Hay 3 enfermedades renales (nefropatías) importantes, entre otras, provocadas por anormalidades del ácido úrico.

  • Nefropatía úrica aguda
  • Nefropatía úrica intersticial crónica
  • Litíasis renal úrica (cálculos renales)
  • Nefropatía Úrica aguda

La nefropatía úrica ocurre por la precipitación aguda de uratos dentro de los túbulos renales provocando una obstrucción al pasaje de la orina. Caracterizase por ausencia de orina (anuria) o pequeña producción (oliguria), llevando el paciente a una situación de insuficiencia renal aguda.

Es una enfermedad que ocurre por superproducción y hiperexcreción de uratos, muy común cuando hay grande destrucción de células como en los linfomas, leucemias y enfermedades proliferantes de la médula y, particularmente, cuando ocurre una rápida destrucción celular por irradiación y/o quimioterapia. Esta situación es conocida como síndrome de destrucción de tumores. Clínicamente, se presenta con dolor lumbar debido a obstrucción urinaria por los cristales de urato, con aumento del riñón, provocado por la inflamación y disminución de la producción de orina. En la sangre hay una abrupta y acentuada elevación de la tasa de ácido úrico en la sangre, casi siempre superior al 15mg %.

El tratamiento preventivo para esta situación, en los pacientes que están bajo tratamiento de tumores, es aumentar mucho la ingestión de líquidos y alcalinizar la orina con citrato o bicarbonato de sodio. Además de esto, administrar un medicamento que bloquea la enzima (xantina oxidasa), que transforma la xantina en ácido úrico.

Se debe prestar atención a la xantina, que impedida de se transformar en ácido úrico, se puede acumular en el organismo y tener síntomas y señales semejantes a los del ácido úrico.

Nefropatía Úrica Crónica

La nefropatía úrica crónica se debe a la elevación exagerada y constante de los uratos con precipitación crónica anormal en el intersticio del riñón. Es una enfermedad que impregna todo el tejido del riñón, resultando en proceso inflamatorio generalizado, lo que al final resulta en fibrosis del tejido renal, principalmente en la zona central que suele llamarse médula del riñón. Esta fibrosis que torna el riñón endurecido trae consigo la pérdida de la masa renal y, como consecuencia, el riñón no filtra bien, lo que hace surgir la insuficiencia renal crónica.

Litiasis Renal Úrica

Los cálculos renales de ácido úrico representan el 3 a 5 % de todos los cálculos, en el gran universo de la litiasis en la cual predominan las piedras de calcio (90 a 95 %.) Ellos ocurren por la grande excreción de uratos en la orina asociados a factores causadores o que facilitan la formación de cálculos (orina muy o siempre ácida, supersaturada de cristales, infección urinaria, etc.) o ausencia de inhibidores de la formación como y principalmente el citrato urinario. El citrato urinario es el grande protector de la formación de cálculos, él solo representa el 50 a 60 % de los productos urinarios protectores. La excreción normal de ácido úrico es de hasta 600 mg /24 horas. Cuando la excreción alcanza valores superiores a 1000 mg / 24h, el 50 % de los pacientes podrán formar cálculos de ácido úrico y/o oxalato o fosfato de calcio. Estos grandes eliminadores de uratos hacen innumerables cálculos durante sus vidas y requieren una atención médica especial.

 

Bookmark and Share
Share →