VÉRTIGO

Sinónimos y nombres alternativos: Pérdida de equilibrio, Sensación de mareo

Las palabras y expresiones empleadas por los pacientes para describir disturbios asociados al equilibrio son variadas y muy vagas. Van desde quejas de “turbación visual”, “visión dupla”, debilidad, mareo, vahído, desmayo, pérdida de sentidos.

¿Qué es?

Es la ilusión de movimiento del cuerpo o del ambiente algunas veces definidas adicionalmente como rotatoria o unidireccional. Frecuentemente está asociada con otros síntomas como impulsión (sensación de cuerpo empujado o impulsado para el espacio), osciloscopia (ilusión visual de movimiento para frente y para tras), nauseas, vómitos, ataxia de marcha.

¿Cómo se desenvuelve o se adquiere?

Es un síntoma común, asociado a una serie de patologías posibles de ser imputadas como causadora del proceso. Pueden ser:

PERIFÉRICAS

  • Vértigo posicional benigno
  •  
  • Neuronitis vestibular
  •  
  • Enfermedad de Ménière
  •  
  • Infección
  •  
  • Vasculopatias: isquemia arterial, del cerebelo, anterior inferior
  •  
  • Tumor: neuroma del acústico
  •  
  • Toxinas: aminoglicósidos, alcohol, salicilatos
  •  
  • Traumatismo

CENTRAL

  • Enfermedad vascular: isquemia e infarto del sistema vertebro-basilar
  •  
  • Jaqueca
  •  
  • Esclerosis múltipla
  •  
  • Tumor del tronco cerebral

¿Qué se siente?

El vértigo es definido como una experiencia consciente de un movimiento giratorio; los pacientes perciben una anormalidad del equilibrio, sintiéndola desagradable; ellos pueden describir a sí mismos o al ambiente como moviéndose, rodando, inclinándose, por veces, de inicio súbito, acompañado de nausea y vómitos.

¿Cómo el médico diagnostica?

Por el histórico del paciente (anamnesis), debiendo prestar atención al inicio y duración de los síntomas, a los episodios recurrentes, posición, zumbido en el oído, pérdida auditiva.

Por el examen neurológico, prueba de audición, pruebas de campo visual, ataxia, disartria, diplopía, anormalidades de nervios craneanos.

Por estudios de investigación: exámenes de sangre (deficiencia de vitamina B12, disminución de niveles hormonales), examen del licor (aumento de proteínas, tumores, polineuropatias, infección); exámenes de imagen (tomografía del encéfalo, resonancia magnética del encéfalo); por audiometría, electronistagmografía, respuesta auditiva evocada.

¿Cómo se trata?

Depende de sus causas y de acuerdo con la intensidad de los síntomas. Generalmente se utilizan drogas como los antihistamínicos, anticolinérgicos, fenotiazinas.

Medidas generales como acostarse, hacer relajación, evitar movimientos extremos de la cabeza, fijación de la mirada, ayudan a aliviar los síntomas.

Persistiendo los síntomas (vértigo, desequilibrio), el paciente podrá tornarse incapacitado, pudiendo el tratamiento propuesto no haber sido benéfico al paciente o haber fallado. Este tipo de paciente es candidato a una rehabilitación vestibular cuyos objetivos están en la disminución de la ocurrencia de vértigos, mejoría de la función dinámica diaria, restauración de la autoestima.

Esta rehabilitación consiste en ejercicios para habituar el padrón vestibular, ejercicios de equilibrio, de coordinación del paciente.

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →