¿ Qué Ocurre en el Cuerpo?

Las fases del Ciclo de la Respuesta Sexual

En la década de 60 pesquisidores americanos, Masters y Johnson, montaran un laboratorio donde se podría pesquisar científicamente las modificaciones corporales durante el acto sexual humano. Contaban con el apoyo de muchas personas voluntarias que se disponían a tener actividad sexual en el laboratorio para monitorizarse por aparatos creados para detectar, por ejemplo, las alteraciones de color y calor de la vagina durante la auto-estimulación.

Estos pesquisidores llegaran a un padrón de respuesta sexual para hombres y mujeres, a los cuales dieran el nombre de Ciclo de la Respuesta Sexual Humana. Inicialmente, este ciclo era compuesto por 4 fases diferentes: Excitación, Plató, Orgasmo y Resolución. Más tarde, una psiquiatra llamada Helen S.Kaplan complementó este ciclo con una primera fase entes no mencionada por Masters y Johnson – El Deseo Sexual. Hoy en día, El Ciclo de la Respuesta Sexual Humana se compone de 3 fases: Deseo, Excitación y Orgasmo.  

Deseo

Esta es la Primera Fase Sexual, donde los instintos son estimulados y los apetitos crecen. El deseo, o la sensibilidad, es una experiencia subjetiva que incita la persona a buscar actividad sexual. En términos cerebrales, hay mensajes neurofisiológicas que motivan la busca por sexo. Estos señales neurológicos aún no fueran bien explicados, pero ya se habla en una especie de Centro de Deseo Sexual en el Cerebro, que seria constituido principalmente por una pequeña región denominada Claustro. En las mujeres, el olfato y principalmente el tacto, son bastante responsables por el aumento del deseo sexual.

EXCITACIÓN

La 2ª Fase del Ciclo Sexual ocurre cuando el cuerpo pasa a responder fisiológicamente frente a los estímulos que disparan el deseo sexual. O sea, la excitación es la respuesta del cuerpo al deseo. En la mujer, la excitación es demarcada por una secreción responsable por la lubricación vaginal. Dos alteraciones fisiológicas son las principales protagonistas en esta fase. La congestión vascular, que es el aumento de la cantidad de sangre superficial o profunda acumulada en algún órgano del aparato genital y extra genital femenino, y la miotonia que es creciente e involuntaria contracción de fibras musculares.

Pero la respuesta sexual femenina no aparece solamente en los genitales. Ella es una continuidad de todo el cuerpo frente a los estímulos. Aparece en los senos (mamas), con un pequeño aumento de su tamaño y con erección de las mamilas. Hay también el rubor sexual, cuado la piel queda más colorada. Y tanto la presión sanguínea cuanto la frecuencia cardíaca y respiratoria tienden a aumentar. Ocurren contracciones musculares próximo a los órganos genitales como el recto (región anal), la uretra y vejiga.

El aparato genital femenino propiamente dicho es constituido por órganos externos e internos, siendo ellos: el clítoris, los grandes y pequeños labios, la vagina y el útero. Todos estos órganos van a sufrir las mismas alteraciones fisiológicas de vaso-congestión y miotonia. Tanto el clítoris, cuanto los pequeños y grandes labios aumentan de tamaño quedando edematosos y colorados. Los grandes labios se retraen dejando la entrada de la vagina libre. El clítoris queda protegido por un prepucio (piel) y la vagina pasa a producir una secreción parecida con la saliva por un fenómeno semejante a trasudación (una especie de sudor de la pared vaginal, muchos, erróneamente, creen ser la eyaculación femenina.) Hay sensación de contracción muscular irregular de estos órganos internos.

ORGASMO

Esta es la última Fase del Ciclo de la Respuesta Sexual. El orgasmo, el éxtasis, el gozo o ápice de placer ocurre cuando hay liberación de toda la tensión sexual acumulada. La profunda vaso congestión del clítoris, pequeños y grandes labios y del tercio inferior de la vagina denominamos Plataforma del Orgasmo. Puede ocurrir una contracción muscular prolongada y espástica de 4 a 5 segundos en esta región antes de ocurrir la descarga del orgasmo. El orgasmo acontece: hay una explosión de contracciones rítmicas e involuntarias en la Plataforma del Orgasmo a una frecuencia de aproximadamente 12 veces, a cada 0,8 segundos. Lo interesante es que la mujer, luego enseguida, puede ser nuevamente estimulada y tener más que un orgasmo. Esta capacitad de orgasmos múltiplos de la mujer no es encontrada en los hombres, que necesitan de un tiempo, después de la eyaculación para iniciar otro ciclo de respuesta sexual (tiempo denominado Periodo Refractario)

Bookmark and Share
Share →