ICTERICIA DEL RECÉN NACIDONombres alternativos: Ictericia del neonato; Hiperbilirrubinemia neonatal

¿Qué es?

La ictericia es una condición común en recién nacidos. Se refiere al color amarillento de la piel y del blanco de los ojos que es causada por el exceso de bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es un pigmento normal, amarillo, generado por el metabolismo de las células rojas de la sangre.
El niño queda ictérico cuando la formación de bilirrubina es mayor que la capacidad de su hígado de la metabolizar.

¿Cuáles son los síntomas de la ictericia?

La ictericia normalmente aparece alrededor del segundo o tercero día de vida.
Empieza por la cabeza y progresa hacia bajo. La piel de un bebé ictérico quedará amarilla primero en la cabeza, después en el tórax, en el abdomen y, por fin, en las piernas. El blanco de los ojos de un niño también podrán quedarse amarillos.

¿Cómo se reconoce que un recién nacido está con ictericia?

Una maniobra simple para ictericia es apretar suavemente con la punta del dedo la punta de la nariz o la testa del recién nacido. Si la piel permanece blanca (esta maniobra funciona para todos los niños) no hay ictericia; si el color es amarillento usted debe llevar su niño al pediatra para verificar si la ictericia es significativa y requiere algún tipo de tratamiento. En la presencia de piel mucho amarillenta, hay necesidad de prueba de sangre para evaluar la intensidad, hacer un diagnóstico con mayor precisión del tipo de ictericia e indicar el tratamiento más adecuado.

¿Por qué existe preocupación con un neonato con ictericia?

La acumulación de esto pigmento por encima de determinados límites es extremamente tóxico para el sistema nervioso, pudiendo causar lesiones graves y irreversibles.
Tipos de ictericia

Hay varios tipos de ictericia en el recién nacido. Los más comunes son los siguientes:

  • Ictericia fisiológica (normal): Ocurre en más del 50 % de los recién nacidos. Esta ictericia se debe a la característica propia del bebé, que lleva a un metabolismo lento de la bilirrubina. Generalmente surge entre el 2º y el 4º días de vida, y desaparece entre la 1ª y la 2ª semana de edad.
  • Ictericia del prematuro: Ocurre con mucha frecuencia en bebés prematuros, puesto que ellos llevan mucho más tiempo para conseguir excretar de forma eficaz la bilirrubina.
  • Ictericia de la leche materna: En cerca del 1 % a 2 % de los bebés alimentados al pecho puede ocurrir ictericia causada por sustancias que reducen la excreción intestinal de la bilirrubina. Empieza generalmente alrededor de los 4 a 7 días de vida y puede durar de 3 a 10 semanas.
  • Por incompatibilidad del grupo sanguíneo (Rh o ABO): La ictericia por incompatibilidad muchas veces empieza ya durante el primer día de vida. La incompatibilidad  Rh causa la forma más severa de ictericia, siendo prevenida mediante una inyección de inmunoglobulina  anti-Rh  (Rho GAM) en la madre dentro de 72 horas después del parto. Esto impide la formación da anticuerpos que podrían colocar en riesgo los próximos bebés.

Prevención de complicaciones de la ictericia

Usted debe acudir al pediatra de su bebé inmediatamente si:

  • La ictericia es identificable durante las primeras 24 horas de vida.
  • La ictericia alcanza los brazos o piernas.
  • Su bebé presenta fiebre.
  • Su niño parece enfermo.

Busque su médico si:

  • El color parece más intenso después del 7º día.
  • La ictericia no desaparece después del 15° día.
  • Su bebé no gana peso suficiente.
  • Usted está preocupa por la intensidad de la ictericia.
  • Usted tiene cualquier duda – de cualquier tipo- en cuanto a la salud de su bebé.

¿Cómo se trata?

Si la ictericia es de nivele leve a moderado, cerca de 5 a 7 días de vida el bebé tendrá resuelto él mismo la ictericia.
Si la ictericia alcanza niveles más altos, puede ser necesario fototerapia (baños de luz). También se pueden recomendar alimentos más frecuentes para ayudar el bebé a eliminar la bilirrubina por las heces.
En algunos casos, su médico puede pedir para interrumpir el amamantamiento al pecho temporalmente. Durante esto tiempo, usted puede agotar el pecho con un bombillo, así usted puede mantener la producción de la leche del pecho y usted podrá empezar a amamantar nuevamente una vez que la ictericia tenga disminuido. En algunos casos, un cambio de sangre puede ser necesaria para eliminar el exceso de bilirrubina de la sangre del bebé.
Raros casos no tienen tratamiento satisfactorio, algunos necesitan intervención quirúrgica.

Pronóstico
Si se acude con tiempo, la situación puede ser totalmente controlada sin dejar secuelas.

Bookmark and Share
Share →