Esquistosomosis

Fiebre de Katayama; Cercariosis cutánea; Esquistosoma

¿Qué es?

Una infección causada por un gusano parásito de la clase de Trematoda. Ocurre en diversas partes del mundo de manera incontrolada (endémica.) En estos lugares, el número de gente con esta parasitosis sigue siendo algo constante.

Los parásitos de esta clase son cinco, y varían como agente causativo de la infección según la región del mundo. En Brasil, la esquistosomosis es causada por el Schistossoma mansoni. El principal hospedero y reserva de este parásito es el hombre, a partir de las heces y orina humana son diseminados en el ambiente los huevos del parásito.

También tiene hospedero intermedio, a saber, los caracoles y las babosas, en los cuales los huevos alcanzan la etapa larval (cercaria.) Este se disemina especialmente en aguas no-tratadas, tales como lagos, e infecta al hombre a través de la piel, causando la inflamación. En el hombre, el parásito se desarrolla y se aloja en las venas del intestino y del hígado, causando su obstrucción, siendo esta la causa de la mayoría de los síntomas de la enfermedad, que puede ser crónica y conducir a la muerte.

¿Cómo se adquiere?

Los huevos eliminados por la orina y las heces de individuos contaminados evolucionan para larvas en el agua, estas se alojan y se desarrollan en los caracoles. El caracol libera la larva adulta, que permaneciendo en el agua contamina al hombre. En el sistema venoso humano, los parásitos se desarrollan hasta que alcanzan 1 a 2 centímetros de longitud, se reproducen y eliminan los huevos. El desarrollo de los parásitos en el hombre toma cerca de 6 semanas (período de incubación), cuando adquiere la forma adulta y reproductiva ya en su hábitat final – el sistema nervioso. La liberación de huevos por el hombre puede durar muchos años.

¿Qué se siente?

En el momento de la contaminación puede ocurrir un tipo de respuesta alérgica en la piel con picazón y color rojo, accionados por la penetración de los parásitos. Esta reacción ocurre aproximadamente 24 h después de la contaminación. Después de 4 a 8 semanas, surge el cuadro de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolores abdominales, pérdida de apetito, náusea, vómitos y tos seca.

El médico que examina el portador de la parasitosis, puede encontrar, en esta fase, hígado y bazo agrandados así como nodos linfáticos agrandados o linfoadenomegalia. Estos señales y síntomas desaparecen generalmente en algunas semanas. Dependiendo de la cantidad de gusanos, un individuo puede tornarse un portador del parásito sin ningún síntoma, o presentar, a lo largo del tiempo, síntomas de la forma crónica de la enfermedad: fatiga, dolor abdominal del tipo cólica con diarrea intermitente o disentería.

Otros síntomas derivan de la obstrucción de venas en el bazo e hígado con el aumento consiguiente de tales órganos y la desviación del flujo de la sangre que puede causar malestar o dolor en el cuadrante superior izquierdo del abdomen hasta vómitos con sangre debido a varices que se forman en el esófago.

¿Cómo se hace la diagnosis?

Para diagnosticar esquistosomiasis es muy importante la información sobre el sospechoso si estuvo en una área donde hay muchos casos de la enfermedad (área endémica), además de los síntomas y señales descritos arriba (cuadro clínico.) Exámenes de las heces y orina con huevos del parásito o aún las muestras pequeñas de tejido de algunos órganos (biopsia de la mucosa del extremo del intestino) son definitivos. Ahora, hay exámenes disponibles que detectan, en la sangre, la presencia de los anticuerpos al parásito, que son útiles en esos casos de infección leve o sin síntomas.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de opción es con drogas antiparásitos, sustancias químicas que son tóxicas al parásito. Existen actualmente tres grupos de las sustancias que eliminan el parásito, pero la medicación ideal es Prazicuantel, que se toma bajo la forma de píldoras, casi siempre, durante un día. Es bastante para eliminar el parásito, lo que, también elimina la difusión de huevos en el ambiente. En casos de la enfermedad crónica, las complicaciones requieren tratamiento específico.

¿Cómo se previene?

Como es una enfermedad mundial, endémica en varios lugares (Península Árabes, África, Sudamérica, y Caribe), las organizaciones públicas de la salud (WHO – Organización Mundial de la Salud – y los ministerios de la salud) tienen programas específicos para manejar la enfermedad. Básicamente, las estrategias para manejar la enfermedad se basan en:

Identificación y tratamiento de portadores.

Saneamiento básico (agua y alcantarillas tratadas), además de combatir el molusco, hospedero intermedio.

Educación en salud.

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →