CÁNCER DE PULMÓN

Nombres alternativos:

Cáncer de pulmón; Carcinoma broncopulmonar; Neoplasia pulmonar maligna; Carcinoma brónquico.

¿Que es?

El cáncer de pulmón es lo más común de los tumores malignos, presentando un aumento por el año de 2% en su incidencia mundial. La mortalidad por este tumor es muy elevada y el pronóstico de esta enfermedad se relaciona con la fase que se diagnostica.

¿Cómo se desarrolla?

El tabaquismo es el factor principal del riesgo para el desarrollo del cáncer de pulmón. Es responsable del 90% de los casos de este tumor. Más hombres que mujeres desarrollan el cáncer de pulmón, pero el número de casos en mujeres está aumentando, mientras que está bajando el número de casos en hombres. El riesgo de muerte por el cáncer de pulmón es 22 veces mayor entre fumadores que entre no fumadores.

Esta neoplasia pulmonar puede también ser causada por agentes químicos: arsênico, asbesto, berílio, radônio, níquel, cromo, cádmio e cloreto de vinila, principalmente encontrados no ambiente ocupacional. Outros fatores relacionados a este tumor são os dietéticos (baixo consumo de frutas e verduras), genéticos, doença pulmonar obstrutiva crônica (enfisema pulmonar e bronquite crônica) e a história familiar de câncer de pulmão. Às vezes, essa doença se desenvolve em indivíduos que nunca fumaram e a causa é desconhecida.

Tipos de cáncer de pulmón

Hay, básicamente, dos tipos de cáncer de pulmón, dependiendo de cómo las células aparecen al examen del microscopio:
 

Células no-pequeñas y
Células pequeñas
Los cánceres de célula No-pequeñas representan el 80% de todos los casos. Éstos incluyen el adenocarcinoma, el carcinoma de células escamosas (epidermoide) y el carcinoma de células grandes. Generalmente, los de células no-pequeñas se diseminan lentamente a otros órganos del cuerpo y puede ser difícil detectarlos en estadios tempranos.

Por otra parte, los cánceres de células pequeños son responsables por el 20% de casos de cáncer del pulmón. Se diseminan muy rápidamente a los pulmones y a otros órganos.

¿Qué se siente?

Hay muchos síntomas del cáncer de pulmón. Sin embargo, a veces los síntomas podrán llegar a ser obvios solamente en la etapa avanzada de la enfermedad.

Los señales y síntomas del cáncer de pulmón pueden incluir:
 

tos persistente o un cambio en el patrón de la tos usual de un fumador acortamiento de la respiración,
esputo con sangre,
ronquedad,
dolor de pecho persistente o agudo cuando el individuo respira profundamente, pulmonías de la repetición,
sibilancia.

A veces, los individuos afectados pueden sentir malestar o la fatiga. También tendrá probablemente pérdida de peso o de apetito. Los síntomas pueden ser debido a la enfermedad en el pulmón, su difusión a los ganglios del tórax o a otros órganos, tales como cerebro, hígado, glándulas suprarrenales (una en cada lado, arriba de cada riñón) o huesos.

¿Cómo el doctor hace la diagnosis?

El aparecimiento de cualquiera señal o síntoma de enfermedad respiratoria puede llevar el paciente a buscar un internista o especialista. Él dará comienzo a la investigación incluyendo, generalmente, una radiografía del tórax. A través de esta el doctor podrá detectar una lesión sospechada. Una tomografía computadorizada o una resonancia magnética del tórax proporcionará una información más detallada sobre la lesión.

A este punto, el análisis citopatológico del esputo podrá requerirse, puesto que es una prueba simple capaz de confirmar la presencia del cáncer de pulmón. Sin embargo, la ausencia de células malignas en el esputo no excluye ciertamente la enfermedad. La muestra se recoge generalmente por la mañana, llevando el paciente a expectorar en un envase de boca ancha. El material se debe enviar sin retrasa para análisis microscópico en el laboratorio.

