Sufrimiento sexual: ¿ donde yo me sitúo?
 

¿Cuál problema tiene Aline?
 

Aline tiene 19 años y recientemente se arregló con un nuevo enamorado, con el cual tubo su primera relación sexual. Se quedó muy frustrada, pues no vio “estrellitas coloridas” en el final de su relación, tampoco en los encuentros siguientes. Aline se queda mojada durante el inicio del juego sexual, pero se preocupa constantemente en tener que llegar al final, en tener su satisfacción sexual plena. Y no es falta de estímulo, pues su compañero tiene mucha experiencia y es muy afectuoso con ella.

¿Dónde Pablo se sitúa? 

Pablo se siente avergonzado, no consigue controlar la tentación. Cuando se percibe, ya está a camino de la plaza pública da la ciudad vecina. Toma 2 a 3 conducciones, camina por media a una hora y llega al local, próximo de la noche. La plaza fue escogida hace semanas, es de pequeño movimiento, jóvenes estudiantes transitando después de más un día de clase. Paulo aguarda detrás de un árbol. Cuando percibe muchachas viniendo en su dirección, empieza a masturbarse más intensamente, exponiendo sus genitales a ellas. Tiene su orgasmo, apenas ellas dan una ojeada, diciendo alguna grosería o, sorpresa, irse en retirada. Pablo eyacula e inmediatamente abandona el local. Una sensación de deleite y de gran placer que acompaña de culpa y vergüenza. No retorna jamás al mismo local, con una terrible desconfianza de que pueda ser reconocido mismo en la ciudad donde vive. Por esto Paulo no sale mucho de casa, aislase de amigos y queda esperando, ansioso y medroso, que esta haya sido la última vez. Por lo menos, hasta que el impulso vuelva.

¿Juan sufre de que?

Juan tiene 28 años y nunca tubo una relación sexual con nadie. Siempre tubo la sensación de tener nacido diferente, como si lo hubieran colocado en una armadura, con vestimentas erradas y deseos contrarios. Juan acredita haber sido una falla de la naturaleza, una venganza de ella contra su forma de pensar. Entre amigos, prefiere ser llamado por el apodo de Juana y jamás se deja observar desnudo, teniendo rabia de sus órganos genitales. Desde temprano, sus padres tentaran hacerlo jugar a la pelota, pero Juan prefería jugar con muñecas de papel con las niñas de las cercanías. Juan siéntese solo e infeliz, humillado y poco comprendido por todos que lo cercan. Tiene una vida falsa.
 

Tipos de trastornos sexuales: tres grandes categorías
 

  • Los problemas sexuales son conocidos como Trastornos sexuales en lenguaje médica. Se dividen en 3 grandes grupos:
  •  
  • Las Disfunciones Sexuales
  •  
  • Las Parafilias
  •  
  • Los trastornos de Identidad de Género
  •  
  • Disfunción Sexual 

La disfunción sexual es un problema que puede afectar el deseo y/o alterar las respuestas psicofisiológicas del cuerpo frente a los estímulos sexuales, causando sufrimiento e insatisfacción no solamente en la persona como también en su pareja. Aline no consigue alcanzar el orgasmo, frustrándose constantemente. Ella tiene anorgasmia.

Otras Disfunciones Sexuales femeninas son: Deseo Sexual Hipoactivo, Aversión Sexual, Trastorno de la Excitación (Frigidez), Dispareunia (dolor en la relación sexual) y Vaginismo (contracción involuntaria de los músculos perineales que impiden la penetración.)
 

En los hombres encontramos el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo, la Aversión Sexual, la Disfunción Eréctil (Impotencia), la Eyaculación Precoz (o Prematura) y la Anorgasmia.  

Las disfunciones sexuales son frecuentes y relativamente fáciles de tratar con ayuda especializada, principalmente las que acometen las fases de excitación o del orgasmo. 

Parafilia 

La parafilia antiguamente era denominada de Desvío Sexual o Perversión. Es caracterizado por la presencia de fantasías o voluntades sexuales estimulantes y persistentes relacionadas con objetos no humanos con humillación de sí mismo o de su par, con niños o con personas que no están permitiendo el acto sexual. 

Pablo tiene una Parafilia llamada Exhibicionismo, donde hay una necesidad repetida de obtener placer exponiéndose sexualmente a personas extrañas sin sus consentimientos. 

Otras formas de Parafilia son: el Sadomasoquismo (cuando la satisfacción erótica adviene de la práctica de malos tratos físicos y/o morales infligidos al par sexual y a sí mismo), la Pedofilia (sexo con niños), el Voyeurismo (espiar personas extrañas desnudas o haciendo sexo sin que estas perciban), el Fetichismo (cuando el placer consiste en amar no una persona, pero una parte de ella o un objeto de su uso) el Frotteurismo (o Froterista) y el Fetichismo Travestí.
El tratamiento básico para estos problemas sexuales es la psicoterapia.  

Trastorno de Identidad de Género 

El trastorno de Identidad de Género caracterizase por la persona creer, o querer, ser del sexo opuesto, teniendo un sufrimiento y extrañeza muy grande con su propio sexo y con su papel social. Juan tiene este tipo de problema sexual. El tratamiento de este trastorno es el más difícil de realizar. Por veces estas personas cambian el sexo a través de una serie de cirugías plásticas reconstructivas. Es indispensable que la persona busque atendimiento psiquiátrico para, a través de la psicoterapia y apoyo, poder enfrentar las dificultades para asumir nueva identidad y lidiar con posibles frustraciones.

Bookmark and Share
Share →