Nombre alternativo: Difilobotríasis

Definición

Difilobotríasis es una infección causada por una parásita de peces, también conocida como tenia de los peces. La infección es semejante a la de tenias soliun y saginata cuya contaminación ocurre a través de ingestión de carne de bovino y cerdo mal cocidas. El hospedero definitivo es el hombre, pero otros mamíferos, como perros y gatos que comen peces crudos pueden ser hospederos.

Causa

El parásito de los pescados es llamado científicamente de Diphyllobothrium latum, y representa una especie de helminto (lombriz) achatado (platelminto) que alcanzan el tamaño más grande entre los helmintos. Los seres humanos se infectan cuando comen pescados crudos o poco cocinados que contienen las larvas de la lombriz.

Incidencia y factores de riesgo.

La infección se encuentra en muchas áreas de Europa Oriental, Norteamérica, Sudamérica, África y en algunos países asiáticos. En Brasil, 27 casos fueron registrados por la oficina de salud del estado de São Paulo en el municipio de São Paulo, entre el marzo de 2004 y marzo de 2005, lo que llevó al ministerio de la salud a publicar un aviso el 7 del abril de 2005, destacando la potencial posibilitad de infección.

Infección

Después de que la persona, o cualquier otro hospedero, ingerir pescados crudos o poco cocinados infectados, la larva crece en su intestino. El gusano del adulto puede alcanzar más de 10 m en longitud, con alrededor 3.000 segmentos. Los huevos se forman en cada uno de los segmentos y todavía se eliminan inmaduros en las heces (hasta 1.000.000 huevos cada solitaria.) De vez en cuando, algunos segmentos (que se llaman proglótidos) pueden también pasar en las heces. Los parásitos maduros del adulto que se alojan en el intestino pequeño atacan su membrana mucosa.

Síntomas

La mayoría de los individuos infectados no presenta ningún síntoma. Las infecciones muy pesadas pueden presentar los siguientes síntomas:
 

Molestia abdominal
Náusea, vómito y diarrea
Pérdida de apetito y de peso

La infestación masiva puede causar obstrucción intestinal por los gusanos, llevando al dolor abdominal

Esta infección puede conducir a la deficiencia de vitamina B-12 y consecuentemente, a la anemia perniciosa (macrocítica); los individuos con deficiencia B-12 y anemia pueden sufrir fatiga y confusión.

Diagnóstico

Se hace a través del examen fecal, donde los huevos se pueden ver a través del microscopio. A veces los segmentos (proglótidos) pasan para las heces, y pueden ser visibles a ojo desnudo. El análisis de la sangre puede revelar anemia.

Tratamiento

Si sospecha de infección, busque a su médico o va a un centro de salud para una diagnosis previa y posterior prescripción.

No utilice ninguna clase de medicación sin ver a un médico.

La infección se puede suprimir con un tratamiento de una sola aplicación. Después de erradicada, la enfermedad no presenta complicaciones tardías

Complicaciones

Sin tratamiento apropiado la infección puede desarrollar anemia y la obstrucción intestinal por los gusanos.

Pero recuerde que la mayoría de los individuos infectados no presenta ningún síntoma.

Prevención

Evite comer pescados crudos o poco cocidos. Los consumidores de pescados crudos o poco cocidos son la población de riesgo elevado para la difilobotríasis. La existencia de varios restaurantes que ofrecen platos tales como sushi, sashimi, ceviche, o cualquier otra clase de pescados crudos o poco cocidos en su preparación, representa un riesgo potencial de contaminación para el consumidor si se infesta la materia prima.

Recomendaciones institucionales

La secretaria de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud de Brasil recomienda que: Si es constatada infestación de la materia prima, tornase necesaria investigación de la enfermedad en todo el territorio nacional.

Las unidades de salud posibilitan la realización de análisis de heces, de los pacientes con quejas de diarrea intermitente, dolor y/o molestia abdominal, con historia de pez crudo o mal cocido.

La vigilancia epidemiológica realiza investigación de los casos confirmados por laboratorio, visando la identificación del origen de la infección, es importante el relato de consumo de pez crudo, identificando los locales y fecha del consumo. Entretanto, debe ser considerado que en algunas situaciones, en función del largo periodo desde la infestación por el parásito, la exposición (consumo) puede ser difícil de establecer

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud, considerando la necesidad de orientación a los servicios de alimentación y a los consumidores recomienda que:
 

El consumo de pescado crudo o mal cocido debe ser evitado.
Los platos preparados o que contengan pescado crudo o mal cocido debe ser precedido por congelamiento del pescado en por lo menos
20ºC (veinte grados negativos) por un periodo mínimo de 7 días o –35ºC (treinta y cinco grados negativos) por lo mínimo de 15 horas, condición suficiente para matar el transmisor.
En restaurantes donde son servidos peces crudos o mal cocidos, los propietarios deben garantizar el mismo procedimiento de congelamiento referido antes.

El Ministerio de Agricultura informa que:
 

Aunque el salmón sea la especie más común de transmisión de difilobotriun, no es la única, han sido detectados en truchas, anchoas, corvinas, y otros peces de agua fría y que a pesar de ocurrir en varios países no hay restricción al comercio de pez fresco.
El control de la parasitosis es prácticamente imposible, por lo que acciones preventivas en diversos países (Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Noruega, entre otros) se resumiera a alteraciones en los hábitos de preparo para el consumo, como obligatoriedad del congelamiento por periodo determinado, del pescado que será consumido crudo o mal cocido.
En el pescado fresco, la inspección es hecha a través de avaluación del aspecto visual, olor y consistencia.
Bookmark and Share
Share →