Hay otros procedimientos que tienen el objetivo de hacer el diagnostico de la enfermedad o clarificar su extensión, incluyendo:
 

Fibrobroncoscopia
Punción pulmonar con aguja
Toracentesis y
Toractomia

Fibrobroncoscopia es un método de examinen en el cual un dispositivo flexible de fibra óptica dotado de un canal del instrumentación, por donde son pasados fórceps y escobas, se introduce a través de la boca o de la ventana de la nariz, alcanzando en el pulmón. Dentro del pulmón se realiza un lavado del área dañada (lavado bronquial) y un cepillo pequeño se frota contra en la lesión o próximo de él. Los análisis se hacen con los escobazos. Se recogen pedazos pequeños de la lesión por medio del fórceps. Todo el material obtenido (lavados, escobados y biopsia bronquial) se envía para el análisis en laboratorio de patología. Lo rendimiento de la fibrobroncoscopia es más importante cuando se trata de los tumores centrales – que están más al alcance del dispositivo.

Otro método para ayudar en la diagnosis de la enfermedad es la punción del pulmón con aguja a través de la pared torácica. El doctor, con la ayuda de proyección de imagen para dirigir la punción, aspira material de la lesión tumoral o quita una muestra del tejido dañado por medio de una aguja de corte. Este método de diagnosis se utiliza solamente en los casos en los cuales el tumor se localiza periféricamente. Es decir, cuando lesión está al lado de la pared del tórax.

Toracocentesis es la remoción del líquido que queda en la cavidad pleural (entre el pulmón y la pared torácica). Después de la anestesia (generalmente local), el líquido es aspirado por medio de una jeringa conectada con una aguja. Es una alternativa para la diagnosis, puesto que algunos tumores del pulmón se pueden manifestar en esta forma. El líquido entonces se envía para análisis en el laboratorio.

Con frecuencia, hay casos que la diagnosis viene con el retiro quirúrgico de ganglio afectado por la enfermedad, sean del tórax, cuello u otros sitios menos habituales.

Mediatinoscopia es un procedimiento quirúrgico que aborda el mediastino (espacio situado entre los dos pulmones) y que es con frecuencia el sitio primario de la progresión de la enfermedad. Tumores del pulmón, en la mayor parte de veces, se diseminan a los nodos de linfáticos del mediastino, y entonces a otros órganos, como huesos, hígado, cerebro y glándulas suprarrenales. Por lo tanto, además de confirmar el carcinoma bronquial y su tipo histológico (tipo de tejido), la mediastinoscopia puede auxiliar en el estacionamiento de la enfermedad – demostrando si es una condición avanzada o no. Ayuda a definir el pronóstico del paciente.

En algunos casos, la incisión quirúrgica del tórax (toracotomia) es necesaria para la confirmación del cáncer de pulmón. Éstos son los casos en los cuales el paciente debe ser hospitalizado.

¿Cómo se trata?

Los tumores malignos del pulmón se pueden tratar con cirugía, quimioterapia o radioterapia. También, estas modalidades terapéuticas pueden ser combinadas.

La radioterapia es se utiliza con frecuencia en conjunto con la cirugía. Hay varios casos en los cuales, más bien que la ejecución de la cirugía, radioterapia se combina con quimioterapia.

Quimioterapia – tratamiento con medicaciones para combatir los tumores – también utilizada en conjunto con cirugía, sea para disminuir el tamaño de los tumores, facilitando la cirugía, o ayudar a destruir las células cancerosas en el sitio del tumor.

Otro alternativa es la terapia fotodinámica, en la cual las medicaciones se inyectan en el cuerpo y, más adelante, se activan por medio de rayos láser.

El doctor decidirá el tratamiento según el tipo celular del tumor, su estadianamiento, así como a las condiciones del paciente.

¿Cómo se previne?

La única manera eficaz de prevenirlo es parando de fumar.

Mientras esto es lejos menos frecuente, un individuo que nunca ha fumado puede, en un cierto momento en su vida, desarrollar un tumor malo del pulmón.

Preguntas que puede hacer al médico

¿Cuál la prevalecía del cáncer pulmonar en personas que nunca fumaran?

¿El tabaquismo pasivo puede aumentar el chance de se desarrollar la enfermedad?

¿Entre los tumores de células no-pequeñas cual lo más frecuente?

¿ Que es una metástasis?

¿Cáncer de pulmón puede ser confundido con una neumonía en la radiografía de tórax?

¿Por que motivo el cáncer pulmonar puede llevar a ronquedad?

¿La presencia de derrame pleural associado al cáncer pulmonar implica en pior prognóstico?

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →