GASTRITIS

Sinónimos y nombres populares

Enfermedad del estómago, inflamación del estómago.

¿Qué es?

El estómago es un tipo de depósito que recibe lo que injerimos. Internamente, es forrado por una mucosa, una capa rosada que se asemeja con la que tenemos en nuestra boca. La gastritis es una inflamación de la mucosa del estómago, a menudo teniendo significado diverso para legos y médicos Las personas utilizan con frecuencia el término gastritis , expresando una gama de malestares relacionados con el aparato digestivo. .

El médico, después de examinar al paciente y de realizar las pruebas necesarias, concluye si hay gastritis, muchas veces asintomática, o por ausencia de significado clínico relevante. La gastritis puede ser crónica o aguda.

¿Cómo evoluciona?

Gastritis aguda

La gastritis aguda permite un abordaje más simple por causa de que su inicio ocurre repentinamente, se manifiesta rápidamente, y se asocia fácilmente a un agente causativo. Medicamentos, infecciones y tensión física o psíquica pueden conducir a la gastritis aguda.

El ácido acetilsalicílico (Aspirina, AAS), los agentes anti-inflamatorios no-esteroides, los corticoides, las bebidas alcohólicas, y la ingestión accidental o suicida de algunas sustancias corrosivas son ejemplos de los agentes agresores.

Situación muy conocida es la hemorragia digestiva superior aguda, con vómitos, y evacuaciones con sangre.

La hemorragia digestiva puede ocurrir como complicación de situaciones severas como estrés ,causado por permanencia prolongada del paciente en el ICU (unidad de cuidado intensivo), en períodos postoperatorios, en pacientes con áreas grandes de sus cuerpos quemado, en pacientes poli-traumatizados, o con infección generalizada (septicemia).

Gastritis crónica Con referencia a la gastritis crónica, hay también mucha confusión, especialmente en lo que concierne a los síntomas y a los agentes causativos.

La bacteria Helicobacter pylori , se sabe, puede determinar la gastritis crónica. En la gastritis crónica atrófica, una condición que disminuye grandemente el número de las células de la mucosa del estómago, hay una reducción considerable en la producción del ácido gástrico, que es importante para la “esterilización” de lo que injerimos y para la digestión de los alimentos.

Ocasionalmente, la bilis lanzada por el hígado en la porción inicial del intestino delgado (duodeno) refluye al estómago, causando inflamación crónica.

Estos factores, actuando aisladamente o juntos, pueden conducir a la gastritis crónica.

¿Qué uno siente?

La mayor parte de los casos crónicos no tienen síntomas. En la gastritis aguda sin embargo, cuando hay quejas, éstas varían mucho:
 

dolor ardiente en el abdomen
Acidez (pirosis)
pérdida de apetito
náuseas y vómitos
hemorragia digestiva complicada, demostrada por la evacuación de heces oscuras (melena) y/o vómitos con sangre (hematemesis).

Debido a deficiencia de absorción de vitamina B12 y de ácido fólico, puede haber anemia manifestada por:
 

debilidad
lengua dolorida (glositis)
irritación en cantos de los labios (comissurite) diarrea
mas raramente, cambios neurológicos que envuelven memoria, orientación y coherencia, una condición clínica relacionada con la gastritis atrófica.

¿Cómo el médico logra la diagnosis?

En la gastritis aguda, basada en historia clínica, exámenes que son generalmente innecesarios. Si las complicaciones tales como hemorragia, se sospechan, la endoscopia digestiva alta es el examen indicado. La endoscopia es un examen que permite ver la mucosa directamente, revelando los cambios sugestivos de una cierta clase de gastritis. Sin embargo, 40% de los casos de gastritis crónica no demuestran nada. Por lo tanto, la diagnosis de algunas clases de gastritis se considera ser esencialmente histológica, es decir, es alcanzado con la evaluación microscópica de pedazos de mucosa recogidos por la biopsia a través del endoscopio

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento se relaciona con el agente causativo.

Cuando se trata de gastritis aguda asociada al uso de drogas anti inflamatorias, el tratamiento básico consiste en la suspensión o reemplazo, en asociación con el uso de las drogas que neutralizan, inhiben o bloquean la secreción ácida del estómago. La endoscopia, empleada con más frecuencia en los casos de gastritis aguda acompañados con sangramiento, además de poder diagnosticar, puede parar la hemorragia aplicando varios tratamientos locales.

No hay consenso sobre la ventaja de tratar la bacteria Helicobacter pylori en presencia de gastritis sin úlcera, puesto que no se ha observado ninguna mejora significativa en los síntomas digestivos.

¿Cómo prevenir?

Evitando el uso de medicamentos irritantes, tales como agentes inflamatorios y aspirina Evitar uso excesivo de bebidas alcohólicas y fumar. Hay controversias sobre la influencia de ingestión habitual de café y de té negro sobre la gastritis; por lo tanto, su consumición debe orientarse de acuerdo con la tolerancia individual.

La mejora de condiciones sanitarias, del tratamiento del agua de consumo doméstica, de higiene personal (lavar las manos antes de tocar los alimentos), y del cuidado en la preparación y conservación de alimentos ha hecho decrecer de manera significativa el número de víctimas de infección alimentar (gastroenteritis.) Preguntas que puedes hacer a tu médico:

¿Son la gastritis y la úlcera, similares?

¿Cada uno que sufre de gastritis, siente igual?

¿Hay alimentos que empeoran la gastritis? ¿ Y sobre el alimento ácido o picante?

¿Es necesario tratar todos los tipos de gastritis?

¿La gastritis puede transformarse en algo más severo?

Bookmark and Share
Share →