EDEMA PULMONAR AGUDO 

El edema pulmonar agudo es una condición clínica severa, asociada a gran sufrimiento, con una sensación de muerte inminente, que requiere atención médica inmediata. 

Causas del edema pulmonar agudo

Infarto del miocardio – la causa más común. Disfunción del músculo cardiaco. Desórdenes en las válvulas, aórtica o pulmonar. Sobrecarga fluida en infantes o en pacientes que reciben líquidos en exceso por vía intravenosa.

El corazón se divide en cuatro cámaras (compartimientos) un atrio y un ventrículo a la derecha, responsables por la entrada de la sangre en el corazón. Un atrio y un ventrículo a la izquierda, responsables por la circulación de la sangre en el corazón y por todo el cuerpo. En la insuficiencia cardiaca izquierda hay acúmulo de la sangre en las venas y capilares pulmonares hasta ocurrir salida de líquidos para los alvéolos (espacios aéreos de los pulmones.) Esto torna el pulmón menos elástico y con una superficie de contacto más pequeña entre los gases inhalados y la sangre.

Prevención del edema pulmonar agudo.

En la mayoría de los casos, no es posible prevenir el edema agudo. Los riesgos se pueden disminuir por el tratamiento pronto y adecuado de los desórdenes que pueden conducir al edema agudo.

Síntomas del edema agudo:

Respiración corta, dificultad respiratoria severa. Falta de aliento. Respiración estertorosa, se puede oír los crujidos en el pulmón. Ortopnea (disnea que impulsa el paciente a incorporarse y no lo permite acostarse. Aleteo nasal (eventual.) Esputo sanguinolento y espumoso (eventual.) Una radiografía de tórax puede demostrar la acumulación de líquidos en el pulmón.

Tratamiento

El edema pulmonar agudo es una emergencia médica y requiere tratamiento inmediato, transferencia a un servicio de emergencia o unidad de emergencia de un hospital

Bookmark and Share
Tagged with →  
Share →