Nombre alternativo: pólipos intestinales

¿Qué es?

Pólipo es un crecimiento anormal que surge en la mucosa (tira de revestimiento interno de algunos órganos del cuerpo humano) del intestino grueso (colon y recto.) Esta formación puede tener el aspecto de una bola fija a la mucosa intestinal o a ella ligada  mediante un pedículo; en el primero caso es llamado pólipo sésil (sin pie) y, en el segundo, de pólipo pediculado.

¿Cómo se desarrolla?

El pólipo puede manifestarse en cualquier edad (niño o adulto), así como puede existir sin presentar cualquier síntoma por mucho tiempo. La eliminación de sangre por el ano puede ser signo indicativo de la existencia de pólipo intestinal.

Cuando el pólipo tiene un pedículo más o menos largo, y se encuentra implantado en alguna de las porciones terminales del intestino (por ejemplo el recto), el puede ser exteriorizado durante el esfuerzo de evacuación y ser detectado por el paciente. En esto caso el diagnóstico de pólipo queda facilitado. 

¿Cómo se hace el diagnóstico? 

La presencia de sangre en las heces o en el inodoro, después de la evacuación, puede llevar a una hipótesis inicial de la existencia de pólipo en la luz intestinal (espacio por donde circulan las heces).

EL examen con endoscopia es el medio más exacto para obtener el diagnóstico diferencial de pólipo o de otra patología causadora de sangrado. Esta endoscopía,

llamada colonoscopía, además de hacer el diagnóstico puede igualmente realizar el tratamiento, pues la mayoría de los pólipos puede ser retirada durante el examen.

El pólipo es simplemente la forma macroscópica, la experiencia del médico que hace la endoscopia y el examen microscópico en el laboratorio es lo que indicará la naturaleza del pólipo, si es benigno o maligno. Por lo tanto, se debe enviar todo pólipo retirado al laboratorio para examen microscópico. 

Como se trata?

El examen puede constatar la existencia de un o más pólipos ( sésiles  o pediculados), con diversos tamaños. La retirada puede se constituir en la cura total, si el pólipo es benigno o maligno sin metástasis, o como un medio diagnóstico para otras lesiones del intestino.

En el niño, con más frecuencia, la existencia del pólipo en el intestino, dependiendo del tamaño y de su localización, puede provocar obstrucción intestinal (invaginación intestinal), que determina la necesidad de cirugía de urgencia, para retirada del pólipo y tratamiento de la obstrucción.

Una gran cantidad de pólipos puede indicar que el paciente es portador de una poliposis  familiar o de una poliposis múltipla. Este paciente se debe someter a una cirugía para retirada del colon, lo que no le impedirá de vivir en condiciones satisfactorias. Todos sus  familiares  consanguíneos deberán ser examinados por colonoscopía para el diagnóstico de la enfermedad.

Preguntas que usted puede hacer a su médico.

 ¿Qué causa pólipos en el intestino?
¿Este es problema hereditario?
¿Esto puede causar cáncer? ¿Es maligno? ¿Hay cura?
¿Cómo hacer el diagnóstico?
¿Es necesaria la colonoscopía?
¿Sangrado es signo de pólipo?
¿Estos pólipos pueden volver después de la cirugía?

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →