Nombres alternativos: Discinesia Apical Transitoria

Esto síndrome es de ocurrencia muy rara y afecta principalmente las mujeres de media edad. Tanto por el grupo de personas más afectadas, como por su nombre se podría suponer que estuviera más relacionado a cosas emocionales que a una enfermedad orgánica del corazón.

Esta enfermedad fue relatada por primera vez en Japón; actualmente ya existen relatos semejantes en los Estados Unidos y incluso en Brasil.

En este momento, el total de los casos relatados en a literatura médica no ultrapasa 200. Es probable que existan más personas afectadas pero que no fueran diagnosticadas por ser esto un síndrome, todavía, desconocido.

Las manifestaciones de la enfermedad son las manifestaciones de un infarto del miocardio que ocurre principalmente en mujeres de media edad; las alteraciones electrocardiográficas son las mismas de un infarto agudo del miocardio y las alteraciones de las enzimas comprueban la lesión del músculo cardíaco.

La evolución suele ser favorable y, generalmente, es de corta duración con la recuperación de las alteraciones registradas en el inicio de la enfermedad. Lo que llama la atención y lleva al diagnóstico, son los estudios hemodinámicos de estos corazones.

Las arterias coronarias acostumbran ser prácticamente normales y la ventrículografia muestra un corazón con una punta dilatada, inactiva y el restante del corazón continua se contrayendo normalmente durante la sístole ventricular.

Esta parte, que se contrae de manera normal, y la parte que no sufre la contracción sistólica esperada genera la imagen que sugiere haber una parte normal y otra anormal.

Es como si una parte del ventrículo funcionara normalmente y la otra no, causando la impresión de un corazón partido. El síndrome del corazón partido es una enfermedad de buena prognosis, pues la evolución de estos infartos acostumbra ser rápida y favorable, no deja secuelas mayores.

De un modo general, ocurre la recuperación total de los pacientes en pocos días, a pesar de las manifestaciones iniciales alarmantes.

Lo que más llama la atención en esto síndrome es que la mayoría de los casos, más de 95%, ocurre en mujeres de media edad

 

Share →