Quemaduras

Quemadura es una lesión en determinada parte del organismo desencadenada por un agente físico. Dependiendo del agente las quemaduras pueden ser clasificadas en quemaduras térmicas, eléctricas y químicas. Las quemaduras térmicas se producen por el calor y son las más frecuentes.

Cuando se hace una evaluación de las causas de las quemaduras observase que en la aplastante mayoría de las veces la falta de cuidado es el principal elemento responsable.

El manejo inadecuado de productos a altas temperaturas, como líquidos calientes o objetos incandescentes, y la actividad de niños en sitios peligrosos, como cocinas, pueden ser consideradas como las principales causas de esta terrible condición que es la quemadura.

El empleo de alcohol en el asado para apresurar la combustión del carbón, o el manejo negligente de fuegos artificiales u otros objetos explosivos también causan quemaduras y destrucciones en mayor o menor medida, sobre todo en la mano y rostro.

El dolor causado por la quemadura hace que, en situación de emergencia domiciliar, las personas utilicen pomadas o ungüentos, además de una infinidad de otros productos (borra de café, etc.) Por la sensación de frescor que desprende la pasta de dientes es usada con frecuencia.

Las sustancias antisépticas presentes en las pastas dentales son extremamente irritantes para los tejidos expuestos en la zona de la lesión quemada.

En el tratamiento especializado, el primero procedimiento, en la mayoría de las veces, es la remoción de todos estos elementos inadecuadamente utilizados, con todas las dificultades y dolor que esta remoción lo exija. Por ello, la importancia del uso de productos correctos en el inicio (domiciliar) del tratamiento.

Las quemaduras suelen clasificarse de acuerdo con la profundidad de piel dañada.

Esta clasificación es importante para evaluarse el pronóstico (previsión de cicatrización y cura) de la quemadura. Cuanto más superficiales, mejor el pronóstico. Las quemaduras de mayor extensión tienen un pronóstico más grave.

Quemadura de primer grado:

Es la quemadura más superficial y caracterizase por dejar la piel enrojecida, hinchada y extremamente dolorida. Una exposición prolongada al sol puede desencadenar éste tipo de lesión.

Quemadura de segundo grado:

Caracterizase por la presencia de ampollas, que es una manifestación externa de un desplazamiento dermo-epidérmico. Tiene un espesor intermediario.

Quemadura de tercer grado

Caracterizase por el surgimiento de una zona de mortificación de los tejidos (necrosis.) Es la más profunda y la más grave.

Por lo general, las quemaduras de primer grado pueden ser tratadas clínicamente utilizándose pomadas, y evolucionan favorablemente.

Las quemaduras más extensas tienen un tratamiento inicial con pomadas y, posteriormente, frecuentemente requieren la utilización de procedimientos quirúrgicos, cómo injerto de piel removida de otras regiones, pues la necrosis destruye la zona dañada y exige éste tipo de reparo.

Todas las quemaduras más extensas pueden dejar cicatrices más o menos evidentes.

TRATAMIENTO DOCIMICILAR DE EMERGENCIA EN SITUACIONES DE QUEMADURAS TÉRMICAS.

No importa cual la profundidad de la quemadura térmica, el primer cuidado es interrumpir la actividad agresiva a los tejidos orgánicos del agente agresor.

Se puede lograr con la utilización de agua corriente sobre la zona dañada.

Un chorro débil de agua ligeramente tibia lanzado detenidamente sobre la zona quemada es el mejor tipo de tratamiento inmediato para la quemadura.

Se puede emplear una crema, la cual debe uno siempre tener en su botiquín domestico: Sulfadiazina de Plata 1% crema. Tratase de un medicamento genérico de bajo costo, para aplicación tópica en muchas otras pequeñas lesiones. Sin embargo, se debe prestar atención con la restricción existente para un pequeño grupo de personas que son alérgicas a la sulfa.

La aplicación de una camada fina de esta crema en la zona afectada proporciona un cierto alivio de la quemazón. Si es posible dejar la lesión expuesta, sin vendas u otros envoltorios, tanto mejor. Se puede usar analgésicos caseros. En todas las situaciones que traigan este tipo de lesión el médico debe ser consultado inmediatamente.

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →