Sinónimo
: Sangre en la orina

¿Qué es?

 Hematuria o sangre en la orina es una señal que ocurre en las enfermedades renales y no puede ser ignorada por los portadores, ni por los médicos. En toda orina, hay siempre eritrocitos (sangre) en cantidades muy  reducidas. La hematuria puede ser microscópica  o macroscópica.

Llamamos hematuria microscópica cuando la pérdida de sangre es superior a tres eritrocitos (glóbulos rojos) por campo microscópico en el análisis de sedimento urinario.

La macroscópica es reconocida a simple vista por el color rojizo, o marrón como coca-cola.

Cualquier hematuria debe ser cuidadosamente evaluada, independiente de la intensidad, porque generalmente la intensidad no es proporcional a la gravedad de la enfermedad renal. 

¿Cómo se diagnostica? 

Para saber si una persona tiene hematuria microscópica, es necesario una prueba de orina. La muestra de orina debe ser la primera de la mañana, después de una higiene externa para evitar contaminación.

Además de la sangre en la orina, otros datos de la prueba de orina deben ser investigados para ayudar a encontrar  la causa y el sitio de la hematuria. Por ejemplo, la presencia de albúmina (proteinuria) nos recuerda a las nefritis; las bacterias y leucocitos (pus) sugieren infección urinaria;  glucosa en la orina ocurre en la diabetes, y así sucesivamente. Además del examen de orina, es importante que el médico obtenga informaciones si la hematuria es intermitente y eventual o, si es constante y persistente, con o sin síntomas. Otros datos se deben preguntar, como las relaciones  de la hematuria con dolor, fiebre, ejercicios violentos y trauma, y si se sigue de edema, presión elevada, masa abdominal, secreciones uretrales y ginecológicas.

Muchas veces, es necesario realizar radiografías, tomografías, ecografías y punción biopsia renal para complementar el diagnóstico.

Analizando todas las informaciones recogidas, se  puede encontrar más de 80 causas de hematuria y la mayoría de ellas son microscópicas; por ello, la investigación de la hematuria es difícil y demorada.

Principales causas.

Resumidamente, las principales causas de hematuria se pueden clasificar en prerrenales, renales y postrenales

Causas prerrenales

Son raras, pero pueden ocurrir en las hemofilias (enfermedad hemorrágica heredada) y deberse al uso de anticoagulantes.

Causa renales

Son las de origen inflamatorio (glomerulonefritis), infeccioso (pielonefritis), neoplásicos (tumores benignos y malignos), heredado (hematuria familiar benigna, riñón poliquístico) funcional (ejercicios exagerados, fiebre) y traumáticos.

Causas postrenales 

Se relacionan a los canales por donde pasa la orina (uréter, vejiga, próstata y uretra) que pueden ser aectados por lesiones inflamatorias, infecciosas, tumorales, congénitas, traumáticas, tóxicas y por cálculos urinarios.

Hay otras situaciones en las cuales se puede encontrar  orina roja, pero que no significan sangre en la orina. La orina puede ser teñida de rojo por pigmentos ferruginosos, como la hemoglobina, que es proteína portadora de hierro de los glóbulos rojos. La mioglobina que es originaria de los músculos también puede pigmentar de rojo la orina.

Los pacientes portadores de defectos congénitos o prótesis valvulares cardíacas pueden, por problemas mecánicos, facilitar la distribución de glóbulos rojos, y con la liberación de la hemoglobina colorar de  rojo la orina. 

Alimentos como betarraga, páprika y ruibarbo, medicamentos como pyridium, rifampicina, laxantes como cáscara, hoja de  sena y tranquilizantes (fenotiazinas), además de otros pigmentos de innumerables sustancias pueden colorar de roja la orina.

La prueba de orina aleja esta posibilidad de confusión 

Preguntas que usted  puede hacer a su médico.

¿Es grave tener siempre sangre el la orina?
¿Cómo puedo saber si la orina tiene sangre?
¿La pérdida de sangre puede llevar a la anemia?

 

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →