Definición

 

La fiebre reumática es considerada una complicación tardía de una infección por una bacteria llamada estreptococo. Esto tipo de infección es muy común, pero la enfermedad sólo ocurre en individuos predispuestos a esta complicación.

 

Del total de pacientes que padecen la infección, cerca del 2,5 a 4 % desarrollarán el cuadro, que se inicia cerca de 1 a 3 semanas después de la infección. En general, afecta niños a partir de los 3 años de edad siendo más común en el grupo de los 7 a los 14 años.

 

Los niños pobres están más expuestos a la infección por el estreptococo y, de hecho, tienen más probabilidad de desarrollar la enfermedad. Las chicas parecen presentar una predisposición un poco mayor que los chicos a la fiebre reumática. El cuadro clínico clásico consiste en un niño que tuve un cuadro de amigdalitis (dolor de garganta, fiebre) y que cerca de 15 días después de la infección, empieza con dolores articulares acompañadas de señales de inflamación (hinchazón, calor, enrojecimiento local, y incapacidad de utilizar la articulación por el dolor) en general en la muñeca, tobillos y rodillas presentando un patrón “migratorio”, o sea, el dolor y las señales de inflamación  “brincan” de una articulación a otra. También en esta fase, podrán surgir manifestaciones cardíacas como falta de aire, cansancio y soplo cardiaco, pero en general el comprometimiento cardiaco se da de forma poco expresiva. Otro local de comprometimiento es el Sistema Nervioso Central, ocurriendo el aparecimiento de corea, o sea, el surgimiento de movimientos sin coordinación, involuntario y sin finalidad afectando los brazos o piernas, unilateral o bilateralmente.

 

Causas

Como ya se ha dicho antes, tratase de una complicación de una infección por una bacteria específica, el estreptococo. Lo que todavía no se sabe explicar es por qué la desarrollan. algunos individuos.

 

En principio, es considerada una enfermedad autoinmune, o sea, resulta de un disturbio del sistema de defensa del organismo, que empieza a atacar tejidos del propio paciente produciendo la enfermedad.

 

En la membrana que recubre el estreptococo tenemos la presencia de una proteína llamada “Proteína M”, que tiene la capacidad de generar la formación de sustancias específicas por el sistema de defensa del organismo humano, el sistema autoinmune.

Estas sustancias son denominadas anticuerpos y, al promover el ataque al estreptococo, se equivocan, atacando también proteínas presentes en tejidos articulares, neurológicos y cardíacos, por la semejanza existente entre ellas y la proteína M.

Todavía  no se conoce la explicación para el hecho que apenas algunos pacientes desarrollan el cuadro, si esto disturbio inmunológico se lo determinan  factores genéticos o de otra naturaleza.

Tratamiento

En primer lugar tiene por objetivo la erradicación de la infección por el estreptococo. Esta infección es más común en ambientes de bajo nivel socioeconómico, donde viven un gran número de personas en pequeño espacio, facilitando la proliferación de la infección. Como se han mejorado las condiciones generales de vida de la población, se han observado infecciones con menos frecuencia, tratándose mejor a los pacientes con infección ya establecida.  Esto tratamiento se hace basado en el uso de antibióticos.

Para los pacientes que han desarrollado la fiebre reumática, el tratamiento es específico para la región afectada: reposo y antiinflamatorio en las artritis, medicamentos específicos para el corazón, corticoides y reposo absoluto en la carditis (inflamación del corazón), medicamentos específicos para el Sistema Nervioso Central y corticoide para la corea.

Después de la crisis, colocase el paciente en un plan de prevención de la infección por el estreptococo, usándose penicilina benzatina  cada 21 días.

En caso de haber ocurrido comprometimiento cardíaco, se debe usar la profilaxis (medicina preventiva) para toda la vida o, dada la imposibilidad de hacerlo, hasta los 30 a 35 años de edad. En los pacientes no portadores de lesión cardiaca, queda determinado su uso hasta los18 años de edad.    

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →