INFECCIÓN HOSPITALARIA¿Qué es?

Cualquier tipo de infección adquirida después del ingreso del paciente en un hospital, o después del alta hospitalaria, cuando esta infección esté directamente relacionada con la internación o procedimiento hospitalario como, por ejemplo, una cirugía.

El diagnóstico de infección hospitalaria implica el uso de algunos criterios técnicos, previamente establecidos:

Observación directa del paciente o análisis de su expediente médico.
Resultados de exámenes de laboratorio.
Si no hay evidencia clínica o de laboratorio de infección en el momento de la admisión en hospital, se suele llamar infección hospitalaria toda manifestación clínica de infección que se presente después de 72 horas de la admisión en el hospital.
También se suele llamar infecciones hospitalarias a aquellas que se manifiestan antes de 72 horas de la admisión, cuando asociadas con procedimientos médicos realizados en este periodo. Los pacientes transferidos de otro hospital son considerados portadores de infección hospitalaria de hospital de origen. Las infecciones de recién nacidos son hospitalarias, a excepción de las trasmitidas por la placenta o las asociadas con la bolsa rota superior a 24 horas.

¿Cómo se adquiere?

Cualquier persona que es obligada a internarse en ambiente hospitalario para tratamiento médico está sujeta a contraer una infección hospitalaria, que está directamente relacionada con el tiempo de internación y procedimiento a ser realizado. En procedimientos quirúrgicos siempre existen más riesgos de contraer infección que en una internación sin procedimientos ya que Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) o Centros Quirúrgicos son lugares donde hay mayor probabilidad de contraer infección.

¿Qué se siente?

Los síntomas son relacionados con el local del procedimiento o involucran  algún sistema como el respiratorio o urinario. Pacientes graves pueden presentar comprometimiento de todo el organismo.

¿Cómo se trata?

Después del diagnóstico de infección hospitalaria, el tratamiento se realiza siempre con antibióticos inyectables y por un periodo de 14 a 30 días.

¿Cómo se previene?

La prevención de infecciones hospitalarias por todo el mundo depende mucho más de la institución hospitalaria y de sus trabajadores que de los pacientes, ya que nadie se interna con el propósito de contraer enfermedades dentro del hospital.

Los cuidados para evitarse un elevado número de infecciones y su prevención y control involucran medidas de calificación de la asistencia hospitalaria, de vigilancia sanitaria y otras, decididas en el ámbito del gobierno.

Bookmark and Share
Share →