También conocida como SPM,  es un conjunto de síntomas físicos y de comportamientos que ocurren en segunda mitad del ciclo menstrual, y  pueden ser tan severos que pueden  interferir, significativamente, en la vida de la mujer.

La SPM es un desorden “neuropsicoendócrina” con síntomas que afectan la mujer en la esfera biológica, psicológica y social.

La tendencia hoy día es creer que la función fisiológica del ovario sea el gatillo que dispara los síntomas del síndrome alterando la actividad de la serotonina  (neurotransmisor) en nivel del sistema  nervioso central.

El tratamiento depende de la severidad de los síntomas e incluye modificaciones alimentarias, del comportamiento y tratamientos medicamentosos.

Los síntomas más comunes incluyen, por orden de frecuencia:

  • Malestar abdominal,
  • Mastalgia (dolor o aumento de sensibilidad en las mamas)
  • Cefalea (dolor de cabeza)
  • Fatiga,
  • Irritabilidad (nerviosismo)
  • Tensión,
  • Humor deprimido,
  • Humor lábil (inestable)
  • Aumento del apetito,
  • Olvido y dificultas de concentración,
  • Acné,
  • Hipersensibilidad a los estímulos,
  • Rabia,
  • Lloro fácil,
  • Oleadas de calor,
  • Palpitaciones y
  • Mareos
  • Ansiedad (alteración del humor con sentimientos de hostilidad y rabia)
  • Depresión (con sensación de impotencia, disturbio del sueño, dificultad de concentración)
  • Retención de líquidos (hinchazón o dolor en las piernas)
  • Cansancio
  • Deseo por alimentos como chocolate, dulces y comidas saladas.

Se debe llevar a cabo un control objetivo del ciclo menstrual (a través de un diario por un periodo mínimo de dos ciclos. Se deben excluir  otros trastornos como hiper o hipotiroidismo, perimenopausia, jaqueca, fatiga crónica, síndrome del intestino irritable o agravamiento premenstrual de enfermedades psiquiátricas, depresión, que puede se intensificar en esto periodo (magnificación premenstrual.).

Historial médico, examen físico cuidadoso, evaluación endocrina ginecológica  cuando el ciclo menstrual es irregular, perfil bioquímico,  prueba de sangre y de TSH (hormona estimulante de la tiroides) para descartarse condiciones médicas que puedan presentar síntomas que simulen una SPM. Importante hacerse el diagnóstico diferencial con la condición psiquiátrica: TDPM (trastorno disfórico premenstrual.).

El tratamiento medicamentoso incluye el manejo específico de cada síntoma y debe ser individualizado. La mayoría de los tratamientos medicamentosos propuestos no se muestran más eficaces que los tratamientos con placebo (progesterona, espirolactona, óleo de prímula y vitaminas B6 y E, ingestión de calcio y magnesio). La fluoxetina, fue la única medicación que demostró eficacia, sin embargo la FDA sólo lo ha aprobado para tratarse la TDPM (la forma más grave de SPM, con prevalencia de los síntomas de rabia, irritabilidad y tensión).

En Europa no se ha aprobado ésta droga ni siquiera para tratar la TDPM.

Medidas preventivas son igualmente importantes e incluyen:

  • Orientación: explicar que la SPM no es grave y que los síntomas pueden variar en cada ciclo,
  • modificaciones alimentares con disminución de gordura, sal, azúcar y cafeína (café, té, bebidas a base de colas),
  • fraccionamiento de las comidas,
  • dieta con buenas fuentes  de calcio (leche, yogurt descremado) y magnesio (espinaca), disminución de la ingestión de alcohol,
  • quitarse del tabaco,
  • hacer ejercicios regulares (aeróbicos: 20 minutos, 3 veces por semana),
  • manejar el estrés.

Preguntas que usted puede hacer a su médico.

¿Lo que siento en aquellos días antes del periodo menstrual son “cosas de mi cabeza”?

¿Los síntomas desagradables que surgen antes de la menstruación pueden ser considerados una enfermedad?

¿Existe tratamiento para el síndrome de tensión premenstrual?

¿Cuál el criterio para determinar la gravedad del SPM?

¿Cuándo el SPM es caracterizado como trastorno disfórico premenstrual?

¿Cuándo es necesario hacerse el seguimiento psiquiátrico para el SPM ?

¿Hacer ejercicios físicos y de relajación ayudan en el tratamiento del SPM?

¿Cuáles los alimentos más adecuados para estos días?

¿Debo usar vitaminas o suplementos alimenticios para ayudar en la mejora de los síntomas?

¿Debo suspender el uso de alcohol y cigarrillos?

Bookmark and Share
Share →