Hipertiroidismo

¿Qué es?

Un número de señales y de síntomas que se presentan como consecuencia del exceso de hormonas de la glándula de tiroides. ¿Cómo se evoluciona?

Los síntomas aparecen consecuentemente a la actividad funcional excesiva de la glándula de tiroides o ingestión de las hormonas de tiroides. Entre las varias causas para una actividad funcional aumentada de la tiroides, las más importantes son:
 

bocio difuso tóxico enfermedad de Basedow-Graves
bocio multinodular tóxico,
bocio uninodular tóxico (adenoma tóxico).

El bocio difuso tóxico es un desorden auto-inmune en el cual el organismo produce los anticuerpos que estimulan la producción y liberación de hormonas por la tiroides, y se puede asociar a otros desórdenes auto-inmunes.

El bocio multinodular tóxico es generalmente una condición de progresión lenta, en la cual hay una proliferación de varios folículos de la glándula, formando varios nódulos, que son voluminosos y visibles a veces.

Los adenomas son nódulos únicos, en general más de 3 centímetros de diámetro, que producen exceso de hormonas de la tiroides.

¿Qué se siente?

Los pacientes tienen:
 

hambre excesiva,
movimientos de intestino crecientes,
movimientos de intestino crecientes,
nerviosismo, insomnio, debilidad emocional,
temblor,
intolerancia al calor,
palpitaciones,
pérdida del peso,
mirar vivo y brillante
piel caliente, húmeda,
uñas frágiles, y pelo seco, frágil, rizado.

 

En mujeres, ocurren alteraciones menstruales y infertilidad. Para la mayoría de la gente, esta condición clínica se asocia a un aumento visible en la parte más inferior del cuello, formando el llamado bocio. En pacientes con bocio difuso, las pueden ocurrir señales de reacción inflamatoria del ojo, caracterizado por la contracción de los párpados, globos oculares salientes (ojos que se bombean) y la parálisis de los músculos que controlan los movimientos del ojo. Este sistema de alteraciones del ojo se llama exoftalmia. Como o médico faz o diagnóstico? .

Nos pacientes idosos ou intensamente doentes, devem ser realizados também exames gerais e eletrocardiograma.

¿Cómo el doctor lo diagnostica?

La diagnosis se establece por la sospecha clínica en paciente portador de síntomas descritos arriba, o cuando se investiga la causa de arritmia o de dolor abdominal juntado con pérdida del peso (principalmente en pacientes viejos.) La diagnosis del laboratorio se establece a través de los niveles de TSH y T4 en la sangre. Si los valores de T4 aumentan y los valores de TSH disminuyen, el paciente es un portador del hipertiroidismo. Tenemos que investigar la causa, que puede ser auto-inmune, uninodular o multi-nodular. Esta diagnosis es establecida por la presencia de los anticuerpos del anti-receptor de TSH por cintilografia de la tiroides, por captación de yodo, y por ultrasonido de la tiroides. En los pacientes con bocios grandes y manifestaciones compresivas en la región del cuello, tal como dificultad en tragar alimentos y falta de aire, puede ser necesario tomar radiografías del tórax, o mediastino y/o cuello. Para los viejos o pacientes muy enfermos, deben ser realizados también pruebas generales y el electrocardiograma.

¿Cómo se trata?

El tratamiento se dirige al exceso hormonal y/o su causa. En pacientes con el bocio difuso tóxico, puede ser analizada la captación del yodo y a seguir la administración de una dosis calculada del yodo radiactivo (yodo 131) que destruirá el tejido de la tiroides con actividad funcional excesiva. Este efecto ocurrirá en algunas semanas. En el período, mientras no se alcanza la normalización del funcionamiento de la tiroides el paciente puede tomar una medicación que bloquee la acción de estas hormonas (ß-bloqueador: propanolol), y ocurre una mejora significativa en los síntomas. Si esta no ocurre, o en presencia de hipertiroidismo severo, paciente se tratará inicialmente con las drogas antitiroideos (Metimazol-Tapazol- o Propanolol) hasta que se alcanza el control de la enfermedad. En pacientes con el bocio multinodular, si el bocio es importante y demuestra señales compresivos, el tratamiento de opción es la cirugía de la tiroides (tiroidectomía), que será realizada solamente después del control clínico del estado de hipertiroidismo. El control del hipertiroidismo se puede alcanzar con el Metimazol (Tapazol) o el propiltiouracil, que se deben tomar por varias semanas.

Para bocios nodulares más pequeños, o ésos para los cuales existe contraindicación quirúrgica, el paciente, después del control del cuadro con el Metimazol o el propiltiouracil, puede también recibir el yodo radiactivo, En pacientes con bocio uninodular tóxico, el cuadro de hipertiroidismo se debe compensar con el Metimazol / propiltiouracil, y, posteriormente, sujetarán al paciente a tiroidectomía subtotal. En pacientes con los nódulos pequeños o con contraindicaciones quirúrgicas, también se puede emplear el yodo radiactivo. Después de la solución del cuadro, usando el yodo radiactivo o por la cirugía, el paciente debe ser supervisado periódicamente para detectar eventual hipotiroidismo que puede ocurrir como complicación de estos tratamientos.

¿Cómo se previene?

No hay mecanismos de la prevención para las varias enfermedades. Por otra parte, la detección precoz de la enfermedad puede ser realizada especialmente si investigamos correctamente a cada paciente que presenta con el bocio uninodular o multinodular. Con este respecto la palpación rutinaria de la tiroides siempre que examinen cualquier paciente puede ser muy provechosa.

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →