CANDIDIASIS Y VAGINOSIS

Nombres alternativos:

Tordo, infección vaginal de la levadura Candidíase vaginal.

¿Que es?

También conocida como moniliasis vaginal. La Cándida es un hongo, generalmente presente en el aparato gastrointestinal y en la región del perineo. Crece bien en el ambiente ácido de la vagina y puede colonizarlo. El control de su crecimiento depende de la presencia de otros microorganismos en la flora vaginal normal. Muchas veces, aparece cuando un desequilibrio ocurre entre los integrantes de la flora vaginal normal. Las disminuciones de la resistencia del organismo debido al uso de los antibióticos de ancho-espectro, embarazo, diabetes, infecciones, enfermedades que causan deficiencia inmune como SIDA, ingestión excesiva de carbohidratos, o uso de algunas medicaciones, tales como contraceptivos y corticoides orales.

¿Qué se siente?

La candidíase no se considera una enfermedad sexualmente transmitida (STD); sin embargo, un aparcero sexual puede experimentar síntomas como la irritación y prurito en el pene. Los síntomas más comunes en mujeres son: descarga gruesa que se asemeja a la crema de la leche, en general acompañada por la irritación intensa que pica la vagina y la vulva y que puede empeorar en el período menstrual y con la cópula.

El diagnóstico.

El examen clínico y el examen directo de la descarga vaginal con lámina en solución salina o con hidróxido de potasio al 10% pueden revelar la presencia del hongo. El tratamiento incluye el uso de los agentes antihongos administrados en óvulos o crema vaginales o por vía oral.

Prevención.

La prevención destaca higiene apropiada y el uso de la ropa interior del algodón, evitando calor y humedad en el área genital. Vaginosis bacteriana.

¿Qué es?

También conocida como vaginitis no específica, es la causa más común de vaginitis. No se considera como STD, puesto que se la ha observado en mujeres y monjas jóvenes no-sexualmente activas. Es causado por un cambio en la flora vaginal normal, con una disminución de la concentración de lacto bacilos y del predominio de una especie bacteriana sobre las otras, principalmente de Gardnerella vaginalis.

¿Qué se siente?

Una descarga vaginal grisáceo-blanquecina con un olor a pescado es el síntoma característico. El picar y la irritación de la vulva son raros.

El diagnóstico.

La diagnosis es alcanzada por el examen directo con la identificación de las células llamadas las células” clue-cells” y liberación del olor típico en la prueba de la amina.

El tratamiento.

El tratamiento se hace con el uso de crema vaginal específico.

Bookmark and Share
Share →