SEXO, ANATOMIA Y FISIOLOGIA SEXUAL: ¿ CÓMO LA COSA FUNCIONA?

Claro que es necesario tener deseo para buscar un buen sexo, pero sin un buen funcionamiento de nuestro “aparato sexual”, no hay condiciones.

El primero paso es saber: ¿qué aparato es este?

Los órganos sexuales del hombre y de la mujer difieren un poco. Hasta ahí, no hay novedad.

Pero ellos son mucho más que el sistema genital, no sendo formado solamente por el pene y la vagina. El aparato sexual es un conjunto amplio de órganos que responden al estímulo sexual. Algunos están en el área genital, otros, afuera (intra y extragenital.)

  • En la mujer, los principales órganos del placer son el clítoris y la vagina.
  • Entretanto, en todo el cuerpo podremos encontrar zonas responsivas al deseo sexual:
  • Los senos (mamas), la propia piel, el ano, y el recto, y mismo los órganos internos como el útero, la uretra y la vejiga.

En el hombre, el pene, es la principal estrella. Entre tanto – y diferente de lo que la mayoría de las personas acredita – el no es el único “artista”. El escroto (“saco”, piel que recubre los testículos) y los testículos (“huevos” ) también hacen parte de este conjunto, tanto cuanto la piel, los pezones, el recto, el ano, la vejiga y la uretra.

El segundo paso es saber; ¿cómo funciona todo este engranaje?

En ambos sexos, hay dos importantes reacciones fisiológicas cuando iniciase el estímulo sexual: congestión vascular y la miotonia. La congestión vascular nada más es que el llenado de sangre dentro de los órganos. La miotonia es la contracción regular o en espasmos involuntarios que se observa en algunos tejidos musculares.

La acumulación de sangre en el pene es la principal responsable por la erección. En la mujer, la acumulación de sangre en el clítoris, en los pequeños labios y en el tercio inferior de la vagina, forma lo que denominamos de Plataforma del Orgasmo.

Un poco antes del clímax sexual, la tensión muscular y la congestión vascular alcanzan su auge, la miotonia aparece como espasmos. Entonces ocurre la tan esperada explosión del orgasmo, cuando hay liberación de toda esta tensión, trayendo un sentimiento de profundo deleite, de bienaventuranza. Una sustancia llamada endorfina es libera por el cerebro, siendo responsable por el placer y por aquel “sueñito” después del sexo.

¿Cómo ocurre la disfunción sexual?

Hay problemas sexuales cuando el aparato está con algún defecto o cuando los engranajes no consiguen trabajar bien. Algunas molestias pueden perjudicar la actividad sexual, como la Diabetes, que afecta los sistemas vascular y neurológico periféricos. El hombre puede tornarse impotente por los daños causados en el aparato sexual.

Cuando tenemos ansiedad, una sustancia llamada adrenalina se extiende por el cuerpo preparándonos para la lucha o para la fuga. La sangre, en este momento, dirigiese para los músculos esqueléticos, que son aquellos responsables por nuestros movimientos voluntarios. Los músculos de las piernas, por ejemplo.

En este cuadro, se hace difícil recanalizar la sangre para el aparato sexual, o evitar que la sangre acumulada huya de aquellos órganos. Y todo el aparato está intacto. El perjuicio está en el funcionamiento. Esto explica el porqué de aquellas fallas de erección o de dificultad de llegar a un orgasmo cuando se está nervioso.

 

Bookmark and Share
Share →