DEPRESIÓN POSPARTO
 

El posparto es un periodo de riesgo psiquiátrico aumentado, en el ciclo de la vida de la mujer. La depresión posparto, también conocida como “postpartum blues” puede manifestarse con intensidad variable, tornándose un factor que dificulta el establecimiento de un vínculo afectivo entre madre e hijo, pudiendo interferir en las futuras relaciones interpersonales establecidas por el niño.

A pesar de las controversias, varios factores pueden ser mencionados como posible causa de la depresión posparto, entre ellos:

Factores biológicos
 

Son los resultantes de la grande variación en los niveles de hormonas sexuales (Estrógeno y Progesterona) circulantes y de una alteración en el metabolismo de las catecolaminas causando alteración del humor, pudiendo contribuir para la instalación del cuadro depresivo.
 

Factores psicológicos
 

Son los originados de los sentimientos de conflictos de la mujer en relación :  

A ella misma, como madre,
Al bebé
Al compañero
A ella misma, como hija de su propia madre

Otros factores, relacionados a las condiciones del parto, a la situación social y familiar de la mujer, generando sobrecarga, también pueden desencadenar estos disturbios.

Sintomatología  

La intensidad de los síntomas generalmente define los diferentes cuadros depresivos del periodo posparto. La depresión (postpartum blues), es un disturbio emocional común, pudiendo ser considerada una reacción esperada en el periodo posparto inmediato y que generalmente ocurre en la primera semana después del nacimiento del niño. Entre 50 a 80 % de todas las mujeres presentarán reacciones emocionales.

Los síntomas incluyen crisis de lloro, fatiga, humor deprimido, irritabilidad, ansiedad, confusión y lapsos cortos de memoria. Las reacciones emocionales no psicóticas ocurridas en el periodo posparto se resuelven espontáneamente en hasta 6 meses, siendo que el manejo consiste en dejar la paciente verbalizar sus sentimientos, enfatizando la normalidad de sus alteraciones.
 

Psicosis Puerperal y Síndrome Depresiva Crónica
 

Son cuadros depresivos que también ocurren en el periodo posparto.

En la Psicosis Puerperal, los síntomas aparecen en los tres primeros meses posparto y son más intensos y duraderos con episodios sicóticos, necesitando acompañamiento psicológico e internación hospitalar.

El síndrome depresivo crónico es un episodio depresivo y no sicótico, con humor disfórico, disturbio del sueño modificación del apetito, fatiga, culpa excesiva y pensamientos suicidas. El tratamiento debe ser psicológico y medicamentoso, pues los síntomas pueden persistir hasta un año.

Desde el siglo pasado existen publicaciones sobre los trastornos del periodo posparto y, a pesar del asunto todavía causar controversia, es importante su diagnóstico precoz, ayudando las mujeres en la resolución de sus conflictos para el establecimientos de vínculos adecuados entre la madre y su hijo.

Preguntas que se puede hacer al médico.
 

Mi hijo nació hace pocos días, estoy muy triste e incapaz de cuidar de él. ¿Es normal?
 

¿Por qué la mujer tiene un riesgo mayor de crisis depresivas en el posparto?
 

¿Cuál el periodo para determinar una depresión posparto?
 

¿Cuál es la causa de la depresión posparto?
 

¿Cuándo la depresión posparto debe ser tratada con medicamentos?
 

Bookmark and Share
Share →