, podrá hasta no causar síntomas, pero siendo más grande, podrá causar daño pulmonar o, hasta mismo, la muerte inmediata. Entre algunas situaciones que colaboran para el aparecimiento de esta enfermedad están:
 

Fracturas óseas con inmovilización prolongada del paciente
Pacientes con cáncer
Personas acamadas, sin actividad física por largos períodos
Cirugías
Uso de anticoncepcionales con estrógeno
Varices
Tabaquismo
Obesidad

La embolia pulmonar causada por trombos en las venas no es la única forma de embolia, pero es la más frecuente. Personas que sufren fracturas expuestas (con exposición del hueso) pueden tener la liberación de la gordura que está dentro del hueso para la corriente sanguínea. La gordura podrá llegar a los pulmones, configurando el cuadro llamado de embolia grasosa. Hay otro tipo de embolia que puede ocurrir en personas drogadictas de drogas inyectables en las venas. En estos casos, algún cuerpo extraño (objeto diminuto) puede llegar a los pulmones por la circulación, después de la inyección de la droga y causar una embolia. Existe también un tipo muy infrecuente que ocurre en mujeres embarazadas en el momento del parto, llamada embolia pulmonar por líquido amniótico.

¿Qué se siente?
 

Respiración corta o falta de aire
Dolor toráxico
Tos seca o con sangre
Ansiedad
Fiebre baja
Batimientos cardiacos acelerados

¿Cómo se diagnostica?

A través de conversación con el paciente, de su examen físico y de la situación particular, el médico podrá sospechar del diagnóstico de embolia pulmonar. Algunos exámenes podrán auxiliar en el diagnóstico, como la gasometría arterial, que acostumbra acusar una disminución del oxígeno en la sangre del paciente sintomático. La cintilografía pulmonar, que es un examen de imagen del pulmón, podrá confirmar el diagnóstico, en muchos casos. La arteriografía pulmonar (examen que inyecta una sustancia que contrasta las arterias), usualmente, hace el diagnóstico cierto para el médico. Exámenes como la angiotomografía o la resonancia magnética también podrán ser utilizados, entre otros.

¿Cómo se previene?

Medicaciones anticoagulantes en dosis preventivas pueden ser utilizadas por aquellos pacientes que quedarán acamados por largos periodos. Ya, las personas sin impedimentos, del punto de vista médico, deberán ejercitar las piernas a través de caminadas cotidianas. Personas que casi no caminan tienen más chances de tener un tromboembolismo pulmonar. Los casos de embolia gaseosa de los buceadores pueden ser evitados caso ellos usen los procedimientos adecuados y no retornen a la superficie demasiado rápido.

Preguntas que se puede hacer al médico

¿En que casos se deben utilizar trombolíticos?

¿Cuáles son los riesgos de usar trombolíticos?

¿La persona con tromboembolia pulmonar debe usar anticoagulantes por cuanto tiempo?

¿Una persona que recientemente hizo cirugía podrá usar anticoagulantes?

¿Cómo es hecho el control de la anticoagulación?

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →