¿Lo qué es?

Es un tumor benigno causado por un  Papilomavirus humano (PVH), lo cual también puede causar  tumores malignos en el cuello del útero o en el pene, según el serotipo. Son benignos los de serotipo 1, 2, 3 y 4. La denominación de las verrugas está relacionada con el lugar donde se desarrollan o de su aspecto.

Así que tenemos:

  • verruga plantar: en las plantas de los pies
  • palmar: en las palmas de las manos
  • anogenital o condiloma acuminado: cerca del perineo,
  • periungueales: al rededor de las uñas
  • subungueales:  debajo de las uñas
  • vulgar: las de aspecto más característico (coliflor)
  • plana,
  • filiforme.

 
¿Cómo se adquiere?

Las verrugas son de causa infecciosa, se transmiten por contacto con el virus causador, cuyo contacto puede variar desde un apretar de manos hasta una relación sexual o el frotar una lesión establecida que propicia la autoinoculación; la transmisión también es posible a través de objetos.

 ¿Cómo evoluciona?

 Mínimas lesiones de la piel permiten al virus penetrar en las células, obligándolas a producir una proteína que interfiere en las funciones reguladoras de la reproducción celular, con esto la reproducción se hace anormalmente acelerada. La supresión de esta regulación es temporaria, lo que explica la permanencia autolimitada de las verrugas y su desaparición después de un determinado tiempo.  

¿Qué uno siente?

Las verrugas son nódulos (proliferación celular) duros, benignos, de color cenicienta, que en general no causan síntomas. En determinadas situaciones (debido a su localización) puede haber dolor o sangrado.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

 En principio el examen clínico es suficiente si toma en cuenta el aspecto y la localización de la lesión.

¿Cómo se previene?

 Se previene evitando el contacto con el virus. La prevención es difícil de ejecutar, siendo infrecuente el adulto que ya no tenga presentado algún tipo de verruga.

 

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →