Síndrome de apnea del sueño.

¿Qué es SAOS?

Es una enfermedad (síndrome) crónica, evolutiva, con gran índice de morbosidad y mortalidad, presentando un conjunto sintomático múltiplo que va desde el ronquido hasta la somnolencia excesiva diurna, con repercusiones hemodinámicas, neurológicas y de comportamientos.

Es una situación compleja que muchas veces requiere una acción conjunta de varias áreas médicas, tanto en el diagnóstico cuanto en el tratamiento.

¿Cómo ocurre?

El factor determinante de la SAOS está localizado en las vías aéreas superiores (VAS), especialmente en la faringe. El colapso de sus paredes durante el sueño puede restringir, en parte, el flujo aéreo, produciendo  vibraciones de baja frecuencia constituyendo el ronquido. El ronquido no puede ser avaluado simplemente por su aspecto social y debe ser considerado un problema médico, pues puede preceder la SAOS en más de 90% de los casos.

¿Quién se debe buscar?

El otorrinolaringólogo debe estar apto para avaluar cada caso, orientando al paciente en el

Tratamiento a seguir, sea clínico o quirúrgico.

¿Cuándo la cirugía esta indicada?

La cirugía está indicada cuando son diagnosticadas obstrucciones de las vías aéreas superiores, obstrucciones de la faringe y/o de la laringe.

¿Cuáles son las cirugías más utilizadas?

Las cirugías utilizadas dependen del grado de obstrucción y también de los locales de obstrucción estudiados y diagnosticados; dependiendo también de la edad y de la constitución física de cada paciente, pudiendo ser desde cirugía de adenoides, amígdalas, cornetes, desvíos de septo, correcciones del paladar blando incluyendo úvula (campanilla), lengua, maxilares y mandíbula.

Algunas veces los tratamientos son combinados con cirugías y tratamiento clínico con medicamentos.

Recomendaciones para los pacientes con SAOS

Perder peso

Evitar alcohol en lo mínimo de cuatro horas antes de dormir

Evitar medicamentos sedativos del tipo de hipnóticos, antialérgicos, antihistamínicos, principalmente antes de dormir

Evitar dormir en espaldas (de barriga arriba)

Evitar comidas pesadas antes de dormir

Evitar bebidas con cafeína en el mínimo cuatro horas antes de dormir (té, café, chocolate)

Evitar fumar en el mínimo cuatro horas antes de dormir

Evitar comer en el medio de la noche

Evitar privación del sueño
Mantener un horario relativamente constante para dormir y acordar

Elevar la cabecera de la cama 15 a 20 centímetros

Eventualmente, dormir sentado en una silla

Controlar infecciones, inflamaciones, principalmente de las vías aéres

Buscar su médico otorrinolaringólogo.

Preguntas que usted puede hacer a su médico

¿Existe peligro de muerte para el paciente que presenta apnea y no se trata?

¿Qué enfermedades pueden ser desencadenadas  por la apnea del sueño?

¿Perdiendo peso, podré quedarme libre de la apnea de sueño?

¿Somnolencia diurna es señal de apnea del sueño?

¿Cómo puedo saber si soy portador de apnea del sueño?

Bookmark and Share
Share →